Cambio climático: ¿Qué causa el efecto invernadero?
Partamos de un hecho: la estabilidad climática es un requisito imprescindible para que la vida en la Tierra pueda seguir su curso. No suficiente, como es bien sabido, puesto que el ser humano hace de las suyas a la hora de extinguir especies y, en general, trastocar ecosistemas de un modo realmente destructivo a nivel global e inédito en la historia de la humanidad.

Al margen de que la misma Naturaleza también provoque cambios que puedan perjudicar los distintos elementos del medio ambiente, lo cierto es que la actividad humana resulta especialmente nefasta a corto plazo.

Un buen ejemplo es el tan traído y llevado cambio climático, un fenómeno climático que se explica a partir del denominado efecto invernadero, descubierto en 1824 por el matemático y físico francés Joseph Fourier, siendo el primero en utilizar la analogía del invernadero.

¿Qué es el efecto invernadero?

Antes de abordar las causas del efecto invernadero, veamos de qué se trata. Como concepto, el efecto invernadero alude a un fenómeno natural que se produce como resultado de la cadena de la luz solar.

Cambio climático: ¿Qué causa el efecto invernadero?
Aunque nos choque, los gases de efecto invernadero (distintos gases como el dióxido de carbono, el metano o el dióxido de nitrógeno) son fundamentales para nuestra supervivencia. En muy pequeñas cantidades, así es, puesto la luz solar que llega a la Tierra refleja parte de esa en las nubes y el resto llega al suelo, donde resulta vital para que las plantas se desarrollen, por ejemplo.

Hay una parte de esa energía que se devuelve al espacio en forma de energía infrarroja, absorbiéndola los gases de efecto invernadero para así calentar la Tierra, con lo que las temperaturas habitables en buena parte las debemos a ello.

Para hacernos una idea de lo que significa su existencia, tengamos en cuenta que de no existir el efecto invernadero la Tierra tendría una temperatura media de -18 grados centígrados.
Seguir leyendo

Aves en peligro de extinción
Numerosas especies de aves podrían extinguirse muy pronto si no se toman medidas eficaces para salvarlas. Según datos de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), de las más de once mil especies de aves censadas en todo el mundo, el 13 por ciento están amenazadas.

Estos y otros datos no menos inquietantes fueron dados a conocer con motivo de la Cumbre Global sobre la Biodiversidad COP 13, celebrada en México en diciembre del 2016. Difundidos a través de BirdLife Internacional, una asociación de referencia mundial en avifauna.

Casi 1.500 especies de aves en peligro

Los datos constituyen la última actualización de la Lista Roja de la IUCN, con lo que se ha realizado una reevaluación de todas las especies de aves gracias a una revisión taxonómica compilada por BirdLife International, en colaboración con Aves del Mundo, concluyendo que el número de especies de aves evaluadas ha llegado a un total de 11.121.

Por lo tanto, el futuro de más de mil especies peligra de forma preocupante, concretamente 1.460. De ellas, 787 están en estado vulnerable, 448 en peligro y 225 en estado crítico, siempre según las categorías de la Lista Roja.

Aves en peligro de extinción
La actualización de datos ha traído también algunos cambios en la consideración de algunas especies. Especies como el camachuelo de las Azores, el turpial de Montserrat o el anteojitos de Seychelles han mejorado su situación, pasando de estado crítico a vulnerable en los dos primeros casos y de “en peligro” a un estado vulnerable en el último.

Otros no han tenido esta suerte. Muy al contrario, han visto su situación empeorar, como ha ocurrido con el loro gris o yaco o el bulbul cabeciamarillo, que han pasado del estado vulnerable estar en peligro de extinción, entre otros.

El problema no solo se centra en las aves censadas, lógicamente, pues muchas especies que se encuentran contra las cuerdas no están ni siquiera descubiertas. A su vez, no olvidemos que las aves son un termómetro ambiental muy valioso, que nos habla sobre la salud del entorno.
Seguir leyendo

Impacto ambiental del aumento de las temperaturas
El impacto ambiental del aumento de las temperaturas por el avance del cambio climático es, sin duda, uno de los grandes misterios que la ciencia está intentando dilucidar. Si bien se saben cuáles serán las consecuencias generales, el desafío se encuentra en conocer cuándo se producirá y de qué modo concreto afectará a unas u otras regiones.

Igualmente, la meta está en poder pronosticar de qué modo el caos provocado por el cambio climático provocará reacciones a distintos niveles, muchas de ellas en cadena, asociadas de forma directa o indirecta. Son muchos los interrogantes, en suma, que todavía necesitan respuesta, pero también es posible determinar, grosso modo, cuál será el impacto ambiental que se espera. Será en estas conclusiones generales en las que nos centraremos.

Un aumento de 4 grados para 2100

Si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen al ritmo actual, el escenario es muy pesimista. Sin embargo, también es cierto que los científicos trabajan con modelos determinados, en función de los cuales obtienen unas conclusiones determinadas. Por lo tanto, no puede afirmarse que a finales de siglo se alcanzarán unas determinadas temperaturas como pronóstico inamovible.

