Zambia prohibe la caza de leones y leopardos
Zambia ha prohibido la caza deportiva de leones y otros felinos en peligro de extinción, como los leopardos, porque, sencillamente, les hace perder dinero. Así, gracias al interés en promocionar el turismo que quiere ver a los animales en su hábitat, contemplarlos, disfrutarlos sin balazos de por medio, el gobierno del país ha decidido poner punto y final a los safaris de caza.

El objetivo es aumentar los beneficios turísticos, evitando que la inmensa mayoría de los turistas acaben por desaparecer si los animales también lo hicieran por pura y llana extinción, explicó la ministra de Turismo, Sylvia Masebo.

“Los turistas vienen a Zambia para ver a los leones y si perdemos esta especie perderemos nuestra industria turística”, espetó Masebo, añadiendo que es mucho mayor el dinero que dejan los turistas que sólo desean contemplarlos.

No habrá más safaris de caza

Zambia gana cerca de dos millones y medio de euros anuales por los safaris de caza de animales salvajes, una cifra que se estima ridícula en comparación con el precio que supone ir perdiendo la fauna.

¿Pero, y qué hay del sufrimiento que infringe la caza, de los derechos de los animales? Poco o nada, por lo que parece. Desgraciadamente, prima lo crematístico, si bien hay que agradecer el resultado de la medida, que preservará sus vidas.

No se tienen contabilizados los leopardos que actualmente hay en el país, si bien se sabe que los leones rondan no superan los 4.500, una cifra importante de cara a su futura conservación, sobre todo si tenemos en cuenta que en todo el continente hay alrededor de 20.000.

Zambia prohibe la caza de leones y leopardos
Con esta medida, Zambia emula a Botsuana, que ha prohibido la caza deportiva a partir del 2014. Sabia decisión, este cambio de modelo turístico. Sin duda, es un brindis a la vida, aunque éste se haga con el champagne más caro, es decir, sin que los animales importen, realmente.