Compartir

Qué animales hibernan y por qué

 
Por Lara Moriana, Bióloga. Actualizado: 15 febrero 2018
Qué animales hibernan y por qué

Es algo común que, generalmente, pensemos en la hibernación como un largo periodo de tiempo durante el cual un animal se resguarda de las condiciones adversas y solo duerme. En esta reflexión no aparece por ninguna parte alusión alguna hacia la especie a la que nos estamos refiriendo. Por ejemplo, si encontrásemos en invierno una serpiente atontada seguramente diríamos que está hibernando. Sin embargo, se estaría produciendo una confusión entre conceptos, puesto que no todos los animales hibernan, ni todos los procesos relacionados con letargos o estados en los que los animales parecen adormilados se denominan como tal. Para aclarar estos aspectos, en EcologíaVerde te contamos qué animales hibernan y por qué, además de hablar de la dormancia, que puede confundirse con la hibernación.

También te puede interesar: ¿Cómo hibernan los osos?

Qué es la hibernación y por qué algunos animales hibernan

Podemos definir la hibernación como la capacidad que poseen algunas especies de entrar en un estado de letargo prolongado para afrontar las frías condiciones climáticas del invierno, durante el cual disminuye la energía disponible en el medio ambiente. Dicho estado de letargo, que puede durar desde días hasta meses, se asemeja a un estado de hipotermia (la temperatura del cuerpo desciende considerablemente).

Lo que ocurre durante este proceso es que el metabolismo desciende a niveles muy bajos para conservar mejor la energía, la digestión se detiene, los animales que hibernan no necesitan beber y prescinden de otras necesidades como orinar o defecar. Disminuyen también la frecuencia respiratoria y su temperatura corporal, de forma que el calor se concentra en los órganos vitales.

Para que el proceso de hibernación resulte exitoso deben haber incrementado las reservas de grasas almacenadas en sus cuerpos durante los meses más cálidos. Al salir del letargo, su peso habrá disminuido y estarán escasos de energía. Generalmente, cuando los animales se sumen en un estado de hibernación es difícil despertarlos, pudiendo ser manipulados. Sin embargo, existen animales que se despiertan periódicamente para el consumo de las reservas alimenticias que han almacenado en sus respectivas madrigueras como las ardillas, que almacenan frutos secos como bellotas para ir consumiendo durante este periodo.

Sin embargo, hay un aspecto que debemos comentar y sobre el que hacer hincapié, y es que la hibernación es tan solo un tipo de un grupo de procesos naturales que suponen la suspensión de manera temporal de la actividad biológica del organismo. A esto se le denomina dormancia. Con esto queremos decir que hay diversas especies animales que se suman en estos estados de letargo, pero no todas bajo el proceso de hibernación, que se da en mayor grado en animales homeotermos o endotermos, es decir, en animales de sangre caliente.

Qué animales hibernan y por qué - Qué es la hibernación y por qué algunos animales hibernan

Qué es la dormancia

La dormancia o la dormición es un período en el ciclo biológico de un organismo en el cual se produce una suspensión temporal de actividades propias de organismos como el crecimiento, desarrollo y la actividad física. El objetivo es que el organismo pueda conservar su energía reduciendo de forma drástica su actividad metabólica. La dormancia suele estar muy relacionada con las condiciones climáticas y ambientales del medio.

En el mundo animal existen 4 tipos de dormancia diferentes: la hibernación (explicada en el apartado anterior), la diapausa, la estivación y la brumación.

  • Diapausa: se trata de un proceso que se encuentra predeterminado de manera genética. Es muy común en los insectos, los cuales pueden suspender su desarrollo entre el invierno y la primavera. Sin embargo, existe otro caso, el del ciervo rojo europeo (Cervus elaphus), el cual presenta diapausa embrionaria. Esto quiere decir que el momento en el que el embrión se implanta en el útero se retrasa hasta que las condiciones para el nacimiento de la cría sean favorables, por ejemplo, durante la primavera.
  • Estivación: es común en invertebrados como caracoles del género Helix o lombrices de tierra y algunos peces (como el pez pulmonado). La estivación se produce como respuesta a condiciones ambientales muy cálidas o en periodos de sequía, por lo que podría considerarse el mismo proceso o muy parecido, pero como respuesta a la situación contraria a la hibernación.
  • Brumación: se da en reptiles (ectotermos, regulan su temperatura a partir de la temperatura ambiental) y es similar a la hibernación. La diferencia reside básicamente en la regulación de los procesos metabólicos en cada tipo de dormancia, diferentes entre sí. Por otro lado, los reptiles necesitan despertar de su letargo para ingerir agua e incluso, aunque en bajas cantidades, comida. Pueden sufrir subcongelación en la sangre, fluidos o células, lo que les permite sobrevivir ante temperaturas bajo cero.