La razón es sencilla: en caso de que las condiciones contempladas en el modelo o patrón empleados para realizar la investigación variasen de forma significativa por cualquier motivo (como una menor emisión de gases de efecto invernadero por un cambio de modelo energético o, por ejemplo, por el descubrimiento de nuevas tecnologías, etc.) su confiabilidad sería menor, lógicamente.
Seguir leyendo

La sexta extinción masiva es peor de lo pensado
A los lectores de este blog y, en general, a todo aquel interesado en las noticias ambientales, no les viene de nuevas que la Tierra esté iniciando su sexta gran extinción, si bien la ciencia va afinando en sus estudios y sus conclusiones no son tranquilizadoras, precisamente.

Son esos nuevos hallazgos los que aportan más conocimiento acerca de esta “aniquilación biológica”, tal como la define un nuevo estudio que sigue haciendo luz al respecto. Una expresión muy apocalíptica, pero ajustada en realidad a un hecho como el que nos ocupa: la sexta extinción en masa en la que está entrando la Tierra, tal y como lleva advirtiendo la ciencia desde hace años.

¿Pero, qué significa tal cosa? Justo lo que parece, la entrada en una era en la que las especies están desapareciendo a un ritmo vertiginoso. En concreto, las tres cuartas partes de todas las especies quedarán borradas de la faz de la Tierra en tan sólo unos pocos siglos.

Sin embargo aterrador esta noción puede ser, nada se compara con un hallazgo reciente (goo.gl/ZGeQmH), publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, que pinta un cuadro completo de la “aniquilación biológica.”
La sexta extinción masiva es peor de lo pensado
Durante años, los científicos han advertido de que la Tierra está entrando en su sexta extinción en masa, una era en la que las tres cuartas partes de todas las especies mueren dentro de sólo unos pocos siglos.
Seguir leyendo

¿Por qué los incendios forestales son ahora más devastadores? Incendios forestales más frecuentes, de mayor virulencia, cercanos a zonas donde hay viviendas y consecuencia de distintos factores, como el cambio climático, una caótica urbanización y un entorno natural abandonado. Así son, a grandes rasgos, los incendios de nueva generación, un peligroso fenómeno que está destruyendo nuestro entorno.

El cambio climático, la falta de ordenación del territorio y el abandono del monte por la galopante urbanización, así como por la falta de políticas sostenibles aumentan el riesgo de grandes y devastadores incendios.

Un ejemplo es, sin ir más lejos, el acontecido hace alrededor de dos semanas en el entorno de Doñana o el sufrido poco antes en Portugal, concretamente en Pedrógrão Grande, a raíz de los cuales Greenpeace y otras asociaciones demandan una respuesta adaptada a las necesidades que plantean este tipo de incendios.

Lo hacen por enésima vez, es cierto, pero tras producirse ambos no han dejado pasar la ocasión para poner sobre la mesa sus peticiones. “Es necesario un cambio de paradigma en la lucha contra los incendios”, reclama Greenpeace en el comunicado de prensa difundido con tal fin.

¿Por qué los incendios forestales son ahora más devastadores?
Su demanda obedece, como hemos apuntado, a la necesidad de “una respuesta coordinada y global” ante lo que denominan “la nueva generación de incendios forestales”, abogando por una mayor concienciación acerca de sus particularidades.

“Urge entender y comunicar los incendios desde su complejidad, evitar simplificaciones y obligar a que se asuman responsabilidades”, apuntan. ¿Pero, a qué tipo de incendio se refieren?

Así son los incendios de nueva generación

Las características distintivas de los incendios de nueva generación son consecuencia del contexto en el que se producen. Retomando las pequeñas pinceladas realizadas al inicio, el cambio climático y las sequías aparejadas al mismo se suman al abandono del monte, así como la proliferación de edificaciones en zonas de riesgo.
Seguir leyendo

Corea del Sur tendrá la mayor planta solar flotante giratoria del mundo
Corea del Sur va a ser conocido muy pronto como el país que cuenta con la mayor planta solar flotante giratoria que existe. Con ella impulsará la generación de energía renovable en el país, en respuesta a la promesa electoral de su nuevo presidente, Moon Jae-In, candidato del Partido Democrático.

El liberal llega al poder cargado de promesas. Su imagen de activista amable y comprometido con los derechos civiles ha creado grandes expectativas frente a los diez años de gobiernos conservadores, salpicados por la corrupción.

Entre otras promesas, Moon ha prometido subir salarios y crear casi un millón de empleos públicos, además de comprometerse a potenciar las pymes frente a los grandes conglomerados y, entrando en el tema que nos ocupa, fomentar la energía renovable.

Entre otros aspectos, el nuevo presidente prometió abordar la grave contaminación atmosférica de las ciudades, así como un apagón nuclear como respuesta la ansiedad ciudadana que existe al respecto desde el accidente nipón de Fukushima acontecido en 2011.

Y no es para menos, porque Corea del Sur tiene la friolera de 23 plantas nucleares, muchas de ellas muy viejas, con más de 20 años de edad. Tengamos en cuenta que la seguridad está muy relacionada con la antigüedad.

