Vigilar a los tiburones blancos desde el móvil
Los tiburones son unos animales fascinantes. Algunas especies, por desgracia, están en peligro de extinción. Para conservarlos, es de gran ayuda el seguimiento de las poblaciones. A partir de ahora, tanto científicos como curiosos podrán seguir, en tiempo real y desde sus móviles, la posición de tiburones blancos en el Pacífico.

Se ha creado una aplicación para iPhone desarrollada como parte de un ambicioso proyecto de seguimiento de especies marinas. La doctora Barbara Block, profesora de Ciencias Marinas de la Universidad de Stanford (California) y principal responsable del proyecto, ha comentado: “es como tener un tiburón en tu bolsillo todo el tiempo”.

Hablamos de la aplicación Shark Net, que no sólo sirve para monitorizar la presencia de tiburones para fines científicos, también será de gran ayuda para que los bañistas no sufran ataques de estos terribles depredadores marinos.

Brock explicó que el proyecto se inició como parte del Censo de la Vida Marina (CVM), un programa en el que participaron miles de científicos de todo el mundo entre 2000 y 2010 para catalogar la vida que existe en los mares del planeta. Brock es la responsable del proyecto Tagging of Pacific Predators (TOPP, etiquetando a los predadores del Pacífico). Han colocado marcadores acústicos a los grandes tiburones de modo que se pueden seguir sus movimientos gracias a unos sensores que se han colocado en boyas.

El proyecto ha permitido descubrir la existencia de “puntos de encuentro” en el Pacífico, frente a las costas de Canadá y Estados Unidos, donde se concentran múltiples especies, desde tiburones blancos hasta ballenas, pasando por atunes o albatros. Brock calificó esa zona del Pacífico como un “Serengueti azul”, una región con una enrome riqueza y biodiversidad en su ecosistema.

Con los datos proporcionados por TOPP, Brock y su equipo descubrieron que los tiburones blancos tienen el instinto de volver a su lugar de origen tan agudizado como el de los salmones, que regresan con precisión a los ríos en que fueron desovados tras recorrer miles de kilómetros en el mar. Tras recorrer miles de kilómetros siempre encuentran el camino de vuelta a esos “puntos de encuentro”.

Los tiburones migran periódicamente desde las islas Hawai a un lugar a medio camino entre Hawai y la costa del Pacífico norteamericana. Hacia finales del verano se desplazan a los “puntos de encuentro” frente a la costa norteamericana.

Gracias a los marcadores acústicos, durante los últimos diez años, Brock y su equipo han localizado en el mapa esos “puntos de encuentro” donde los tiburones blancos se alimentan de focas y leones marinos.

Por otra parte, con la ayuda de la empresa Liquid Robotics, Brock ha empezado a colocar en el Pacífico tablas de surf controladas a distancia que recorren el océano para recoger las señales de los marcadores acústicos instalados en los tiburones.