Una ciudad funcionará gracias a las cáscaras de pistacho