Una sola persona logra regenerar un bosque en la India tras 30 años cuidándolo
Hace poco más de 30 años, cuando era un adolescente, Jadav “Molai” Payeng comenzó a plantar semillas cerca del lugar donde nació, en la región de Assam, en el norte de la India. Quería crear un refugio para la fauna. Ha dedicado a ello buena parte de su vida, creando un ecosistema de bosque nuevo. En la actualidad, el lugar se compone de 1.360 hectáreas de selva que el bueno de Payeng ha plantado y cuidado sin ayuda de nadie más.

Todo comenzó en 1979. Aquel año, las inundaciones arrasaron buena parte de la tierra con avalanchas de lodos. Cuando las aguas se retiraron, Payeng, que tenía 16 años por entonces, encontró el lugar lleno de serpientes y otros reptiles muertos. En ese momento decidió poner en marcha su plan de regeneración del espacio natural.

Las serpientes, sin los árboles, no podían sobrevivir. Payeng se puso en contacto con el departamento forestal para saber si iban a reforestar la zona. Le dijeron que sería perder el tiempo, que nada crecería allí. Le dijeron que quizá el bambú, por si él quería probar. Pero nadie le quiso ayudar. Estaba solo, cuenta ahora, con 47 años.

Años de dedicación han logrado que la naturaleza de la región se regenere y haya brotado una selva, en cierto modo, artificial. Pero la naturaleza se adapta y, tras unos años, se ha llegado a un equilibrio ecológico. Primero acudieron las hormigas, que reforzaron la armonía natural de la zona, y, después, otros animales. El bosque se llama Molai y ya sirve como refugio a aves, ciervos, rinocerontes, tigres y elefantes, algunos en peligro de extinción precisamente por la pérdida de hábitat.

Un héroe que no ha sido reconocido

Una sola persona logra regenerar un bosque en la India tras 30 años cuidándolo
Los funcionarios forestales de la región no se fijaron en el nuevo bosque hasta 2008. Desde entonces, han reconocido la labor de Payeng, un esfuerzos de toda una vida. Algunos comentan que, en otros países, un trabajo así, desarrollado durante 30 años, habrían convertido a Payeng en un héroe.