Un niño enfermo supera sus miedos gracias a un perro de tres patas que se convierte en su mejor amigo