Zac Efron posa trajeado con animales en peligro de extinción: ¿marketing o compromiso?
Parece que los niños que se hacen famosos de la mano de la factoría Disney necesitan cortar de raíz con su inevitable imagen mediática infantilona cuando empiezan a soplar velas, y el caso de Zac Efron es un claro ejemplo de ello.

Si ya fue sonado el caso de Miley Cyrus con su personaje de Hannah Montana, del que sigue sin saber cómo escapar, el de Zac Efron también promete extrañas maniobras de cambio de imagen, sin ir más lejos, la que acaba de realizar con su posado para la revista norteamericana BlackBook, en la que aparece con distintos tipos de animales en peligro de extinción.

No sabemos si la idea vino por confundir a los animales con dibujitos animados, es decir, personificándolos, o si no hubo nada de eso, y la cosa se explica por un hondo respeto hacia ellos, pero lo cierto es que el amigo Zac se ha marcado un reportaje fotográfico impactante.

Zac y una variopinta compañía, por lo tanto, protagonizan el último número de la revista. Ha posado impoluto, luciendo trajes de distintos colores, con gemelos y corbata, en plan gentelman madurito. Eso sí, delante de él, a su lado o, por ejemplo, sobre su hombro, como si con él no fuera la cosa, aparecian un lince, un erizo, un búho y un sinfín de animalitos.

Eso sí, en un alarde de cercanía inverosímil también intentaba interactuar con algunos de los animales, por ejemplo sujetando en lo alto y mirándole a los ojos a una serpiente o abrazando a un zorro de lo más modoso.

A la selva con corbata

Quizás quiso salvarse la falta de pericia y autenticidad de Zac con el atuendo, porque, lógicamente, a nadie se le ocurre ir a la selva con corbata y mocasines, intentando disfrazar de originalidad lo que en realidad es un marketing puro y duro. O quizás no, quizás no se pretendía marcar una distancia que en realidad era inexperiencia, y ésta no sea siquiera una cuestión relevante, sólo puramente anecdótica.

Podría ser que las fotografías sean una manera de romper una lanza en favor de la protección de los animales en peligro de extinción. Se tomaron en el Wildlife Learning Center en Los Angeles y tras la sesión uno de los fundadores del centro dijo que Zac fue muy respetuoso con los animales, que estuvo relajado y tranquilo.

Zac Efron posa trajeado con animales en peligro de extinción: ¿marketing o compromiso?
Por su parte, al finalizar el reportaje, el actor dijo en su Twitter: “He hecho un nuevo amigo (Rich, el halcón de cola roja) en la sesión para BlackBook. Gracias al Wildlife Learning Center por proporcionarnos un escenario tan genial”.

¿Peloteo mutuo, cuestión de cortesía o simple naturalidad, sin dobleces? En fin, no creo que Zac Efron esté demasiado comprometido con la causa, echo de menos declaraciones más contundentes sobre un tema tan peliagudo, pero no puede negarse que su proyección mediática ayuda a difundir el complejo problema de la extinción de especies. Lo que sí tengo claro es que el ex niño Disney va a beneficiarse de tan salvaje e inesperado atrezzo para promocionar su nuevo proyecto cinematográfico, The Paperboy, con el que espera que empiece a considerársele un actor maduro.