Compartir

Por qué el gas natural es una energía no renovable

 
Por Javier Sánchez, Biólogo. Actualizado: 23 octubre 2018
Por qué el gas natural es una energía no renovable

El gas natural es una energía que presenta muchos beneficios frente a otras como ser más limpia en cuanto a emisión de residuos, y resultar más eficiente, por tener una obtención más económica o más fácil de almacenar. Sin embargo, al contrario de lo que mucha gente piensa, el gas natural no es una energía renovable, sino un combustible fósil, como el carbón o el petróleo y, de hecho, las ventajas antes mencionadas las tiene sobre estos otros dos combustibles fósiles.

En este artículo de EcologíaVerde, analizamos por qué el gas natural es una energía no renovable.

También te puede interesar: Qué es el gas natural y para qué sirve

Qué es el gas natural

El gas natural se encuentra dentro de las energías o combustibles fósiles, al igual que el carbón o el petróleo. Se trata de una mezcla de distintos hidrocarburos, es decir, sus componentes principales son el carbono (C) y el hidrógeno (H2). Por lo tanto, el gas natural está constituido por gases que son extraídos de yacimientos fósiles. Estos yacimientos no son ilimitados, por lo que el gas natural es una energía no renovable.

El gas natural forma parte de las energías primarias, ya que se encuentra en la naturaleza sin necesidad de transformación, junto con la energía solar, el carbón o el petróleo. Esta fuente de energía se comenzó a usar en los años 60 como combustible. También se utiliza como materia prima en algunos procesos químicos.

Actualmente, el gas natural se produce en dos formas:

  • Gas licuado: es el tipo que se vuelve líquido. Está hecho con una mezcla de butano y propano. Esta forma de gas puede encontrarse en las bombonas de uso casero. Y se obtiene durante la extracción del petróleo o durante su refinado. Esta forma de obtención continúa siendo minoritaria.
  • Metano: se almacena en estado líquido a baja temperatura y alta presión, pero se transporta en estado gaseoso. Esta es la forma que se utiliza para los vehículos.

Conoce más sobre Qué son los combustibles fósiles y cómo se formaron en este otro artículo de EcologíaVerde.

Propiedades del gas natural

Esta mezcla de gases resulta más ligera que el agua, no presenta toxicidad, es incoloro e inodoro (en su origen). Su componente mayoritario es el metano (CH4), aunque también puede contener otros gases como el etano (C2H6), propano (C3H8) o el pentano (C5H12), aunque su composición cambia según su origen geográfico y geológico y está también asociada al dióxido de carbono, nitrógeno o helio, que se extrae durante el proceso industrial. Por ejemplo, en el yacimiento de Lacq (Francia), está asociado a compuestos sulfurados.

Para obtener la energía contenida en los enlaces hidrocarbonados de este gas, se somete a una reacción termodinámica de oxidación exotérmica, dando como resultado la producción de energía en forma de calor y energía química. El poder calorífico del gas natural depende de su composición, pero las cifras más elevadas están entre 8.500 y 10.200 kcal por m3.

Entre otras propiedades del gas natural, están la menor emisión de residuos y otras emisiones atmosféricas con respecto a las demás energías fósiles, y que su alta eficiencia para la obtención de electricidad en centrales térmicas, resulta más económica que otras fuentes o su fácil almacenaje comparado con el carbón o el petróleo.

Usos del gas natural en la actualidad

El tratamiento del gas natural en estado líquido, sus transformaciones, almacenamiento y transporte es la forma que más problemas plantea, además de requerir las mayores inversiones. Es por esto, que habitualmente en el mercado comercial, se prefiere usar el gas natural en su estado gaseoso. Entre los usos actuales del gas natural están:

  • Producción de electricidad: gracias al funcionamiento de turbinas de gas, vapor o de ciclo combinado. En países de la OCDE, el uso del gas natural para este fin está creciendo, ya que resulta mucho más limpio y barato que el uso de otras energías.
  • Combustible en transportes: se usa a elevadas presiones y resulta una energía más limpia y menos costosa.
  • Uso en el hogar: el gas natural sirve como energía para cocinar, calefacción o como método para calentar el agua. Como alternativa en calefacción, en EcologíaVerde te proponemos estos Tipos de calefacción ecológica, dejando de lado este combustible fósil.
  • Procesos industriales: en industrias textiles, de plásticos o acero. También el gas natural es materia prima para la obtención de abonos nitrogenados.
Por qué el gas natural es una energía no renovable - Usos del gas natural en la actualidad

Por qué el gas natural no es una fuente renovable

El gas natural es un combustible fósil que se ha formado durante millones de años en la tierra como resultado de una descomposición anaeróbica (sin oxígeno) de restos de organismos muertos enterrados bajo el fondo marino o en lagos. Este proceso sometió a estos materiales a elevadas presiones y temperaturas, lo que las fue alterando en su composición química. El gas natural es uno de los gases que se desprendieron durante esta descomposición y quedaron enterrados en grandes bolsas bajo tierra.

Del proceso de producción puede verse que es una fuente de energía no renovable, ya que nosotros obtenemos ese gas, que no puede ser renovado dentro de un tiempo relativamente normal o corto, sino que tardaría millones de años en volver a haber y no es seguro que pudiera formarse de nuevo debido a los niveles de oxígeno actuales en la Tierra.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué el gas natural es una energía no renovable, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Energías no renovables.

Escribir comentario sobre Por qué el gas natural es una energía no renovable

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué el gas natural es una energía no renovable
1 de 2
Por qué el gas natural es una energía no renovable

Volver arriba