Una rata por cada seis habitantes (la plaga es el ser humano)