Compartir

Rábanos: cómo sembrar y cultivar

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 30 agosto 2019
Rábanos: cómo sembrar y cultivar

El rábano, de nombre científico Raphanus sativus, es una planta anual o bienal dependiendo de la especie, que es conocida en todo el mundo por el valor culinario de sus raíces, pues algunas no tienen mucho sabor mientras que otras llegan a picar. Es una planta que encuentra su origen en la zona de Eurasia, pero actualmente se ha extendido globalmente.

Si quieres aprender cómo sembrar y cultivar rábanos para poder disfrutar de forma ecológica de su consumo, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que te enseñaremos a hacerlo correctamente paso a paso.

También te puede interesar: Pepinos: cómo sembrar y cultivar

Cuándo sembrar rábanos

Lo más habitual es sembrar los rábanos en primavera, dos semanas antes de la última helada, pero la mayoría de variedades de esta planta pueden cultivarse durante todo el período que va de primavera a otoño. De hecho, plantarlos cada 15 días para poder ir recogiéndolos de forma escalonada y disfrutar, de este modo, de una cosecha reciente durante más tiempo es una práctica bastante extendida y recomendada.

Si eliges un rábano de primavera como el cherry belle, que son los más comunes, puedes empezar a sembrar en primavera u otoño. Los rábanos de verano, en cambio, crecen algo más despacio y los rábanos de invierno, como el daikon, son mucho mayores, con más contenido de almidón y se plantan a finales de verano.

Rábanos: cómo sembrar y cultivar - Cuándo sembrar rábanos

Cómo sembrar rábanos

Los rábanos no necesitan de trasplante, así que pueden sembrarse directamente en su ubicación definitiva, tanto en exterior como en recipientes que dispongan de un fondo adecuado en función del tamaño de la especie a plantar. Sigue estos consejos para sembrar rábanos con éxito:

  • Elige una zona que reciba pleno sol o semisombra, dependiendo del tipo de clima de tu zona. Si dispones de un clima particularmente caluroso será mejor darles algo de sombra, mientras que, si es una zona templada, será mejor exponerlo a todo el sol posible.
  • También es importante que el terreno disponga de un buen drenaje y que tenga un pH de alrededor de 7,4. Con pH más bajos, te arriesgas a que el hongo de la hernia de la col aparezca e infecte tus rábanos. Si tu suelo es de pH inferior a este valor, puedes elevarlo con cal.
  • Al menos una semana antes de plantar, enriquece el suelo con abundante materia orgánica, ya que estas plantas son muy exigentes en lo que a nutrientes respecta.
  • Entierra las semillas a aproximadamente 1 cm de profundidad, separadas entre sí unos 2 o 3 centímetros. Si plantas en huerto, en varias filas, respeta unos 30 centímetros entre filas.
  • Riega tras plantar las semillas, y hazlo de nuevo cada vez que la tierra se vea seca. Una variedad común de rábano de primavera germinará entre unos 3 y 5 días si todo va bien.

Cómo cultivar rábanos - cuidados básicos

Ya hemos hablado de las necesidades de sol y pH del suelo de esta planta. Por ello, a continuación, hablamos de más detalles para aprender cómo cultivar rábanos correctamente con estos cuidados básicos:

Riego de los rábanos

En lo que se refiere a riegos, los rábanos necesitan de un riego abundante y, sobre todo, uniforme. Debes regar regularmente cada vez que la tierra se agriete, aunque sin llegar nunca a encharcar. Si dejas pasar varios días sin regar y luego riegas en gran cantidad para compensarlo, es probable que tus rábanos se agrieten al crecer.

Abono para rábanos

Fertiliza los rábanos dos semanas después de haberlos sembrado para darles un aporte extra de nutrientes que haga crecer sus raíces. Infórmate mejor acerca del Abono orgánico: qué es, sus tipos y cómo hacerlo en casa en este otro post de EcologíaVerde.

Convivencia con otras plantas en el huerto

Además, presta especial atención a la hora de retirar hierbas adventicias, que pueden robar a los rábanos los nutrientes del suelo y hacerlos crecer menos. También ten en cuenta que esta planta funciona muy bien como planta de compañía en el huerto, ya que mantiene alejados a muchos insectos. Funcionarán especialmente bien junto a coles, zanahorias y chirivías.

Cómo cultivar rábanos más picantes

Si quieres que tus rábanos tengan un sabor más picante del habitual, puedes jugar con el riego: reduciéndolo aumenta ese aspecto de su sabor.

Si observas algo extraño en el aspecto de tus plantas, puedes consultar este otro artículo en el que hablamos sobre los Problemas de crecimiento de los rábanos.

Cuándo cosechar rábanos

Cuando sus raíces tengan un diámetro de alrededor de 2,5 cm, la mayoría de variedades estarán listas para su cosecha. Ten en cuenta que variedades más grandes necesitarán de un mayor tamaño antes de ser cosechadas, como es lógico. No los dejes crecer demasiado tiempo o se volverán duros y de textura desagradable. Además, si llegan a semillar, su sabor se echará a perder.

Retira la tierra de alrededor y ayúdate de una pala para extraer los rábanos desde abajo y sin dañarlos. Una vez cosechados, deben ser consumidos mientras se mantienen frescos, aunque puedes guardarlos en una zona oscura y fresca durante hasta 15 días.

Rábanos: cómo sembrar y cultivar - Cuándo cosechar rábanos

Si deseas leer más artículos parecidos a Rábanos: cómo sembrar y cultivar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Rábanos: cómo sembrar y cultivar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Rábanos: cómo sembrar y cultivar
1 de 3
Rábanos: cómo sembrar y cultivar

Volver arriba