Qué animales hibernan - lista y ejemplos

Llegados a este punto ¿qué animales son los que hibernan? No todos presentan esta capacidad. La hibernación la presentan animales que habitan ambientes templados con una época invernal muy marcada, lo cual suele ocurrir en latitudes altas de ambos hemisferios del planeta. Así, estos son los animales que hibernan:

Aves

Existen especies de aves que entran en letargo por poco tiempo, generalmente por la noche, pero no se considera una verdadera hibernación. Sin embargo, existe una especie que sí presenta hibernación tal y como la conocemos: el chotacabras pachuca (Phalaenoptilus nuttallii), que habita en América del Norte y tiene hábitos nocturnos. Este ave hiberna en condiciones muy frías, muy cálidas (estivación) o cuando escasea la comida. Además, en las ocasiones en las que se produce la hibernación aprovecha para la incubación de sus huevos.

Oso pardo

El caso más típico sobre hibernación conocida en endotermos es la del oso pardo. El momento de entrar en hibernación depende de diversos factores como son la meteorología, la disponibilidad de alimento o de otras características individuales.

Normalmente los machos, que permanecen mayor tiempo activos, salen primero de sus refugios, mientras que, en el caso de las osas preñadas, son las primeras en entrar en la hibernación y las últimas en salir de ella en compañía de sus crías. Esta es una de las razones por la que algunos autores consideran que no todas las especies de oso hibernan, puesto que las osas preñadas al dar a luz durante la hibernación deben de “despertarse” en algún momento para atender a sus cachorros en el parto.

Existen familias de osos que no hibernan o se sumen en una hibernación muy breve. En algunas ocasiones la hibernación puede ser más o menos rentable energéticamente. Hay osas con crías que, en inviernos suaves, pueden verse beneficiadas manteniéndose activas buscando alimento si éste es abundante. Este hecho depende de la cantidad de grasa que hayan acumulado de forma previa a la estación fría. Si llegan al invierno con bajas reservas en grasas (como hembras lactantes o juveniles en desarrollo) puede compensar mantenerse activos.

Murciélagos

El sentido de la hibernación en este caso es doble puesto que aparte de por las bajas temperaturas, los murciélagos hibernan debido a la escasez de presas (principalmente insectos). Su hibernación puede llegar a durar 183 días durante los cuales descienden su temperatura corporal y sufren cambios fisiológicos y metabólicos. En el caso de los murciélagos se pueden despertar del letargo cada 10 días aproximadamente para defecar, orinar o moverse a guaridas más seguras o adecuadas.

Erizo común europeo

Los Erinaceus europaeus pueden hibernar desde semanas hasta meses según el clima. Además de hibernar, proceso durante el cual disminuyen su frecuencia cardíaca hasta un 90%, el erizo puede estivar si se encuentra en climas cálidos y secos.

Roedores

Las ardillas, marmotas y perros de las praderas (pertenecientes a la familia Sciuridae) pueden hibernar durante el medio año más frío o estivar si el ambiente es cálido. Las ardillas acumulan nueces y frutos en sus refugios durante varias semanas previas al invierno. Por su parte, las marmotas pueden hibernar hasta 7 meses, capacidad de la cual deriva la famosa expresión “dormir más que una marmota”. Otros roedores que también hibernan son los lirones, los hámsters o los jerbos.

Además, hay algunos marsupiales que también hibernan, como las zarigüeyas, y algunos primates, como los lémures.

Existen animales que no hibernan verdaderamente pero que pasan estos periodos fríos sumidos en un sopor o letargo más o menos profundo, como las mofetas o los tejones, que pasan por un sopor profundo de hasta 3 semanas si el clima se vuelve muy frío y las nieves muy espesas. Se diferencia de la hibernación real en que el ritmo cardíaco no desciende extremadamente.

Qué animales hibernan y por qué - Qué animales hibernan - lista y ejemplos

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué animales hibernan y por qué, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Animales salvajes.

Escribir comentario sobre Qué animales hibernan y por qué

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué animales hibernan y por qué
1 de 3
Qué animales hibernan y por qué

Volver arriba