Un pez apellidado Obama y otros políticos de EEUU homenajeados por su labor ambiental
Un grupo de biólogos ha descubierto cinco nuevas especies de peces en los ecosistemas fluviales de agua dulce en el este de Estados Unidos y los han nombrado con los nombres de cuatro presidentes de Estados Unidos y un vicepresidente: Theodore Roosevelt, Jimmy Carter, Bill Clinton, Al Gore y Barack Obama. Es un homenaje a los políticos que se han preocupado por el medio ambiente.

El actual presidente, Obama, es uno de los cuatro presidentes elegidos. Las especies pertenecen a pequeños ejemplares de la familia de la perca. Todos los presidentes y el vicepresidente (Gore) menos uno (Theodore Roosevelt) son Demócratas.

La nueva especie, Etheostoma Obama, reúne una gran cantidad de color en unas reducidas dimensiones. Los machos pueden alcanzar sólo los 50 milímetros de longitud. Viven en ríos de agua dulce y con movimiento rápido y en arroyos. Demuestra una gran habilidad para moverse entre las rocas y otros obstáculos. La mayor parte de la especie viven en los arroyos del norte de Alabama y el este de Tennessee. Curiosamente, no son estados tradicionalmente Demócratas.

Etheostoma Obama es un pez moteado relativamente flaco de colores naranja y azul, con una brillante aleta en forma de abanico. Tiene vistosas rayas de color naranja.

Los científicos que descubrieron el ejemplar comentaron que eligieron al presidente Barak Obama por su liderazgo en temas medioambientales, en particular, por su apoyo decidido a la energía limpia y, en general, a la protección del medio ambiente. Ha sido, aseguran, uno de los primeros líderes en tratar de una forma seria y rigurosa la conservación y protección del medio ambiente desde una visión global.

Al Gore y su cruzada climática

Los otros presidentes homenajeados, así como el exvicepresidente Al Gore, también destacaron por su respeto al medio ambiente. Teddy Roosevelt protegió grandes extensiones de desierto declarándolas parques nacionales, Jimmy Carter realizó una correcta política energética y, tras dejar la presidencia, se dedicó a labores humanitarias, Bill Clinton apoyó la conservación de la vida salvaje, y Al Gore, quizá el más conocido por su faceta ecologista, trabaja para frenar el cambio climático y, además, creció en Tennessee, como una de las especies descubiertas.