WWF/Adena es muy pesimista ante el futuro del planeta