Un delfín podría llevar la antorcha olímpica en Sochi