Compartir

Piscinas ecológicas: cómo funcionan, ventajas e inconvenientes

Piscinas ecológicas: cómo funcionan, ventajas e inconvenientes

Una de las alternativas a las piscinas tradicionales son las piscinas ecológicas. Este tipo de instalación cumple con las mismas funciones que una piscina tradicional, pero con la diferencia de que no usan ningún tipo de producto químico en su mantenimiento. Todos los procesos que se realizan son naturales, lo que consigue evitar ciertos tipos de alergias, además del placer de saberse nadando en agua natural que no ha sido alterada químicamente. Esto, como es lógico, tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Si quieres saber un poco más sobre piscinas ecológicas, cómo funcionan, y cuáles son sus ventajas e inconvenientes, sigue leyendo Ecología Verde y te lo contamos.

Cómo se mantiene limpia una piscina ecológica

La principal característica de una piscina ecológica es la ausencia de elementos químicos en el agua que ayuden a mantenerla limpia. De este modo, se pueden encontrar piscinas ecológicas de muchas formas y tipologías, ya que lo único que las diferencia de las piscinas tradicionales es la ausencia de elementos químicos como el cloro. Sin embargo, estos elementos químicos tienen una función concreta, que es evitar la aparición de microorganismos que contaminarían el agua y harían que fuera imposible bañarse en esa agua sin riesgo de contagiarse de alguna enfermedad.

No obstante, existe una forma sencilla de evitar la aparición de estos microorganismos sin necesidad de usar productos químicos, que es a través de la presencia de plantas acuáticas. Las piscinas ecológicas, o piscinas naturales, tienen dos áreas diferenciadas. Por un lado, cuentan con una zona de baño, que es similar a la de cualquier piscina habitual. Por otro lado, además cuentan con un espacio de menor profundidad donde se ubican una serie de plantas de agua como son los juncos o los nenúfares. Estas plantas favorecen la regeneración del agua, lo que permite que no aparezcan bacterias o que se enturbie la piscina a pesar de no contar con productos químicos.

Por otro lado, se puede añadir una bomba eléctrica que ayude a hacer circular el agua entre la parte del baño y la de las plantas. De esta forma, se podrá estar seguro de que el proceso de limpieza del agua es todavía mejor, aunque se trata de algo opcional, ya que las plantas deberán ser suficiente para que la piscina se mantenga en buenas condiciones.

Piscinas ecológicas: cómo funcionan, ventajas e inconvenientes - Cómo se mantiene limpia una piscina ecológica

Ventajas de una piscina ecológica

Las ventajas de contar con una piscina ecológica son varias. Por un lado, hay que tener en cuenta que se trata de una piscina que resulta mucho menos agresiva con la piel humana. Al suprimir cualquier tipo de productos químicos en el agua, nos encontramos con un agua que no resulta dañina durante el baño, lo que implica que no se presenten reacciones alérgicas o dermatitis después del baño.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que una piscina ecológica será respetuosa con el medio ambiente. El agua que usa no contamina el ambiente, ni tampoco a los posibles animales que vengan a beber a ella, lo que suele ser muy común en el caso de las aves. Es decir, que se trata de una instalación que no supone un problema para el ecosistema colindante en el que se ubique.

Así mismo, no se puede pasar por alto que la experiencia de bañarse en una piscina ecológica resulta mucho más agradable que hacerlo en una tradicional. Esto se debe a varios factores, entre los que cabe mencionar tanto el hecho de no bañarse en contacto con productos químicos, como el hecho de hacerlo en un entorno natural y rodeado de vegetación.

Finalmente, otra de las ventajas que no se puede ignorar es que resulta mucho más económica de mantener, ya que no es necesario contar con una depuradora ni con una reposición continuada de los productos químicos necesarios en las piscinas tradicionales. Por el contrario, en el caso de las piscinas naturales bastará con mantener en buenas condiciones las plantas que se ocupan de la labor de la depuración del agua y realizar cada cierto tiempo una limpieza del fondo, igual que se haría en una piscina convencional.

Inconvenientes de contar con una piscina ecológica

No obstante, hay que tener en cuenta que una piscina ecológica también va a presentar una serie de inconvenientes o necesidades específicas que habrá que considerar si queremos disfrutar de una piscina natural en buenas condiciones. Lo primero que habrá que tener en cuenta es que requiere el cuidado y supervisión constante de las plantas depurativas. No podemos olvidar que la calidad del agua dependerá directamente de la salud de estas plantas, por lo que pasarán a formar una parte más del jardín, que tendrán que recibir atención y cuidados. No obstante, debido a que no será necesario regarlas, estos cuidados se van a centrar sobre todo en retirar las hojas muertas y controlar que las plantas no enfermen.

En segundo lugar, hay que tener en cuenta que una piscina ecológica requiere de dos espacios diferenciados:

  • El de baño.
  • El de las plantas.

Esto hace que necesitan más espacio que las piscinas tradicionales, ya que la parte de las plantas no servirá para baño, pero sí que se trata de un lugar que deberá extenderse en una proporción suficiente en relación a la zona de baño. En concreto, se considera que la zona de las plantas deberá ser por lo menos un tercio total de la superficie de la piscina.

Finalmente, el otro gran inconveniente que puede conllevar contar con una piscina natural es la presencia de mosquitos que acudan al agua. No obstante, estos mosquitos tienen a concentrarse en el área de las plantas, por lo que no suelen interactuar con las personas situadas en la zona de baño. Sin embargo, si se quieren evitar, una solución sencilla y ecológica pasará por permitir que algunas ranas se instalen en la propia piscina ecológica. Estos anfibios son depredadores naturales de los mosquitos, con lo que los mantendrán a raya y, además, aportarán una mayor riqueza biológica a nuestra piscina, que se habrá convertido en un ecosistema completo y perfectamente integrado con el entorno.

Piscinas ecológicas: cómo funcionan, ventajas e inconvenientes - Inconvenientes de contar con una piscina ecológica

Si deseas leer más artículos parecidos a Piscinas ecológicas: cómo funcionan, ventajas e inconvenientes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros ecología.

Escribir comentario sobre Piscinas ecológicas: cómo funcionan, ventajas e inconvenientes

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
JEAN FRANCO
De mucha ayuda para seleccionar mi tema de investigación con respecto a bioremediación.

Piscinas ecológicas: cómo funcionan, ventajas e inconvenientes
1 de 3
Piscinas ecológicas: cómo funcionan, ventajas e inconvenientes

Volver arriba