Compartir

Sustrato para cactus y suculentas: cómo hacerlo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 30 agosto 2019
Sustrato para cactus y suculentas: cómo hacerlo

Los cactus y plantas suculentas son cada vez más populares en jardinería y decoración gracias a sus particulares y llamativas formas, que dan un toque diferente a cualquier habitación. Sin embargo, aunque son plantas que por lo general son bastante resistentes, sí es cierto que tienen algunas necesidades a las que vale la pena prestar atención. Por ejemplo, una de sus necesidades más importantes es el sustrato o tierra en la que se plantan, sin importar si es en suelo o en maceta.

Si quieres saber cómo hacer sustrato para cactus y suculentas, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

Tipo de sustrato que necesita una suculenta o un cactus

La mayoría de suculentas son originarias de terrenos desérticos o muy secos y áridos. Esto significa que no solo están acostumbradas a condiciones muy duras, sino que tienen sus propias necesidades específicas.

Una de las principales, por lo dañina que les puede resultar si no se cumple cuidadosamente, es que la mayoría de suculentas no tolera los suelos húmedos. Evidentemente, necesitan agua como todas las plantas, aunque las suculentas tienen la capacidad de almacenar grandes cantidades de agua para aguantar largas temporadas sin riego, pero si están en suelos con exceso de humedad, la putrefacción y los hongos no tardarán en atacarlos.

Por esto, es muy importante que tus suculentas tenga una tierra o sustrato con muy buen drenaje, que les asegure la menor acumulación de humedad posible. Además, dado que están acostumbradas a suelos áridos, estas plantas tampoco necesitan una gran cantidad de nutrientes en sus sustratos y, de hecho, el exceso de nitrógeno las debilitará.

Infórmate acerca de si tus suculentas son de origen desértico o de otras zonas algo más húmedas. Si vienen de zonas con más humedad, necesitarás adaptar el sustrato para que retenga más agua.

Sustrato para cactus y suculentas: cómo hacerlo - Tipo de sustrato que necesita una suculenta o un cactus

Cómo hacer sustrato para cactus y suculentas

Si tenemos en cuenta lo ya dicho, te habrás dado cuenta de que el sustrato universal solo no sirve para estas plantas. Sin embargo, no necesitas gastarte el dinero en comprar una mezcla específica, porque aquí vamos a ver cómo preparar sustrato para cactus y suculentas.

Hay muchísimas recetas para hacer tierra para cactus y suculentas. Para elaborar un sustrato apto para suculentas en general, sean cactáceas o no, lo mejor es usar una mezcla de uno de estos dos tipos, según el tipo de clima en el que vivas:

  • Mezcla 2 partes de sustrato universal y 1 parte de piedra pómez, pumita o alguna otra roca volcánica de características parecidas, ligeras y porosas. Esta mezcla es adecuada para climas templados y ayudará a mantener tus suculentas sanas, sin excesivos niveles de humedad.
  • Si en cambio, vas a trabajar con suculentas que necesiten de suelos particularmente secos, podemos utilizar una mezcla con musgo de turba y corteza de abeto, que proporcionarán una tierra con todavía menos humedad.

Cuáles son las mejores macetas para cactus y suculentas

Una de las cosas más importantes de las macetas para suculentas y cactus es que cuenten con agujeros de drenaje. Dado que usamos sustratos con una gran capacidad de drenaje, la maceta tiene que poder expulsar el agua sobrante por su parte inferior para mantener las raíces alejadas del exceso de humedad. Además, estos agujeros también son muy útiles para, en caso de macetas pequeñas, que nos sirvan para saber cuándo la planta necesita un trasplante, si es que sus raíces pueden verse por los agujeros.

Además, en las macetas de barro, al ser un material poroso, se elimina mejor la humedad y las raíces se agarran con mayor facilidad, aunque por contra tendremos que tener un mayor cuidado en los trasplantes.

Si buscas más información acerca de este tema, aquí te mostramos más indicaciones sobre las Macetas para cactus.

Cuándo y cómo trasplantar cactus y suculentas

Por lo general, lo que marca el momento de trasplantar una suculenta no es el tamaño de la planta visible sino, como hemos dicho antes, sus raíces. Cuando las raíces asoman por los agujeros de drenaje, es que la planta necesita un nuevo hogar más grande. Sigue estos pasos y consejos para trasplantar suculentas y cactus:

  • Al trasplantar este tipo de plantas hay que tener mucho cuidado con no romper las raíces al sacarla de su maceta actual. Si tiramos de la propia planta nos arriesgamos a que las raíces se rompan de forma perjudicial o, incluso, fatídica para la planta. Para sacar la planta de la maceta sin dañarla, sírvete de pequeños golpecitos en los bordes y laterales de la misma. Incluso puedes colar un lápiz por los agujeros de drenaje para soltar un poco la tierra.
  • No trasplantes tu suculenta a una maceta mucho mayor que la anterior, ya que es mejor que vaya creciendo poco a poco, sin tener demasiada tierra de sobra.
  • Por último, antes de plantarla en su nueva maceta, suelta con cuidado el sustrato que puedas de las raíces, desenredándolas con delicadeza dentro de lo posible.

En este otro post puedes conocer mejor los pasos sobre Cómo trasplantar un cactus y cuándo hacerlo.

Sustrato para cactus y suculentas: cómo hacerlo - Cuándo y cómo trasplantar cactus y suculentas

Si deseas leer más artículos parecidos a Sustrato para cactus y suculentas: cómo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Sustrato para cactus y suculentas: cómo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Sustrato para cactus y suculentas: cómo hacerlo
1 de 3
Sustrato para cactus y suculentas: cómo hacerlo

Volver arriba