Compartir

Rocas sedimentarias: tipos, clasificación y ejemplos

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 30 mayo 2019
Rocas sedimentarias: tipos, clasificación y ejemplos

Las rocas sedimentarias se forman gracias a la precipitación y acumulación de minerales de una solución (provenientes de líquidos) o bien, gracias a la compactación de restos de seres vivos (tanto animales como vegetales) que se compactan hasta consolidarse en rocas duras.

Si quieres saber más sobre las rocas sedimentarias, sus tipos, clasificación, ejemplos y cómo se forman, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde dedicado a este gran grupo de rocas que cubre el 75% de la superficie de nuestro planeta.

Formación de las rocas sedimentarias

Las rocas sedimentarias son un tipo de rocas que se forma siempre en la superficie terrestre a partir de rocas preexistentes que pasan por el llamado proceso sedimentario, que acaba por convertirlas en rocas sedimentarias como tales. Este proceso de sedimentación consta de distintas grandes fases generales.

  1. Erosión: ya sea de tipo biológica, química o mecánica, esta fase del proceso sedimentario se caracteriza por la destrucción de la roca sólida preexistente, descomponiéndola en fragmentos más pequeños. Los agentes destructores pueden ser el viento, el agua o el hielo.
  2. Transporte: en esta fase, el agua en sus diferentes estados o el viento transportan los fragmentos producto de la erosión.
  3. Depósito: los sedimentos transportados por el agua, el viento o el hielo son acumulados en zonas deprimidas propensas a ello, como deltas, lagos, fosas o cuencas.
  4. Compactación y diagénesis: los procesos físicos y químicos compactan los sedimentos acumulados, de forma que acaban transformándolos en rocas sedimentarias.

Es debido a la naturaleza de este proceso de formación que las rocas sedimentarias tienden a estar formadas en capas o estratos, que permiten diferenciar al estudiarlas los diferentes fenómenos ocurridos durante determinados periodos de tiempo.

Rocas sedimentarias: tipos, clasificación y ejemplos - Formación de las rocas sedimentarias

Tipos y clasificación de rocas sedimentarias

Hay dos grandes formas de clasificar las rocas sedimentarias: por su formación y por su composición. Por un lado, los distintos tipos de rocas sedimentarias según su formación se clasifican en:

  • Rocas sedimentarias detríticas o clásticas: estas son rocas sedimentarias que se han formado a causa de la acumulación durante grandes periodos de tiempo de sedimentos procedentes de la erosión de grandes rocas, laderas o montañas, y depositados por simple efecto de la gravedad. Según el tamaño de los clastos que las componen se clasifican a su vez en conglomerados, areniscas y rocas arcillosas.
  • Rocas organógenas: estas rocas están formadas con de seres vivos. Lo más habitual es encontrarlas formadas por la biomineralización de esqueletos, pero también las hay formadas a partir de materia celular, llamadas rocas orgánicas.
  • Rocas sedimentarias químicas: cuando se dan procesos químicos como la evaporación del agua de mar, queda un residuo de sal y otros minerales. Las rocas químicas están formadas por la deposición y acumulación de procesos químicos como este.
  • Margas: este es un tipo de roca sedimentaria mixta que está formada por la acumulación de rocas detríticas con rocas químicas. Debido a esto, algunos expertos prefieren no considerarlas un tipo de roca sedimentaria de por sí.

Por otro lado, los tipos de rocas sedimentarias según su composición se clasifican en:

  • Terrígenas: están formadas por sedimentos terrígenos, principalmente granito o partículas orgánicas silíceas, y habitualmente con altas cantidades de cuarzo.
  • Carbonáticas. Compuestas principalmente por minerales de carbonato, habitualmente cálcico. Constituyen una tercera parte del total de rocas sedimentarias.
  • Silíceas: estas rocas están formadas por partículas orgánicas de silicio o por meteorización de granito.
  • Orgánicas: las rocas sedimentarias de este tipo tienen su origen en materia orgánica de seres vivos, ya sea de sus esqueletos o materia celular.
  • Ferro-alumínicas: cuando una mena ferro-aluminíca sufre un proceso de meteorización por efecto de una erupción volcánica o un proceso similar, se crea este tipo de rocas sedimentarias, muy ricas en metales.
  • Fosfáticas: estas rocas, más difíciles de encontrar, se crean a partir del proceso de litificación del guano, es decir, de excrementos de ave, aunque no es su único modo de formación.

Ejemplos de rocas sedimentarias

Hay gran cantidad de rocas sedimentarias que vemos en nuestro día a día. Algunos ejemplos de rocas sedimentarias son los siguientes:

  • Carbón: no se puede hablar de rocas sedimentarias orgánicas sin mencionar el carbón mineral, e incluso el petróleo. Estas sustancias tan valiosas actualmente se han formado a partir de la litificación de restos orgánicos, y son por tanto rocas sedimentarias.
  • Evaporitas: el yeso y la sal gema son algunas de las evaporitas más conocidas, formadas a partir de la evaporación del agua de mar y la cristalización de sus restos.
  • Caliza: la roca caliza, usada tanto en construcción como en jardinería, es una roca sedimentaria de tipo carbonático que se forma en aguas de mar poco profundas de zonas tropicales.
Rocas sedimentarias: tipos, clasificación y ejemplos - Ejemplos de rocas sedimentarias

Si deseas leer más artículos parecidos a Rocas sedimentarias: tipos, clasificación y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros medio ambiente.

Escribir comentario sobre Rocas sedimentarias: tipos, clasificación y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Rocas sedimentarias: tipos, clasificación y ejemplos
1 de 3
Rocas sedimentarias: tipos, clasificación y ejemplos

Volver arriba