Compartir

Animales invertebrados: ejemplos y características

Por Lara Moriana, Bióloga. Actualizado: 16 mayo 2019
Animales invertebrados: ejemplos y características

Los animales invertebrados parecen ser los grandes incomprendidos del reino animal. Mucha gente puede sentir antipatía o incluso miedo hacia ellos sin saber que estos organismos representan el 95% de las especies animales actualmente conocidas. Si seguimos hablando de cifras, existen unos 35 filos en el reino animal, de los cuales todos son de animales invertebrados salvo uno, el filo de los cordados. En este artículo de EcologíaVerde vamos a darte a conocer un poco más sobre los animales invertebrados con ejemplos y sus características.

Características generales de los animales invertebrados o sin huesos

¿Cuáles son las características de los animales invertebrados? Lo cierto es que son muchas, pero estas son algunas de las principales. Para comenzar, su nombre hace referencia a que carecen de una columna vertebral (o notocorda) y de un esqueleto interno, como el caso de los vertebrados, por lo que podemos decir que son animales que no tienen huesos. Además, suelen ser animales de pequeño tamaño, aunque variable, y muchos de ellos tienen estructuras de protección como conchas, caparazones o cubiertas.

Estos invertebrados se encuentran en casi todos los hábitats que se encuentran en la Tierra, desde aguas a elevadas temperaturas en las fuentes hidrotermales hasta las profundidades de los mares o la superficie congelada del Antártico.

Durante mucho tiempo su investigación fue escasa debido a su compleja descripción y la desestimación de su potencial en diversos ámbitos como el económico, el científico y, aunque puede no compartirse en todas las culturas, el ámbito alimentario. Además, a todo ello se sumó que este grupo son a menudo animales pequeños y que viven de forma discreta, en los mares, los sedimentos, los suelos, etc.

A pesar de todo ello, constituyen la mayor parte de la biodiversidad conocida en el planeta. En 2005 se censaron entre 1,7 y 1,8 millones de especies, de las cuales unas 990.000 eran de animales invertebrados o animales sin huesos. Sin embargo, estas cifras están en continuo cambio.

Animales invertebrados: ejemplos y características - Características generales de los animales invertebrados o sin huesos

Grandes invertebrados de agua dulce

Este término es frecuentemente utilizado para hacer referencia a los invertebrados que habitan en agua dulce, como cauces de los ríos, charcas, lagos y lagunas... Incluye los siguientes grupos de macroinvertebrados acuáticos:

  • Insectos
  • Crustáceos
  • Anélidos
  • Moluscos
  • Platelmintos

La abundancia y diversidad de estos macroinvertebrados son factores utilizados como bioindicadores, es decir, son indicadores del estado del ecosistema y de la biodiversidad local. Son imprescindibles al servir como alimento a otros organismos y ser transformadores de materia orgánica y, además, funcionan como depredadores en pequeñas charcas en las que la ausencia de peces les convierten en los principales responsables de la depredación del zooplancton.

Invertebrados o animales que no tienen huesos: los grupos

Existe una gran cantidad de grupos de invertebrados, pero el más grande de ellos es el de los artrópodos. Así, de la inmensa variedad de filos de invertebrados (unos 34) la gran mayoría se encuentra en el grupo de los artrópodos (80%) de los animales. Algunos de los filos más comunes de los invertebrados son (8 filos):

  • Poríferos (9.000 especies o sp).
  • Cnidarios (10.000 sp)
  • Platelmintos (20.000 sp)
  • Moluscos (100.000 sp)
  • Anélidos (16.500 sp)
  • Nemátodos (25.000 sp)
  • Artrópodos (más de 1.000.000 sp).
  • Equinodermos (7.000 sp).

Poríferos o esponjas, animales invertebrados marinos

Los poríferos o esponjas son los animales más primitivos y sencillos. Son organismos acuáticos y de vida sésil, es decir, que crecen y viven arraigados en el suelo o las rocas. Su cuerpo está formado por numerosos orificios de pequeño tamaño a modo de poros (razón por la cual se denominan poríferos). Presentan un orificio de mayor tamaño denominado ósculo.

