Un hongo ataca a los fresnos en el Reino Unido y ha acabado con casi todos los de Dinamarca