Corea del Sur tendrá la mayor planta solar flotante giratoria del mundo
Ahora, el nuevo presidente quiere conducir al país hacia una “era libre de energías nucleares”. Un guiño, por otra parte, al problema de la corrupción, puesto que la desconfianza en la energía nuclear aumentó por los escándalos de corrupción que involucraban a empresas de energía nuclear.

Plantas flotantes en todo el país

A poco más de dos meses de su elección, poco puede saberse sobre lo que cumplirá y en qué medida, si bien en esta última materia ya se ha puesto en marcha. Por lo pronto, el desarrollador de energía solar Solkiss planea construir una serie de plantas flotantes en todo el país con dicho objetivo.
Seguir leyendo

La energía oculta en el hielo, un grave peligro ambiental
Aunque sea bonito soñar, la energía del futuro podría no ser verde ni proceder de fuentes renovables. El adiós a los combustibles fósiles no significa que, necesariamente, vayamos a decir hasta nunca a otras alternativas no menos contaminantes. Un claro ejemplo es el hidrato de metano, una gran reserva de energía que se encuentra en las profundidades del océano.

Las necesidades energéticas acucian, y por mucho que las políticas verdes vayan avanzando de forma importante en muchos países, todavía se trata de un movimiento incipiente. En realidad, cruda y triste realidad, los combustibles fósiles son los reyes del mambo, y encontrar otras fuentes de energía baratas siempre es una tentación a la que sucumbir es tremendamente fácil.

El hielo inflamable o hidrato de metano es uno de los más firmes candidatos a tomar el relevo a los combustibles fósiles. O, tanto se da, a complementarlos mientras éstos sigan sin agotarse.

¿Qué es el hidrato de metano y dónde está?

El hidrato de metano tiene un aspecto similar al hielo. Se trata de un sólido cristalino constituido por moléculas de gas metano que se encuentran encerradas en una especie de una malla de moléculas de hielo.

El hidrato de metano adopta la forma de sólido cuando estamos a bajas temperaturas y hay presiones altas, justo unas condiciones relacionadas con el fondo marino en las áreas de permafrost. Será ante un cambio de presión y temperatura cuando los fragmentos de hidratos se derritan rápidamente, convirtiéndose en metano y agua.

La energía oculta en el hielo, un grave peligro ambiental
Por lo tanto, cuando se extraen los trozos de hielo del fondo marino éstos se inflaman si acercamos una llama. Con la particularidad de que el potencial energético es muy alto, ya que en la superficie se multiplica el volumen de gas obtenido.

Poder obtener grandes cantidades de energía no solo es posible por esta propiedad que multiplica la misma, sino también porque se estima que existen yacimientos enormes, incluso superiores a los de los combustibles fósiles.
Seguir leyendo

Los insecticidas matan a las abejas, insiste la ciencia
Los insecticidas son enemigos de las abejas y, por lo tanto, también del medio ambiente y de todos nosotros. Sin embargo, siguen utilizándose de forma masiva. Si ya vimos estudios que probaban la relación que había entre su uso y la mortalidad de abejas, nuevos estudios vienen a confirmar estas conclusiones.

Son estudios realizados en Europa y Canadá, concluyendo ambos que los efectos adversos de los insecticidas neonicotinoides. Sus resultados se han publicado en la revista Science, mientras la unión Europea decide si sigue manteniendo la prohibición de dichas sustancias.

Menos supervivencia y menos reinas

Estos estudios vienen a reafirmar lo que anteriores trabajos apuntaban: son unos pesticidas que convierten las flores y las plantas en general en venenosas para los insectos. Su efecto no es otro que amenazar la supervivencia de esta fauna esencial para el medio ambiente y la producción de alimentos.

Sobre todo, se observaron peores resultados, es decir, más bajas, en países donde se practica la agricultura basada en el modelo del monocultivo, como Reino Unido y Hungría. Por contra, en Alemania, donde existe más variedad de cultivos, tanto las colonias salvajes como las colmenas domesticadas tuvieron tasas de supervivencia mayores.

Se encontró que las abejas tenían menos probabilidades de sobrevivir al invierno y, por otra parte, que nacían menos reinas en las colonias silvestres. Igualmente, se señalan otros factores relacionados con el impacto de los neonicotinoides, como la combinación con fungicidas o la existencia de residuos de estos pesticidas en el agua o en el suelo, cuya permanencia puede prolongarse durante más de un año.

Los insecticidas matan a las abejas, insiste la ciencia
Son conclusiones que no recomiendan la exposición a estos tipos de pesticidas, ya que provocan importantes daños en las colonias, comprometiendo su supervivencia. Sin embargo, la valoración del estudio europeo por parte de Bayer y Sygenta, cofinanciadores del mismo, no ha sido positiva.

Habida cuenta de que ambas empresas venden neonicotinoides, no es extraño que así sea, si bien puede resultar raro que lo hayan financiado. Bien pensado, no lo es si tenemos en cuenta que se trata de un diseño y desarrollo independientes. Al respecto, consideran las conclusiones pobres y simplistas, hasta el punto de afirmar que no se puede considerar “concluyente”.

Seguir leyendo