menu
Compartir

Moringa: para qué sirve, cómo tomarla y contraindicaciones

Por Sandra Sotoca, Editora de EcologíaVerde. Actualizado: 22 marzo 2022
Moringa: para qué sirve, cómo tomarla y contraindicaciones

Como otra gran cantidad de plantas, la moringa, ben o árbol de la vida es una de esas especies de plantas medicinales que nos ayudan en nuestra salud y bienestar. Bajo el nombre científico de Moringa oleifera, esta planta tiene múltiples usos, ya sea en la gastronomía, en la medicina estética o en la agricultura y ganadería, que nos ayuda a mejorar la respiración o a calmar el estrés. Esto se debe a que contiene tanto vitaminas como minerales que se pueden consumir en cápsulas, en polvo o como infusión.

Se trata de un árbol caducifolio y endémico del norte de India que puede llegar a alcanzar 12 metros de altura. De sus hojas y sus semillas marrones, respectivamente, es de donde se obtienen todos sus beneficios y usos, tales como el aceite de moringa. Dichas semillas se encuentran dentro de las flores fragantes de color blanco que, aproximadamente, cuentan con unas 20 semillas por médula.

Si quieres conocer más sobre para qué sirve la moringa, cómo tomarla y contraindicaciones, no dudes en leer este artículo de EcologíaVerde donde además te hablamos de sus beneficios y propiedades.

Composición nutricional de la moringa

Como hemos mencionado en la introducción, la moringa contiene unos elevados niveles de vitaminas y de minerales. Por ello, su composición nutricional la podemos resumir en que, en 100 gramos de moringa en polvo, nos encontramos con:

  • Proteínas: son vitales para reparar células y producir de nuevas. En la moringa en polvo hallamos 33,33 gramos de proteína.
  • Carbohidratos: hablamos de la principal fuente de energía para nuestro cuerpo y, en ese sentido, 100 gramos de moringa en polvo contienen 66,67 gramos de carbohidratos.
  • Vitaminas A y C: encontramos 2 miligramos y 40 miligramos, respectivamente. La vitamina A es esencial para el buen mantenimiento de la visión, el sistema inmunitario y la reproducción, mientras que la vitamina C nos protege de los daños de los radicales libres.
  • Sodio: 233 miligramos. Es importante para mantener el buen funcionamiento de los nervios y los músculos, además de controlar la digestión.
  • Hierro: se trata de un mineral que lo encontramos en 6 miligramos dentro de la moringa en polvo. Este mineral contribuye en la fabricación de proteínas de glóbulos rojos para transportar el oxígeno.
  • Calcio: en 100 gramos de moringa en polvo encontramos 2.667 miligramos de calcio, que sirve para mantener los huesos fuertes.
  • Fibras: se trata de hidratos de carbono que el cuerpo humano no puede digerir. En este sentido, encontramos 33,3 gramos.
Moringa: para qué sirve, cómo tomarla y contraindicaciones - Composición nutricional de la moringa

Propiedades de la moringa

A pesar de que se pueden utilizar tanto las hojas como las semillas de la moringa, se encuentran muchas más propiedades en las hojas, ya que es aquí donde están gran parte de los aminoácidos, antioxidantes, vitaminas y minerales, además de polifenoles y flavonoides. Entre todas estas propiedades de la moringa, podemos destacar que se trata de una planta medicinal que es:

  • Antiinflamatoria
  • Antibiótica
  • Antibacteriana
  • Antivirales
  • Antimicrobiana
  • Antioxidante
  • Antihipertensivo
  • Antidepresiva
  • Antidiabética
  • Analgésica
  • Vasodilatadora

Una vez ya hemos visto cuáles son sus propiedades, vamos a ver para qué sirve la moringa.

Para qué sirve la moringa

Se desconoce al 100% cuáles son todos los beneficios de la moringa, pero sí que podemos nombrar algunos de ellos que ayudan a prevenir y curar enfermedades. De esta manera, ¿para qué sirve la moringa? Podemos decir que la moringa sirve para:

