Una ballena de más de 9 metros varada en Nueva York
Las playas de Nueva York han recibido una inesperada visitante, una ballena de nueve metros. La enorme ballena apareció varada en una playa del sudeste de la ciudad. Los expertos tratan de salvarle la vida. Policías y bomberos llegaron a la playa de Rockaways, en Queens, y echaron agua sobre el animal, tratando de mantenerlo con vida hasta que llegaran expertos en vida marina que supieran qué hacer.

Expertos de la Riverhead Foundation de Preservación e Investigación de la Vida Marina de Long Island llegaron pasado el mediodía y analizaron la condiciones físicas de la ballena y sus posibilidades de supervivencia.

Mendy Garron, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA, por sus siglas en inglés), explicó que cada año hay un par de grandes ballenas que acaban varadas en las playas de Nueva York. En ocasiones, se debe a la edad avanzada del animal o a que sufre alguna enfermedad. En tal caso, hay poco que hacer.

Pero, en otras ocasiones, llegan animales aturdidos o heridos por el choque contra un barco. El problema es que no es fácil ayudar a un animal de tales dimensiones. Si no es posible salvarlos, se opta por sacrificarlos. Según estudios de la Riverhead Foundation, 25 especies de ballenas y delfines han sido avistados en la zona.

Esperando a que suba la marea

La ballena fue encontrada con la mitad de su cuerpo fuera del agua, en la arena, según el Departamento de Policía de New York. La ballena estaba viva, aunque parecía herida.

Los biólogos de la Fundación Riverhead aseguraron que el mamífero era un macho de ballena aleta, la segunda especie más grande entre todas las ballenas. Tenía un aspecto demacrado y podría llevar enferma durante un tiempo. Decidieron esperar a que la marea subiera para que la ballena volviera al mar por sus propios medios.

Si muere, la NOAA realizará una autopsia para determinar si realmente estaba enferma.