Compartir

Cactus piedra o lithops: cuidados

Cactus piedra o lithops: cuidados

Los Lithops, también llamados cactus piedra del desierto o piedras vivas, son en realidad todo un género de plantas suculentas con más de 100 especies en su haber. Son originarias de la zona sur de África, y son muy populares en jardinería por su aspecto único, que las hace parecer piedras cuando no tienen flor.

En EcologíaVerde, vamos a ver los cuidados del cactus piedra o lithops con una guía práctica, llena de consejos y fotos.

También te puede interesar: Injerto de cactus: cómo hacerlo y cuidados

Características del cactus piedra o lithops

Como ya hemos mencionado, los cactus piedra son todo un género, pero todas sus especies comparten sus características principales. Son plantas de cuerpo cónico con la superficie plana, y cuentan con solo dos hojas unidas en su base, con una fisura entre las dos que es de donde aparecen las nuevas hojas, que sustituirán a las anteriores, y la flor. Sus colores pueden variar bastante, y van del verde al rosáceo, como el que presenta el Lithops karasmontana, o el naranja del Lithops lesliei. Al hablar de los cactus piedra a veces se incluye también a los Pleiospilos, que es un género emparentado y comparte su apariencia de piedras vivas, aunque son distinguibles de los lithops por su mayor número de hojas.

Los cactus piedra son plantas muy resistentes que están adaptadas a los climas calurosos y secos de su hábitat natural, y son usados habitualmente como plantas tanto de interior como de exterior. Cuando florecen en otoño, producen una única flor, nocturna y con forma de margarita, tan grande que llega a ocultar casi por completo el resto de la planta.

Cactus piedra o lithops: cuidados - Características del cactus piedra o lithops

Cuidados del cactus piedra o lithops - guía práctica

Estos son los cuidados básicos del cactus piedra o lithops, con los que conseguirás que crezca sano y llegue a florecer en un tiempo.

Luz y emplazamiento

Como plantas de desierto que son, los lithops necesitan de mucha luz natural y pueden incluso exponerse a pleno sol a temperaturas que no superen los 35ºC. Sin embargo, estas suculentas no soportan bien el frío, y no deberían exponerse nunca a temperaturas por debajo de los 10ºC. El frío es uno de los grandes enemigos del cactus piedra, y si se le expone a una helada o a temperaturas muy bajas lo más probable es que la planta no consiga sobrevivir.

Riego

Los lithops precisan de muy poca agua, y de hecho el exceso de riego es una de sus principales amenazas. Debes regarlos una vez cada diez días en primavera y verano, reducir el riego en otoño, y no regar en absoluto en todo el invierno, cuando la planta tiene menos actividad. Además, es importante que el plato de la maceta no acumule nunca agua, así que si tras el riego queda agua en este, elimínala de inmediato. Estoy es muy importante porque el exceso de humedad puede provocar la putrefacción de las raíces de esta planta con notable facilidad.

Sustrato

Esta es una planta fuerte y muy adaptada a tierras áridas, así que habitualmente no precisará de abono en su tierra. Un sustrato universal o para plantas crasas será más que suficiente en la gran mayoría de los casos.

Trasplante

Se recomienda trasplantar los cactus piedra cada tres años y no antes, ya que el crecimiento de esta planta no es excesivo. El trasplante debe llevarse a cabo en primavera.

En esta otra guía de EcologíaVerde te mostramos Cómo trasplantar un cactus y cómo hacerlo y, además, dentro encontrarás una vídeoguía.

Cactus piedra o lithops: cuidados - Cuidados del cactus piedra o lithops - guía práctica

Cómo hacer florecer un cactus piedra

Los cactus en general son plantas de crecimiento muy lento, por lo que es habitual que tarden varios años en dar su primera flor. Sin embargo, si tienes tu lithops desde hace tres años o más o aún no ha florecido nunca, repasa que estés aportándole todo lo que necesita para estar en condiciones óptimas. Los puntos más importantes aquí son que reciba suficiente aporte de luz del sol y que se mantenga a una temperatura adecuada, incluso en invierno.

Si tu cactus piedra no florece, probablemente se deba a que está en una ubicación poco soleada o a que la temperatura es inferior de lo aconsejado, ya sea durante todo el año o solo en la época fría. Recuerda también que el riego es importante en primavera y verano, pero bajo ningún concepto debes permitir que el sustrato se encharque.

Cómo es la flor de un cactus piedra

Cada lithops da una única flor de gran tamaño que habitualmente surge en otoño. Se trata de flores en forma de margarita, blancas o de un vivo amarillo, que crecen hasta cubrir por completo la planta y desprenden un perfume suave y agradable. Si te gustan las flores de los cactus, en este otro post te mostramos más Tipos de cactus con flores.

Para terminar, te dejamos una galería de fotos de cactus piedra o lithops con y sin flores, para que veas la gran variedad que hay.

Cactus piedra o lithops: cuidados - Cómo hacer florecer un cactus piedra

Si deseas leer más artículos parecidos a Cactus piedra o lithops: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cactus piedra o lithops: cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Mara
De tan raros que se ven son preciosos e increibles!

Cactus piedra o lithops: cuidados
1 de 12
Cactus piedra o lithops: cuidados

Volver arriba