Un bosque contaminado con radiación tras 40 años