Vitoria, cómo convertirse en la Capital Verde europea