Compartir

Plásticos biodegradables: qué son y tipos

Por Noelia Manjón. Actualizado: 29 julio 2019
Plásticos biodegradables: qué son y tipos

Afortunadamente, las personas cada vez estamos más concienciadas sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y reducir los residuos que producimos. Con ese propósito nacieron los plásticos biodegradables, los cuales parecen ser la solución a la gran crisis mundial de la contaminación plástica.

Sin embargo ¿es todo tan ventajoso como a primera vista parece? Si quieres conocer más sobre los plásticos biodegradables: qué son y tipos, no dejes de leer este artículo de EcologíaVerde. ¡Te lo explicamos en detalle!

Qué significa biodegradable

Se conoce como biodegradabilidad al tipo de descomposición por la que algunos productos y sustancias se desintegran gracias a la acción de ciertos organismos biológicos, como bacterias, insectos, hongos, algas, etc. Esos organismos utilizan las sustancias para producir energía, y crean otros compuestos a través de ellas, como tejidos, organismos o aminoácidos. Además, deben darse unas condiciones de temperatura, luz, humedad, oxigeno, etc., favorables para que esto se produzca en un periodo relativamente corto de tiempo.

Por tanto, un producto es biodegradable cuando es capaz de desintegrarse mediante la acción del medio ambiente y los organismos biológicos que allí habitan. Existen dos tipos de biodegradación. Por un lado, la biodegradación aeróbica, que se produce al aire libre, donde hay oxígeno; y, por otro lado, biodegradación anaeróbica, que tiene lugar con la ausencia de este compuesto. La segunda produce biogás, fundamentalmente metano, un gas de efecto invernadero que acrecienta el calentamiento global.

La biodegradabilidad se relaciona con la ecología y muy a menudo con el daño que producen los plásticos a la naturaleza, los cuales tardan cientos de años en descomponerse. La duración o el tiempo de descomposición es un aspecto muy importante a tener en cuenta para determinar el grado de biodegradabilidad. Por ejemplo, una cáscara de plátano tarda apenas de 2 a 10 días en degradarse y el papel alrededor de 2 a 5 meses, por lo que estos ejemplos son mucho más fáciles de biodegradar que un envoltorio que incluye, por ejemplo, plástico y papel, incluso aunque el plástico sea biodegradable.

Te contamos más sobre este tema en este otro post de EcologíaVerde acerca de la Biodegradabilidad: ejemplos de productos biodegradables.

Plásticos biodegradables: qué son y tipos - Qué significa biodegradable

Plásticos biodegradables: qué son

Los plásticos biodegradables son aquellos que están fabricados con materias primas renovables, como trigo, maíz o maicena, aceite de soja, patatas, plátanos o yuca. Dada su forma de producción, estos plásticos sí se biodegradan mediante microorganismos, por lo que pueden reintroducirse en el ciclo natural del medio ambiente en forma de abono orgánico beneficioso para el suelo y con un periodo de tiempo de degradación mucho menor al de los plásticos convencionales. En este otro artículo te explicamos Cómo hacer plástico biodegradable con maicena.

Sin embargo, aunque parezca que esta es la solución a todos los problemas que hasta ahora hemos tenido con el plástico y su contaminación, desgraciadamente esto no es así. Aunque procedan de materias primas naturales reabsorbibles por la naturaleza, los plásticos biodegradables siguen presentando muchos problemas.

Problemas de los plásticos biodegradables

  • El etiquetado de estos plásticos no especifica que su uso reduzca la contaminación en ríos y mares. Las condiciones que precisan estos plásticos para su descomposición muy raramente son los mismos que los que se presentan en los océanos y ríos. Así, pueden llegar a tardar siglos en descomponerse si los microbios encargados de su descomposición no encuentran oxígeno para llevar a cabo su tarea.
  • Aunque tarden menos en degradarse en ambientes naturales, de media pueden demorarse alrededor de los 3 años. Por ejemplo, unos pañales manufacturados con plástico convencional tardan alrededor de 350 años en degradarse, mientras que los fabricados con plástico biodegradable de 3 a 6 años.
  • Reciclaje complejo. Estos plásticos, al ser “biodegradables”, no se pueden mezclar con los convencionales, por lo que se precisaría de una estrategia de reciclaje diferente para estos productos.
  • La producción de plástico se obtiene a partir de fuentes alimenticias. Esto quiere decir que, aunque fueran biodegradables en un periodo de tiempo reducido, harían falta grandes extensiones de terreno para cultivar los productos de su manufacturación, además de la utilización de fertilizantes y agua, por lo que se incrementaría la sobreexplotación y la deforestación de los ecosistemas naturales.
  • Condiciones específicas requeridas. Estas condiciones son las mismas que se dan en las plantas de compostaje industrial (mezcla equilibrada de humedad, aireación, oxígeno y temperatura superior a 50 ºC de forma prolongada). Es muy difícil mantener estas condiciones para la producción de plástico biodegradable a gran escala.
  • Su elaboración a manos de fuentes renovables no conlleva que se fabriquen con menos sustancias químicas perjudiciales o aditivos.

