Zoo acusado hacer barbacoas con sus propios animales
De ser ciertas las graves acusaciones, en este zoo sueco estarían llenándose los bolsillos y también el estómago con sus propios animales. En concreto, sus jefes han sido acusados de hacer barbacoas con un par de ñus, y anteriormente recibieron denuncias por pagar salarios con donativos destinados a salvar especies en extinción.

La versión del zoo es que los ñus tuvieron que sacrificarse por su comportamiento violento, una medida que, a mi modesto entender, también es muy discutible. En todo caso, niegan que su carne se haya utilizado para comer en una fiesta privada del personal.

Muy otra es la versión de un trabajador del zoológico, que dijo haber presenciado cómo varios compañeros mataban a los dos ñus, si bien desconocía su uso para la barbacoa que se celebró inmediatamente después.

Un sabor sospechoso

Al comerla no notó nada raro, pero ahora, al recordarlo, sí se lo parece: “Nos pareció que la carne estaba bien, pero echando la vista atrás se siente algo extraño”, comenta junto a otro de los trabajadores que también asistió a la barbacoa.

El máximo responsable del zoo, Torbjorn Bergvall, niega que los ñus acabaran asados a la parrilla y achaca las acusaciones a un intento de desprestigiar el centro, situado en la ciudad de Eskilstuna, al oeste de Estocolmo.

Zoo acusado hacer barbacoas con sus propios animales
Sin embargo, no tiene reparo en reconocer que se los cargaron por poco menos que tener mal carácter y no poder aislarlos: “Estos ñus fueron eliminados por mostrarse agresivos con otros animales en el parque. No teníamos espacio para todos”, dijo.

Como hemos mencionado, el zoológico soporta otra acusación que no lo deja en mejor lugar. Sea o no cierto, algo huele a chamusquina si consideramos que también fue acusado de utilizar donaciones de visitantes y particulares para engrosar nóminas.