menu
Compartir

Cómo secar flores naturales

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. Actualizado: 23 marzo 2022
Cómo secar flores naturales

La posibilidad de conservar durante mucho tiempo las flores más bonitas de nuestras plantas, capturando así la belleza de un regalo que de otro modo sería efímero, está al alcance de cualquiera gracias a las técnicas de secado de flores naturales.

Si quieres saber cómo secar flores naturales para poder guardarlas y elaborar decoraciones únicas con ellas, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que encontrarás 8 métodos de secado. Verás que es muy fácil conservar flores naturales secándolas.

También te puede interesar: Cómo secar lavanda

Secado mediante prensado

Esta es una de las técnicas más usadas y también más sencillas cuando se trata de secar flores naturales, además de la más antigua. Las flores que se consiguen de este modo resultan ideales para todo tipo de adornos y elaboraciones, y lo único que la técnica requiere prácticamente es tiempo, aunque funciona mucho mejor en flores de pequeño tamaño y más bien planas.

Para prensar las flores naturales, basta con ponerlas entre hojas de papel de periódico, que resulta muy absorbente, seguidas de otra capa exterior de papel secante y finalmente otra de cartón, todas con la finalidad de absorber el agua de las plantas. Después, cierra con cinta adhesiva el paquete formado y colócalo dentro de un libro lo suficientemente grande, preferiblemente grueso. Añade peso sobre el libro y déjalo así una semana, para luego cambiar las hojas de periódico y papel absorbente por otras. Dos semanas después, tus flores estarán listas.

Cómo secar flores naturales - Secado mediante prensado

Secado con ventilador

Esta técnica es muy útil para secar grandes cantidades de flores. Prepáralas en ramilletes lo más abiertos posible y apílalas en un cuarto, sobre una superficie extensa. Es importante que el cuarto tenga un ambiente cálido y con poca humedad. Una vez lista la mesa o superficie a utilizar, o colgadas las flores de hilos, apunta un ventilador a los lados de las flores o con la corriente pasando por debajo de ellas, de forma que se lleve la humedad dañándolas lo mínimo posible.

Secado al aire

Si te preguntas cómo secar un ramo de flores naturales, individual o varios, pero ya ramos formados y no flores sueltas, ten en cuenta que esta es otra de las técnicas más usadas, especialmente cuando se trabaja con flores delicadas de tallo largo. Se parece mucho al método con ventilador, solo que dejando que la ventilación se dé de forma natural. Así, el proceso es más suave y menos agresivo, respetando mejor el volumen y forma de la flor.

Consiste en colgar las flores boca abajo, en ramilletes amplios atados con cordel de rafia sin apretar demasiado, que habrá que ir ajustando conforme los tallos pierdan agua y volumen. Es necesario que el cuarto elegido sea cálido y oscuro, pero que disponga de una buena ventilación. El proceso tardará entre 15 y 30 días.

Cómo secar flores naturales - Secado al aire

Secado al sol

Un método muy apropiado para plantas aromáticas y bastante rápido entre los naturales. Consiste en colocar los tallos de las flores cortadas sobre una superficie de madera, muy abiertos para que todos reciban el sol de forma parecida y tengan ventilación. Se deja la bandeja o superficie de madera al sol, en una zona donde reciba la máxima incidencia posible y siempre sin dejar que se moje. En condiciones ideales, en una semana tus flores estarán totalmente secas.

Secado en horno

Este método puede utilizarse para secar hojas o flores de pétalos grandes y planos, ya que aquellas con mucho volumen no se secarán por igual.

Extiende las flores a secar en una bandeja de horno sin que se apilen ni toquen entre ellas para que no se cubran y se quiten el calor o se queden pegadas, y pon la bandeja en el horno a temperatura baja, por debajo de los 80 ºC. Deja la puerta del horno ligeramente abierta para que el calor escape o, si es de gas, ábrelo unos segundos a intervalos de cada 5 minutos.

Secado en microondas

El microondas es más rápido que el horno para secar un ramo de flores o varias separadas y también tiene menos limitaciones, pues aplica el calor de forma muy diferente. El método más sencillo de secado con microondas consiste en colocar las flores en un plato, bien separadas, y taparlas con film transparente. Después, mételas 1 minuto en el microondas a toda potencia y, si no es suficiente, ve añadiendo nuevas aplicaciones de 20 segundos, comprobando el estado cada vez. Cuanto mayores sean, lógicamente, más tiempo necesitarán.

Secado en deshidratador

El método del deshidratador se parece mucho al del horno, solo que se corren menos riesgos pues la aplicación del calor es más suave y gradual. Coloca los tallos y flores tan esparcidos como puedas y ajusta el deshidratador a 45 ºC o menos, comprobando regularmente cómo avanza el proceso de secado.

Cómo secar flores naturales - Secado en deshidratador

Secado con secante

Si cuentas con arena para gato o de sílice, que también puede usarse en un método avanzado de secado por microondas, puedes secar un ramo de flores o las flores por separado con desecante, un método ideal para conservar flores vistosas y de muchos pétalos sin dañarlas. Simplemente coloca en un frasco una base de la arena de sílice y pon la flor en ella, en vertical. Cierra el recipiente de forma hermética y el sustrato desecante hará su trabajo, secándola por sí mismo en menos de una semana.

También te recomendamos leer estos consejos sobre Cómo secar lavanda, una de las plantas más populares para secar y usar en manualidades, decoración y la elaboración de productos ecológicos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo secar flores naturales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Cómo secar flores naturales
1 de 4
Cómo secar flores naturales

Volver arriba