  • Reduce la presión arterial: gracias a sus componentes, como los polifenoles y flavonoides, podemos decir que la moringa ayuda a rebajar la presión de los vasos sanguíneos y garantizar una buena circulación de la sangre.
  • Disminuye la ansiedad y depresión: otro de los beneficios de la moringa es que se puede preparar té de moringa, que ayuda a tratar la ansiedad y depresión.
  • Protege y nutre el pelo y la piel: debido a la cantidad de proteínas y vitaminas A y C que contiene, el aceite de semilla de moringa puede resultar un gran aliado contra los radicales libres. Potencia la nutrición y el cuidado de nuestro cabello y piel gracias, también, a sus componentes hidratantes y desintoxicantes.
  • Purifica el agua: debido a sus propiedades antibacterianas, las semillas de moringa pueden evitar el crecimiento bacteriano en el agua, aunque no se garantiza al 100%.
  • Previene la anemia: hemos podido ver que la planta moringa contiene niveles de hierro en sus hojas. Este hierro contribuye en la creación de glóbulos rojos y hemoglobina, entre otros, los cuales ayudan a prevenir la anemia.
  • Controla infecciones: este beneficio de la moringa viene dado gracias a las propiedades antiinflamatorias que pueden servir de ayuda para evitar la aparición de edemas, por ejemplo.
  • Controla y mejora la respiración: relacionado con el beneficio de la moringa anterior, la hemoglobina que se encuentra en este planta ayuda a los individuos con ataques de asma.
  • Controla los niveles de glucosa: de los beneficios de la moringa, este está relacionado con tratar la diabetes. Gracias a la cantidad de hemoglobina y las proteínas, la moringa ayuda a controlar la glucosa y el azúcar en sangre. Puedes consultar otras Plantas medicinales para la diabetes, aquí.

Vemos que los beneficios de la moringa están relacionados con la salud. Como todavía es una planta que se está estudiando, actualmente se cree que también es beneficiosa para reducir peso y mejorar los niveles de energía.

A pesar de que desde EcologíaVerde mencionamos cuáles son las propiedades y beneficios de la moringa, queremos recordar que para su uso primero es preferible consultar con un médico o fitoterapeuta. Como ya hemos podido leer para qué sirve la moringa, ahora vamos a concretar algunos de sus usos.

Moringa: para qué sirve, cómo tomarla y contraindicaciones - Para qué sirve la moringa

Usos de la moringa

Antes hemos explicado para qué sirve la moringa, pero ahora vamos a matizar que tiene distintos usos, tanto en la medicina como en la cocina. Por ello, los usos de la moringa los encontramos dentro de la:

  • Ganadería y agricultura: el árbol de la vida sirve también como pasto, abono y fungicida contra hongos.
  • Medicina: gracias a sus propiedades antihipertensivas, antibacterianas y antiinflamatorias, entre otras, la moringa o árbol de la vida se ha convertido en un aliado para la medicina porque ayuda en la salud y nutrición del cuerpo humano. Las propiedades y beneficios de la moringa hacen que también se utilice en medicina estética, ya que el aceite de moringa es un buen aliado para reducir el envejecimiento de la piel, por ejemplo. Aun así, a día de hoy siguen realizándose estudios e investigaciones sobre las capacidades de la Moringa oleifera.
  • Gastronomía: las hojas y las semillas marrones de la moringa han hecho que sea un ingrediente especial en la cocina. Tienen un sabor fuerte y se pueden consumir crudas o cocidas. Dentro de este ámbito podemos hablar del té de moringa, el aceite de moringa o la moringa en polvo. Como curiosidad, sus raíces también se pueden consumir y, además, podemos encontrarnos con cápsulas de moringa.

Cómo tomar moringa

La moringa todavía sigue en proceso de estudio y de investigación, por lo que aunque se desconoce a partir de qué cantidad tiene efectos comprobados, para que sea efectiva pueden ingerirse hasta 400 mg al día. Algunas de las formas para tomar moringa son las siguientes.

Cápsulas de moringa

Las cápsulas de moringa se pueden encontrar en cualquier tienda de plantas medicinales, farmacia o incluso online. Hace falta saber que son un complemento alimenticio y que hay que prestar especial atención a las indicaciones y prospecto del producto. Deben tomarse entre 1 o 2 cápsulas al día de 200 mg.

Moringa en polvo

Para conseguir el polvo de moringa, primero tendremos que tener un cuidado especial de sus hojas. Sigue los siguientes pasos para conseguirlo:

  1. Seca durante 4 días las hojas de moringa: las pondremos en un sitio que reciba bastante luz y las guardaremos al inicio de la tarde o cuando el Sol esté yéndose. Si no se hace bien, nos podremos encontrar con hojas fermentándose o descomponiéndose.
  2. Comprueba que están bien secas: las hojas tendrán un color verde vivo si el proceso se ha hecho bien, mientras que si siguen húmedas serán más oscuras.
  3. Frótalas: las hojas de moringa secas se habrán convertido como en orégano, así que cuando las frotemos entre ellas se convertirán en polvo.

Tendrás que almacenar el polvo de moringa en un lugar fresco y seco. Puedes consumir entre 1/2 y 1 cucharada al día en alimentos como zumos, sopas, cafés o yogures.