Para concluir podemos decir que, aunque son mejores que los convencionales, los plásticos biodegradables no solucionan el problema actual de ámbito global de la contaminación por plástico. Además, su descomposición depende mucho de las condiciones que se den en el medio ambiente.

No obstante, estos plásticos pueden ser de gran utilidad para ciertos usos y como medio para seguir investigando sobre este problema. Sin embargo, hasta el día de hoy, la mejor manera de luchar contra la contaminación plástica se basa en reducir cualquier uso de plásticos, reutilizarlos en el caso de que su uso sea necesario y sustituirlos por otros materiales siempre que sea posible, como bolsas de tela o cartón. Aquí puedes conocer más Alternativas para sustituir las bolsas de plástico.

Tipos de plásticos biodegradables

básicamente, existen dos tipos de plásticos biodegradables:

  • Bioplásticos: estos plásticos se obtienen a partir de materias primas renovables.
  • Plásticos fabricados con aditivos biodegradables: no son producidos 100% con materias primas renovables, sino que estos plásticos se componen de petroquímicos que mejoran su biodegradación.

A continuación, os presentamos algunos ejemplos de la utilidad de ambos tipos de plásticos biodegradables.

  • Envoltorios. Los envoltorios hechos de plástico biodegradable para envasado de alimentos. Recordemos que su descomposición lleva mucho menos tiempo que el plástico tradicional, por lo que sería conveniente utilizar bioplásticos para reducir la contaminación que se origina por la venta masiva de productos alimenticios.
  • Sector agrícola. Es una buena opción ya que se puede mezclar con capas de semilla y mantillo y para producir coberturas de suelo y macetas.
  • Medicina. Los plásticos biodegradables son otra opción acertada para la fabricación de ciertos productos plásticos destinados a la medicina como cápsulas degradables en el interior del cuerpo humano, microdispositivos o suturas absorbibles.
Plásticos biodegradables: qué son y tipos - Tipos de plásticos biodegradables

Qué es la oxobiodegradación y el plástico oxobiodegradable

Se conoce como oxobiodegradación al proceso de descomposición de la materia en el que convergen dos etapas, la oxidación y la biodegradación, las cuales pueden suceder a la vez o sucesivamente. Esta tecnología aplicable durante la fabricación del plástico gracias a la introducción de agentes prodegradantes permite que este material se degrade en mucho menor tiempo que el plástico convencional, de cientos de años a tan solo unos meses con esta tecnología oxo.

Tras finalizar su vida útil, el plástico, bajo condiciones abióticas, comienza a perder las propiedades y se fragmenta. A continuación, mediante un fenómeno celular y oxidante, el plástico se vuelve frágil y se biodegrada en millones de partículas invisibles para el ojo humano. La posibilidad de su descomposición se puede llevar a cabo en cualquier ambiente con oxígeno y sin necesidad de agua, pueden ser reciclados y diseñados a través de productos reciclados.

Estas características clasifican al plástico oxobiodegradable como un competidor nato con muchas ventajas frente al resto de tipos de plásticos. Así, en la actualidad podemos encontrar muchos productos fabricados a partir de plástico oxobiodegradable:

  • Bolsas de la compra
  • Bolsas de basura
  • Guantes
  • Botellas
  • Vasos
  • Envases

Si deseas leer más artículos parecidos a Plásticos biodegradables: qué son y tipos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Productos ecológicos.

Escribir comentario sobre Plásticos biodegradables: qué son y tipos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Rafael .V
Excelente..!!!

Plásticos biodegradables: qué son y tipos
1 de 3
Plásticos biodegradables: qué son y tipos

Volver arriba