Compartir

¿Son venenosas las salamandras?

 
Por Aleix Cardona. Actualizado: 4 diciembre 2018
¿Son venenosas las salamandras?

El veneno es una de las características más fascinantes que pueden tener los animales. Este es muy común entre ciertos grupos, sobre todo los anfibios y los reptiles. Aunque la mayoría de las veces lo utilizan como defensa, hay algunas especies que también lo utilizan como ataque para reducir o matar a sus presas.

Uno de los anfibios más populares son las salamandras, por lo que es normal que mucha gente se pregunte si son venenosas. Si eres de los que se preguntan si son venenosas las salamandras en el siguiente artículo de EcologíaVerde te lo explicaremos, además, también te hablaremos sobre otros mitos y leyendas acerca de estos fantásticos animales.

¿Las salamandras son venenosas?

Muchos anfibios son venenosos pero, a diferencia de otros tipos de animales como los reptiles, este veneno no lo inyectan por aguijones o por mordeduras, sino que lo tienen en las glándulas granulares de la piel. Teniendo esto en cuenta la respuesta es sí, las salamandras son venenosas, pero es necesario puntualizar más sobre qué veneno tienen y qué reacción provoca.

Las salamandras son venenosas pero su veneno no es peligroso, ni para los humanos ni para otros animales. Cuando las salamandras se ven amenazadas se sitúan en posición defensiva arqueando su cuerpo y enseñando sus colores. Así mismo, a través de la piel empiezan a libera las toxinas venenosas. Estas toxinas, en contacto con las mucosas provocan irritación, no obstante, su objetivo no es matar ni envenenar a su depredador.

La característica principal del veneno de las salamandras es que tiene un sabor muy desagradable, lo que provoca un enorme rechazo. Así pues, cuando un animal se pone una salamandra en la boca y nota el veneno la escupe directamente y la próxima vez se lo pensará más. Por otro lado, suelen situar la cola sobre su espalda de modo que sea lo primero que toque el depredador. Como quizás sabes, las salamandras son uno de los animales capaces de regenerar partes de su cuerpo, es por eso que muchas veces prefieren sacrificar su cola durante un tiempo si eso impide que ese animal vuelva a querer comer una salamandra.

Si quieres saber cuáles son los animales más venenosos del mundo en el siguiente artículo te lo explicamos.

¿Las salamandras son peligrosas para los humanos?

Ya hemos explicado que la salamandra es venenosa, ahora bien, ¿qué significa venenosa?, ¿es peligrosa para los humanos? La respuesta rápida es que no, las salamandras no son peligrosas para los humanos, al menos no son mortales. Como ya hemos explicado anteriormente, las salamandras afectan a las mucosas, por lo que en contacto con los ojos, la boca u otras zonas sensibles del cuerpo puede provocar inflamación e irritación.

Es posible que a algunas personas más sensibles a la toxina de la salamandra el simple hecho de cogerlas con las manos ya les provoque irritación en la dermis. No obstante, las molestias más habituales se dan cuando una persona, después de tocar una salamandra, se toca los ojos o se las pone en la boca. Es por eso que después de tocar una salamandra es importante lavarse las manos para prevenir cualquier problema.

Del mismo modo es importante tener cuidado con los niños y explicarles bien que las salamandras no se deben tocar, no solo porque pueden provocar problemas en la piel y las mucosas, sino porque los animales tienen derecho a vivir tranquilos sin que nadie les moleste.

¿Son venenosas las salamandras? - ¿Las salamandras son peligrosas para los humanos?

¿Las salamandras son venenosas para los perros?

Ahora que ya te hemos explicado todo lo necesario sobre las salamandras y su veneno es necesario hablar de nuestras mascotas. Habiendo leído este artículo de EcologíaVerde ya sabrás lo que debes hacer en caso de tocar una salamandra, sin embargo, nuestros perros no tienen esa suerte. Es por eso que debes tener cuidado cuando lo pasees o cuando estéis en el bosque y procures que no se coma ninguna. La realidad es que es improbable que lo haga, como hemos dicho, su veneno tiene un sabor muy desagradable que hará que la escupa inmediatamente, no obstante, cabe la posibilidad que se la trague, lo que le provocará irritación en la boca y la mucosa intestinal.

En ese caso, y siempre que a nuestro perro le pique algo o tengamos dudas sobre cualquier cosa que ha comido, es importante llevarlo al veterinario para que le haga una exploración y así prevenir cualquier riesgo.

¿La salamandra verde es venenosa?

La salamandra verde, científicamente conocida como Aneides aeneos, es la única especie de salamandra que se puede encontrar en la costa Este de los EEUU. En la actualidad es una especie muy amenazada, de hecho, su supervivencia pende de un hilo a causa de la pérdida de su hábitat y por la llegada de otras especie invasoras.

Esta salamandra puede medir entre 8 y 12 centímetros y es de un color amarillo azulado. No obstante, su nombre proviene de las manchas verdes que surcan su piel y que les permite camuflarse entre el liquen. Al contrario de las especies europeas, la salamandra salamandra de la que acabamos de hablar, la salamandra verde no es venenosa. En cambio, sí que se mueven por los mismos entornos, es decir, áreas con sombra y húmedas como los troncos o las grietas de las cuevas y rocas.

Mitos sobre las salamandras

Son muchos los mitos y las leyendas alrededor de las salamandras. Que viven en el fuego, que su veneno puede contaminar ríos enteros, que pueden dejarte calvos, que son seres mitológicos... De hecho, durante más de mil años se ha dado por hecho que las salamandras habitaban en el fuego y que no se quemaban.

El filósofo Aristóteles fue uno de los que popularizó el mito de que vivían en el fuego, de hecho, decía que podían apagarlo. Aunque más tarde Plinio hizo un experimento en el que se demostró falso, el mito persistió y aún persiste en mucho países. Pero, ¿cómo es que es tan popular? Esto se debe a que las salamandras viven en sitios húmedos y oscuros, por lo que les encanta estar en los troncos. Cuando la gente usa esos troncos para hacer fuego, si había alguna salamandra despistada, saldrá corriendo en el momento en que se enciendan las llamas. Este hecho es el que hizo que se pensara que podían vivir en el fuego.

Por otro lado, también es muy popular la leyenda sobre la potencia de su veneno, algo que ya hemos visto que no es cierto. La leyenda cuenta que más de cuatro mil soldados y dos mil caballos del ejercito de Alejandro Magno murieron envenenados tras bebes agua de un río en el que había estado una salamandra.

¿Son venenosas las salamandras? - Mitos sobre las salamandras

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Son venenosas las salamandras?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Animales salvajes.

Escribir comentario sobre ¿Son venenosas las salamandras?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Son venenosas las salamandras?
1 de 3
¿Son venenosas las salamandras?

Volver arriba