Las esponjas de mar se alimentan de las partículas que se encuentran en el agua, la cual pasa mediante corrientes a través de los canales internos de su cuerpo. Dichas corrientes las crean unas células que poseen un flagelo rodeado por un pliegue denominadas coanocitos. Conoce más sobre ellas en este otro artículo de EcologíaVerde sobre la Estrella de mar: qué es y características.

Animales invertebrados: ejemplos y características - Poríferos o esponjas, animales invertebrados marinos

Cnidarios o corales y medusas: unos animales que no tienen huesos

Todos ellos son acuáticos, los cnidarios engloban a los corales, las medusas y las hidras. Son animales cuyo cuerpo tiene forma de saco con una única abertura que constituye la boca y que conecta con la cavidad gastrovascular (similar a un estómago primitivo). Alrededor de la boca presentan tentáculos con células especializadas denominadas cnidoblastos con sustancias urticantes que les sirven tanto de defensa como de ataque hacia sus presas.

Se trata de un tipo de invertebrados que no se desplazan pues, por ejemplo,las medusas se dejan llevar por la corriente y los corales permanecen anclados al suelo o rocas.

Platelmintos o gusanos planos, otros animales sin huesos

También denominados “gusanos planos”, son el grupo de las tenias, las planarias y los trematodos. Presentan formas de vida libre y formas de vida parásita (tenia o solitaria). La novedad que presentan con respecto a los anteriores grupos es la presencia de un sistema nervioso central, el cual es capaz de procesar la información recogida por los ojos y otras estructuras sensitivas. Su cuerpo se puede dividir en dos mitades idénticas de forma longitudinal.

Moluscos, otro grupo muy conocido de animales invertebrados

Los moluscos, el grupo de los caracoles, las almejas, los calamares o los pulpos, presentan un cuerpo blando, habiendo especies en la que se encuentra protegido por una concha dura.

Sus órganos internos forman una masa visceral y su cuerpo consta de un pie musculoso, el manto, la cavidad paleal que funciona como aparato respiratorio y, por último, una concha de materiales calizos que puede estar formada por una sola pieza o valva o bien, por dos piezas. Esta, puede encontrarse de manera interna en algunos grupos o puede ser inexistente.

Los moluscos constan de 8 clases, de las cuales las que mayor número de especies presentan son:

  • Gasterópodos (75.000 especies): terrestres o acuáticos, presentan un pie ensanchado y tentáculos oculares. Poseen una concha formada por una sola pieza. Ejemplo: caracoles y lapas.
  • Bivalvos (13.000 especies): todos ellos organismos acuáticos que se encuentran enterrados en el fondo marino. Tienen un pie en forma de hacha y carecen de una cabeza diferenciada. Se alimentan de las partículas orgánicas que se encuentran flotando en el agua. Ejemplo: almejas, mejillones, ostras…
  • Cefalópodos (800 especies): todos ellos marinos. Son el grupo de los pulpos, los calamares y las sepias. Presentan un pie muy desarrollado del que parten los tentáculos con ventosas tan característicos. La concha se encuentra interna o es inexistente, según la especie. Para desplazarse constan de un sifón propulsor.
Animales invertebrados: ejemplos y características - Moluscos, otro grupo muy conocido de animales invertebrados

Animales sin esqueleto: anélidos o gusanos como la lombriz

Este grupo de animales que no tienen huesos es el grupo de la famosa lombriz de tierra. Se trata de animales de cuerpo cilíndrico y dividido en anillos. Presentan metamería, es decir, determinados órganos se repiten en cada uno de los anillos. Su cuerpo se encuentra recubierto por mucus, una sustancia viscosa segregada por determinadas glándulas, que facilita su desplazamiento. La mayoría son de vida libre, es decir, no son parásitos.

