Compartir

Cómo cultivar la flor de loto

 
Por Enrique Arriols. 28 septiembre 2018
Cómo cultivar la flor de loto

El loto es una de las plantas más apreciadas por su belleza y por su alto valor simbólico. Para los budistas e hindúes, representa el proceso de iluminación, ya que el loto crece desde el lodo de los estanques y se eleva por encima de todo ello para florecer con una blancura casi inmaculada. De este modo, se trata de una planta llena de significado y de belleza, que alegrará cualquier jardín o zona en la que se ubique. Si quieres descubrir cómo cultivar la flor de loto de un modo sencillo y fácil, sigue leyendo Ecología Verde y te lo contamos.

También te puede interesar: Cultivar flores lisianthus

Cómo cultivar la flor de loto a partir de semillas

Una de las formas más sencillas de obtener una planta de loto es adquirir semillas en una tienda de jardinería. Para plantarlas, suele ser recomendable abrir ligeramente la cáscara más exterior con cuidado de no dañar la parte interna. Esto se puede conseguir simplemente rascando esta cáscara con una lima de metal suave, por ejemplo, la que se usa para las uñas.

Una vez que se tenga la semilla lista, se deberá colocar en un recipiente con agua y esperar unos cuantos días hasta que germine. Lo más recomendable será hacer germinar varias semillas y, después, escoger aquellas que estén en mejor estado.

Una vez que las semillas hayan germinado y hayan alcanzado un tamaño de unos 8 cm aproximadamente, será el momento de trasplantarlas a su maceta final. Como el loto es una flor de agua, necesitaremos un recipiente adecuado para este tipo de planta. Lo primero que habrá que tener en cuenta será que será necesario disponer de una maceta sin agujero de drenaje. En esta maceta, colocaremos una cantidad de tierra especial para plantas acuáticas (si usásemos la habitual flotaría debido a la alta cantidad de materiales orgánicos que tiene) y llenaremos un 30% de la maceta. El resto de la maceta, será el espacio dedicado al agua. A continuación, colocaremos las semillas ya germinadas en el fondo de la maceta, sin enterrarlas demasiado, aunque sí que podremos ayudarnos de un poco de tierra para fijarlas al fondo de la maceta.

Pasados unos meses, la planta de la flor de loto se habrá desarrollado hasta ser una planta adulta. Sin embargo, es bastante habitual que las plantas de loto no den flores durante el primer año. Pasado ese tiempo, sí que aparecerán las características y tan apreciadas flores de loto.

Cómo cultivar la flor de loto - Cómo cultivar la flor de loto a partir de semillas

Cómo cultivar la flor de loto a partir de rizomas

Otra opción para tener una flor de loto en casa es hacer que se desarrolle a partir de un rizoma, o raíz subterránea, que se pueden adquirir también en muchas tiendas de jardinería. En este caso, será necesario colocar el rizoma en agua durante unos cuantos días hasta que germine. Es importante cambiar el agua con frecuencia, lo que ayudará a que el rizoma no se pudra.

Una vez que el rizoma haya germinado, será el momento de trasladarlo a la maceta. En este caso, será necesario contar con una maceta con las mismas características que cuando se planta el loto a partir de semillas. Es decir, será necesario contar con maceta sin drenaje, que cuente con una parte de tierra de río, y, además, que también tenga capacidad suficiente como para que tenga suficiente agua.

En este caso, colocaremos el rizoma directamente sobre la tierra y lo fijaremos a la superficie con la propia tierra o, si se prefiere, con algunas piedras de poco peso que eviten que el rizoma flote. Poco a poco, el rizoma irá creciendo y, en unos meses, se tendrá una planta de loto adulta que, además, sí que podrá dar flores desde el primer año.

Cómo cultivar la flor de loto - Cómo cultivar la flor de loto a partir de rizomas

Algunos cuidados importantes de la flor de loto

Uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de cuidar una planta de loto es que se trata de una planta que no soporta bien el frío. Por ello, es importante que el agua nunca baje de los 21 grados ya que, de lo contrario, la planta se podría morir. Así mismo, otro de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta es que se trata de una planta que necesita por lo menos 5 horas de luz directa cuando es adulta. De este modo, es importante que esté en lugares exteriores o interiores bien iluminados, como puede ser cerca de una ventana con luz directa.

Finalmente, otro de los aspectos que habrá que tener en cuenta será conservar el agua y hacerlo en las mejores condiciones posibles. En este sentido, es fundamental cambiar el agua con cierta frecuencia, lo que evitará que la planta de loto enferme o que puedan aparecer insectos o parásitos que afecten negativamente al loto. Además, en el siguiente artículo de Ecología Verde te explicamos cómo hacer insecticidas naturales para plantas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cultivar la flor de loto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cómo cultivar la flor de loto

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cultivar la flor de loto
1 de 3
Cómo cultivar la flor de loto

Volver arriba