Un hospital inspirado en un “árbol vivo”