Nemátodos o gusanos redondos, unos animales sin huesos y parásitos

Los nemátodos o “gusanos redondos”, son organismos de gran abundancia y diversos, que se encuentran en los suelos y hábitats acuáticos. Su cuerpo se encuentra sin segmentar y posee músculos característicos para su desplazamiento. Pueden ser de vida libre o parásitos. A partir de la aparición de los nemátodos, en los invertebrados aparece una nueva cavidad corporal denominada celoma, la cual hace posible la existencia de órganos internos huecos.

Otros grandes grupos de animales sin huesos: artrópodos o insectos, arácnidos y crustáceos

Es el grupo más diverso y heterogéneo, encontrándose en casi todos los hábitats existentes. Tiene una gran importancia debido a que engloban a la gran mayoría de las especies animales conocidas (el 80% de los animales son artrópodos), como los insectos, los crustáceos o los arácnidos.

Presentan un diseño corporal muy elaborado, con un exoesqueleto de quitina dividido en segmentos y apéndices (patas, antenas y piezas bucales).

Cuando se produce el crecimiento del individuo, este se desprende de su exoesqueleto mediante la muda, tras la cual produce otro nuevo. Esto se repite varias veces a lo largo de su vida. Además, es algo habitual que el juvenil sea muy distinto al animal adulto, por lo que sufre un proceso de metamorfosis hasta alcanzar su apariencia adulta definitiva.

Los artrópodos se dividen en varios grupos. Según el tipo de apéndices y el número, algunos de los artrópodos más comunes son:

  • Miriápodos: su cuerpo se compone de una cabeza con un par de antenas y un tronco de forma alargada que se encuentra segmentado. De cada uno de estos segmentos nace uno o dos pares de patas. Ejemplo: ciempiés y escolopendras.
  • Arácnidos: el cuerpo se divide en cefalotórax (la cabeza y el abdomen se encuentran fusionados) y abdomen. Presentan cuatro pares de patas, carecen de antenas o mandíbulas y en la boca presentan unas estructuras en forma de pinza, denominadas quelíceros, y un par de apéndices (no patas) denominados pedipalpos. Ejemplo: arañas, escorpiones y ácaros.
  • Crustáceos: el cuerpo consta de cefalotórax y abdomen. Tienen dos pares de antenas y todos ellos son acuáticos. Dentro de los crustáceos encontramos a los crustáceos inferiores, como percebes u otras especies que componen el zooplancton, y a los decápodos, como gambas, cangrejos o langostinos. Tienen 10 patas en el cefalotórax y un par de apéndices por segmento del abdomen.
  • Insectos: divididos en cabeza, tórax y abdomen, presentan un par de antenas, un par de ojos compuestos y varios ojos simples. Su característica distintiva es la presencia de 6 patas y un par de alas (salvo en algunos grupos). Existen una gran cantidad de órdenes de insectos que se clasifican en base al tipo de alas, las piezas bucales, según el tipo de alimentación o la metamorfosis que sufren. Ejemplo: mariposas, saltamontes, escarabajos, hormigas…

Equinodermos: estrellas y erizos de mar

Comprenden las estrellas y los erizos de mar. Son los animales marinos más próximos a los vertebrados. Sus cuerpos están formados por 5 partes idénticas y no tienen huesos pero sí un esqueleto externo formado por placas calizas, pudiendo presentar púas en algunas especies y, otras, con una gran capacidad de regeneración de aquellas partes que han perdido.

Tienen un mecanismo exclusivo para su desplazamiento y alimentación denominado aparato ambulacral. Se trata de un sistema hidráulico conformado por una red de canales internos que contienen agua de mar que es bombeada hacia distintas partes de su cuerpo. De estos conductos surgen pequeñas dilataciones denominadas pies ambulacrales que, al llenarse de agua, ejercen un efecto similar al de una ventosa, permitiendo el movimiento del animal.

Animales invertebrados: ejemplos y características - Equinodermos: estrellas y erizos de mar

Si deseas leer más artículos parecidos a Animales invertebrados: ejemplos y características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Animales salvajes.

Escribir comentario sobre Animales invertebrados: ejemplos y características

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
karol sevilla
hola como estas me parecio muy util

Animales invertebrados: ejemplos y características
1 de 5
Animales invertebrados: ejemplos y características

Volver arriba