Una cría huérfana de wombat vive feliz con dos ositos de peluche en un refugio