Té de moringa

Para preparar el té de moringa tan solo necesitaremos 10 gramos de hojas de moringa y 250 mililitros de agua. Para preparar este té tendremos que seguir los siguientes pasos que son realmente sencillos.

  1. Colocar los 250 mL de agua en una olla.
  2. Llevar a ebullición a fuego medio.
  3. Añadir los 10 gramos de hojas de moringa.
  4. Tapar y dejar reposar durante 5 minutos.

Una vez hayas completado todos los pasos, tendrás que colar el resultado. A partir de aquí, ya podrás tomar 2 tazas al día de té de moringa.

Aceite de moringa

En cuanto al aceite de moringa, existen dos opciones: prepararlo en casa o comprarlo en el mercado. Si lo vas a hacer tú, necesitarás:

  • 3/4 de frasco de semillas de moringa enteras
  • 1/4 de frasco de hojas de moringa secas
  • Aceite de oliva virgen

A continuación, vamos a explicarte cómo preparar aceite de moringa casero:

  1. Trituramos las semillas de moringa hasta reducirlas a polvo.
  2. Añadimos al resultado las hojas de moringa secas.
  3. Llenamos un recipiente o frasco con aceite de oliva y añadimos la mezcla de polvo de semillas con las hojas de moringa.
  4. Dejamos reposar entre 20 y 40 días en un sitio fresco y seco.
  5. Filtramos el resultado y envasamos.

Podemos consumirlo de manera cruda en las ensaladas, pero sobre todo no se recomienda utilizarlo para freír.

Semillas de moringa

La última manera como tomar moringa es a través de sus semillas crudas. Tan solo tendrás que quitarles la cáscara y tomarlas como si de una pastilla se tratase. Tendrás que acompañar el proceso con un vaso de agua y se pueden consumir entre 2 y 3 semillas al día.

Moringa: para qué sirve, cómo tomarla y contraindicaciones - Cómo tomar moringa

Contraindicaciones de la moringa

Antes de mencionar las contraindicaciones de la moringa, queremos recordar que si estás considerando consumir esta planta medicinal es bueno primero consultar la opinión de un médico o fitoterapeuta.

Una vez hayas contrastado la información, debemos de mencionar también cuáles son las contraindicaciones del de la moringa o árbol de la vida. Nos encontramos con que no deben consumirla:

  • Mujeres embarazadas: no está del todo verificado, pero el té de moringa podría aumentar la producción de leche materna. Es una de las contraindicaciones de la moringa más estrictas porque produce contracciones uterinas, por lo que podrían ser peligrosas por provocar un aborto.
  • Personas con medicación anticoagulante, para la diabetes o para la presión arterial.
  • Personas con problemas renales o hepáticos.
  • Personas con problemas de tiroides: se trata de una de las contraindicaciones de la moringa porque puede interaccionar con las hormonas tiroideas y ocasionar problemas.

Efectos secundarios de la moringa

Ya sabemos cuáles son los beneficios de la moringa y para qué sirve, además de descubrir cómo tomarla, por lo que ahora hace falta destacar que no se han encontrado muchos efectos secundarios de la moringa. Aún así, si se toman grandes cantidades podemos mencionar que puede producir:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Contracciones uterinas
  • Dolor y acidez de estómago
  • Puede afectar a la fertilidad

Si tienes curiosidad, te dejamos este artículo de EcologíaVerde con algunas Plantas perjudiciales para la salud.

Si deseas leer más artículos parecidos a Moringa: para qué sirve, cómo tomarla y contraindicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Remedios naturales.

Bibliografía
  • Abdull Razis, A. F., Ibrahim, M. D., & Kntayya, S. B. (2014). Health benefits of Moringa oleifera. Asian pacific journal of cancer prevention, 15(20), 8571-8576.
  • Estrada-Hernández, O., Hernández-Rodríguez, O. A., & Guerrero-Prieto, V. M. (2016). Múltiples formas de aprovechar los beneficios de moringa (Moringa oleifera Lam.). TecnoCiencia Chihuahua, 10(2).
  • Sánchez-Peña, Y. A., Martínez-Avila, G. C., Sinagawa-García, S. R., & Vázquez-Rodríguez, J. A. (2013). Moringa oleífera; importancia, funcionalidad y estudios involucrados. Revista Científica de la Universidad Autónoma de Coahuila, 5(9), 25-30.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
CARLOS
me interesa mucho medicina natural
Moringa: para qué sirve, cómo tomarla y contraindicaciones
1 de 4
Moringa: para qué sirve, cómo tomarla y contraindicaciones

Volver arriba