Un águila casi caza a un niño en un parque de Montreal (vídeo)
Actualización: el vídeo era un fake (era falso), como explican aquí los estudiantes de animación en 3D que lo hicieron.

Si vivís en una ciudad, quizá habréis observado que las palomas ya no se asustan de los seres humanos y tampoco de sus vehículos. Pasean tan campantes por las aceras sin molestarse en echarse a volar cuando una persona pasa cerca. Supongo que evolutivamente se han acostumbrado a la presencia humana y han aprendido que, por norma general, los seres humanos las ignoran (como mucho, algún niño corre detrás de ellas sin mala intención).

El resto de los animales, de ciudad o de campo, temen al ser humano, recelan, con razón, del mayor depredador del planeta. A menudo se considera a los grandes animales salvajes como un peligro para las personas, pero, en realidad, ocurre lo contrario y, en realidad, la primera opción del animal es alejarse del hombre. Sin embargo, en un parque de Montreal no se ha cumplido la regla y un niño pequeño se ha dado un buen susto.

El suceso ocurrió en el Mont Royal Park, un bosque situado en una colina a menos de un kilómetro y medio del centro de Montreal. Es el típico lugar rodeado de naturaleza donde los habitantes de la ciudad encuentran un respiro cercano el estrés de la ciudad.

En una de estas excursiones tan habituales entre los habitantes de Montreal, una familia se llevó un susto que recordarán toda su vida. Y, además, con la curiosidad que justo en ese momento había una persona grabándolo todo. Y es que la lucha salvaje por la supervivencia puede tocar al ser humano.

Todo quedó en un gran susto sin consecuencias

En el vídeo se puede ver a una gran águila real volando sobre las cabezas de los excursionistas. Hasta aquí, nada fuera de lo común. Pero, de repente, el águila cae en picado y agarra a un niño pequeño que estaba tranquilamente sentado en la hierba. Sus padres estaban a unos pocos metros. Por suerte, el ave soltó al niño, quizá porque era demasiado peso para su fuerza o quizá porque el abrigo del niño se escurrió entre sus garras.

Aquí podéis ver la secuencia: