Una impresora escupe celdas solares cada dos segundos