Una chimpancé que lleva viviendo 21 años en una jaula particular
Un chimpancé lleva viviendo en un domicilio particular 21 años. Así lo ha denunciado el grupo por la defensa de los animales Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España). El primate se encuentra, según la organización, en una situación extrema y en mal estado de salud. Su vida podría estar en peligro. Y la de personas que estén cerca, si se escapa.

El animal, llamado Montse, corre el peligro de escaparse de la jaula, lo que podría ser una desgracia. Es bastante probable que sufra graves problemas psicológicos, ya que, hace meses que sufre estrés por llevar muchos años encerrado. La dueña de esta chimpancé se puso voluntariamente en contacto con la organización Gran Simio para pedir ayuda por el estado en que se encontraba Montse.

Los responsables de la asociación informaron al Seprona, institución que mandó expertos al domicilio, levantaron acta de intervención (no tenía la documentación en regla) y se notificó de modo urgente a las autoridades aduaneras de la situación y el peligro en que se encontraba la chimpancé.

La dueña ha convivido con la chimpancé durante 21 años, desde que era un bebé. Según la organización Gran Simio ha colaborado con ellos de forma voluntaria y responsable por comprender que la situación es grave.

Hace unas semanas, la chimpancé se escapó de la jaula. Por suerte, pudieron retenerla en la casa hasta que llegó un veterinario y la calmó con un tranquilizante. Desde entonces, da golpes a los barrotes de las jaulas, intenta salir, no para de chillar y se ha autolesionado.

Según la asociación, hace una semana que las autoridades conocen la situación, pero aún no han hecho nada. Sólo hay que llevar a la chimpancé a un lugar más adecuado, donde pueda estar con otros ejemplares de su misma especie. Así se resolverían sus problemas de ansiedad y estrés.

La dueña ha llamado a centros, zoológicos y autoridades, pero nadie le ofrece una solución. Se ha ofrecido a realizar el transporte de la chimpancé. Las instalaciones donde se encuentra ahora Montse no son adecuadas a su enorme corpulencia. Un zoológico de Sevilla estaría dispuesto a acoger a Montse.