Compartir

Cómo se forman los volcanes

 
Por Sandra Ropero Portillo, Ambientóloga. 14 septiembre 2020
Cómo se forman los volcanes

Los volcanes son estructuras geológicas por las que asciende magma procedente del interior de la Tierra. Estos suelen originarse en los límites de las placas tectónicas como consecuencia de su movimiento, aunque también existen los llamados puntos calientes, que son volcanes ubicados en lugares donde no hay movimientos entre placas.

Si quieres conocer más información sobre estas formaciones que conectan el centro de la Tierra con el exterior, tanto en la tierra como en el fondo marino, qué tipos de volcanes hay y saber por qué erupciona un volcán y cómo son las erupciones volcánicas, continúa leyendo este interesante artículo de EcologíaVerde en el que aclaramos cómo se forman los volcanes y mucho más.

También te puede interesar: Cómo se forman las perlas

Qué son los valcanes y cómo se forman

Es una abertura o ruptura en la corteza terrestre, por donde se expulsa magma o roca fundida en forma de lava, ceniza volcánica y gases del interior de la tierra a temperaturas elevadas.

Se suelen forman en el borde de las placas tectónicas y existen diferentes procesos para la formación de un volcán:

  • Volcanes de límites continentales: cuando se produce el proceso de subducción, es decir, una placa oceánica (más densa) subduce a una placa continental (más delgada). En este proceso el material subducido se funde formándose el magma que ascenderá por fisuras para ser expulsada al exterior.
  • Volcanes de dorsales oceánicas: aquellos que se forman cuando las placas tectónicas se separan y crean una abertura por la que emerge el magma generado en el manto superior, impulsado por corrientes de convención.
  • Volcanes de punto caliente: son aquellos generados por la existencia de plumas de magma ascendiente que atraviesa la corteza y se acumula en lechos oceánicos formando islas como las hawaianas.

De forma general, podemos decir que los volcanes pueden ser de distintos tipos según algunas características de su formación, como el lugar o el proceso exacto, pero que hay aspectos de la formación de los volcanes que son básicos en todos ellos. Así es cómo se forma un volcán:

  1. A temperaturas altamente elevadas se forma el magma en el interior del planeta.
  2. Sube a la parte superior de la corteza terrestre.
  3. Se produce su salida por las fisuras en la corteza terrestre y por el cráter principal en forma de erupción.
  4. Se acumulan los materiales piroclásticos en la superficie de la corteza terrestre que van formando el cono volcánico principal.

Para conocer más sobre la formación de los volcanes, te animamos a leer estos otros artículos de EcologíaVerde sobre Cuáles son las principales zonas sísmicas y volcánicas del mundo y Qué es el cinturón de Fuego del Pacífico.

Cómo se forman los volcanes - Qué son los valcanes y cómo se forman

Partes de un volcán

Un volcán está formado por diferentes partes:

  • Conducto circular o chimenea: conducto por el que asciende el magma hasta llegar al cráter.
  • Cráter: es una depresión de paredes empinadas que se sitúa en la cima del volcán. A través del cráter se emiten la lava, las cenizas y materiales piroclastos.
  • Caldera: es una depresión de gran tamaño que se forma cuando se produce una erupción, creándose una inestabilidad dentro del volcán por ausencia de soporte estructural y el suelo acaba colapsando hacia el interior. No todos los volcanes tienen caldera, y esta acaba siendo de mayor tamaño que el cráter.
  • Cono parásito: este cono se forma por la emisión de magma de chimeneas secundarias, es decir, el magma no procede del conducto principal. Las chimeneas secundarias se van formando conforme el volcán madura, por las fisuras que se producen en la base del volcán o a lo largo de los flancos.
  • Fumarolas: es una chimenea que solo emite gas, es decir, por ella no se expulsa magma.
  • Cámara magmática: zona del interior de la corteza terrestre donde se encuentra el magma antes de salir a la superficie.
  • Lava: es el magma que sale a la superficie con una elevada temperatura y al contacto con el aire se enfría y solidifica. Esta lava contribuye junto con las rocas y la ceniza a la formación del cuerpo cónico del volcán que se ha ido formando gracias a todas las erupciones que se ha dado a lo largo del tiempo.
Cómo se forman los volcanes - Partes de un volcán

Tipos de volcanes

Para clasificar los tipos de volcanes se puede hacer en función de su actividad, existiendo los siguientes:

  • Volcanes activos: son aquellos que en cualquier momento pueden entrar en erupción, estos se encuentran en estado de latencia.
  • Volcanes inactivos: presentan algunos signos de actividad, entre ellos se suelen incluir las fumarolas, las aguas termales o aquellos volcanes que entre erupción y erupción han estado un largo tiempo inactivos. Es decir, para que se pueda considerar inactivo deben haber pasado siglos desde la última erupción.
  • Volcanes extintos: deben haber pasado miles de años para considerar que un volcán está extinto, aunque esto no asegura que en algún momento pueda despertar.

Aunque también se pueden clasificar por su erupción volcánica:

  • Hawaiano: las lavas que emite este tipo de volcán son expulsadas por el cráter o por las fisuras que se encuentran en los flancos del volcán. Estas lavas son de tipo basáltica y poseen bajo contenido en gases.
  • Islandés: se origina por erupciones en las fisuras y el relieve que presentan es plano, ya que las lavas que se depositan son muy fluidas y lo han de forma sucesiva en capas horizontales.
  • Estromboliano: este tipo de volcán es cuando sus explosiones se dan separadas en el tiempo por estados de calma que pueden variar su extensión.
  • Peleano: son volcanes con erupciones violentas, resultado de la solidificación de un viscoso magma justo en la chimenea, creandose un tapón que no deja salir al magma y los gases. Este tapón hace que aumente la presión, ya que el magma del interior se acumula y acabe produciéndose una gran explosión.
  • Pliniano: se caracteriza por una explosión de gases, que de forma consecutiva emite una gran cantidad de pómez a gran altura, a unos 20 km sobre el cráter.
  • Vulcaniano: se trata de un volcán en el que se dan erupciones violentas, en ellas el agua interacciona con el magma dándose una pequeña fragmentación en el magma. Estas interacciones de magma y agua, hace que se produzcan grandes cantidades de ceniza, bombas, bloques y vapor.

Cómo se produce una erupción volcánica

La erupción es una de las principales características de los volcanes que nos sirven para clasificaros y estudiarlos. Dentro de los diferentes mecanismos de erupciones volcánicas existen 3:

  • Erupción magmática: se produce por la liberación del gas contenido en el magma por un efecto de descompresión, esto hace que caiga la densidad, haciendo posible la salida hacia arriba del magma.
  • Erupción freatomagmática: se da cuando el magma se enfría al contacto con el agua, cuando esto pasa el magma hay aumento explosivo de la superficie y el magma se fracciona.
  • Erupción freática: se produce cuando el agua en contacto con el magma se evapora, gracias a la evaporación se expulsan materiales y partículas circundantes y solo queda el magma.

Para más información sobre las Erupciones volcánicas, su definición y tipos, no te pierdas este otro artículo. Además, si quieres descubrir más curiosidades de los volcanes te recomendamos leer estos otros posts sobre El corazón de los volcanes, una fuente de energía inagotable y Cuáles son los volcanes más peligrosos del mundo (aquí abajo podrás ver un vídeo sobre ellos).

Cómo se forman los volcanes - Cómo se produce una erupción volcánica

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo se forman los volcanes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de la naturaleza.

Escribir comentario sobre Cómo se forman los volcanes

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo se forman los volcanes
1 de 4
Cómo se forman los volcanes

Volver arriba