Compartir

Plantar ajos tiernos: cómo y cuándo hacerlo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 8 enero 2020
Plantar ajos tiernos: cómo y cuándo hacerlo

Los ajetes o ajos tiernos, que no son otra cosa que la planta del ajo en un estado más joven, son muy populares por su consumo alimenticio, y es que cuentan con una gran cantidad de propiedades beneficiosas para la salud, además de su gran sabor, como el del ajo pero más suave.

Si quieres aprender a cultivar tus propios ajetes en casa para contar con ingredientes ecológicos y de la mejor calidad, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde sobre cuándo y cómo plantar ajos tiernos.

También te puede interesar: Plantar ajos: cómo y cuándo hacerlo

Cuándo plantar ajetes o ajos tiernos

Lo mejor del ajete o el ajo tierno es que, como lo que vamos a cosechar son en realidad brotes tiernos, es necesario mucho menos tiempo para tener el cultivo listo para ser cosechado. Por esto, mientras que la cosecha tradicional del ajo se hace esperar más de 6 meses, la del ajo tierno será de menos de dos meses, en torno a los 45 días.

Gracias a esto, el margen de plantación también es mucho mayor. Como lo que debemos evitar en el cultivo del ajo son los meses más cálidos, la cosecha del ajo tierno puede hacerse desde el final del verano hasta prácticamente el final del invierno. De hecho, dado su rápido proceso de cultivo y cosecha, lo ideal es plantar los ajos tiernos de forma escalonada desde el principio del otoño, de forma que podremos disfrutar de nuestra cosecha de ajetes frescos hasta la primavera.

Plantar ajos tiernos: cómo y cuándo hacerlo - Cuándo plantar ajetes o ajos tiernos

Cómo plantar ajos tiernos paso a paso

Plantar ajos para cosechar ajetes es un proceso bastante parecido al de cultivar ajos comunes, aunque hay algunas pocas diferencias.

  1. Lo primero será preparar el suelo. Los ajos tiernos crecen alimentándose básicamente de los nutrientes contenidos en los propios dientes del bulbo del ajo, por lo que no será necesario fertilizar mucho la tierra. De hecho, con preparar una pequeña capa de compost o humus de lombriz en la base donde vamos a enterrarlos, será suficiente. Te recomendamos este otro artículo sobre Cómo hacer humus de lombriz para que aprendas a preparar tu propio abono orgánico de este tipo.
  2. Una vez tengas el suelo listo, entierra los ajos o bulbos de esta planta a unos 5 o 6 centímetros de profundidad, más de la que requiere el cultivo común del ajo, puesto que aquí nos interesa contar con un tallo más largo, ya que es lo que luego consumiremos. Ten en cuenta que, aunque es posible plantar los ajos con sus dientes por separado, la mayoría de expertos recomienda sembrar las cabezas de ajo enteras, sin más preparación que la de pelar ligeramente las capas exteriores para facilitar la germinación de los dientes de ajo, lo cual tampoco es necesario. Eso sí, asegúrate de plantar las cabezas de ajo con sus pequeñas raíces hacia abajo y la parte aguda hacia arriba, o tendrán muchos problemas para germinar.
  3. Tras enterrarlas, cubre la zona de nuevo con tierra y riega un poco para humedecer, sin encharcar.
  4. Al terminar, si cuentas con cenizas de chimenea, puedes añadir una capa fina a la tierra para aportar algo de potasio al suelo, o algo de té de plátano en su lugar, ya que el ajo agradece mucho este nutriente.

Ajos tiernos en maceta: cómo plantarlos

Para plantar los ajos en maceta, será suficiente con seguir estas indicaciones:

  1. Hazte con un recipiente o maceta que cuente aproximadamente con unos 10 cm de profundidad. Por lo demás, el proceso es bastante parecido al del cultivo en huerto.
  2. Al preparar el sustrato, ten en cuenta que el ajo no precisa de una gran cantidad de nitrógeno, por lo que no será necesario aportar abono a la mezcla habitual. En su lugar, las opciones de la ceniza de madera o el té de plátano darán mejores resultados, como hemos comentado antes, por el potasio que contienen.
  3. Entierra las cabezas de ajo enteras si la maceta tiene suficiente espacio o, si es estrecha o muy alargada, plántalos por dientes, a unos pocos centímetros de separación entre sí.
  4. Riega tras sembrar, y en unos 45 días tus ajetes estarán listos para ser cosechados. Recuerda que cuando las puntas de los brotes amarilleen, será el momento de la cosecha.

Aparte de estos pasos y consejos, te aconsejamos conocer la información que te traemos en este otro post sobre Plantar ajos: cómo y cuándo hacerlo.

Plantar ajos tiernos: cómo y cuándo hacerlo - Ajos tiernos en maceta: cómo plantarlos

Ajos tiernos: cuidados básicos

El ajete requiere de muy pocos cuidados. Aquí te dejamos una guía práctica con los cuidados básicos de los ajetes o ajos tiernos:

  • Es un cultivo que necesita poca agua y pocos nutrientes, además de ser muy fugaz.
  • Usa suelos sin exceso de abono nitrogenado.
  • Riega tus ajos tiernos solo cuando la tierra esté seca, ya que no precisan de humedad constante. Eso sí, unos 20 días antes de la cosecha, es importante dejar de regarlos.
  • También es recomendable mantener la zona de los ajos limpia de cualquier mala hierba, pues podría privar a estas plantas del agua y nutrientes que necesitan.

Si deseas leer más artículos parecidos a Plantar ajos tiernos: cómo y cuándo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Plantar ajos tiernos: cómo y cuándo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Plantar ajos tiernos: cómo y cuándo hacerlo
1 de 3
Plantar ajos tiernos: cómo y cuándo hacerlo

Volver arriba