Una tortuga vuelve a nadar gracias a una prótesis inspirada en un avión de combate