menu
Compartir

Magnolio en maceta: cuidados y trasplante

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 24 agosto 2022
Magnolio en maceta: cuidados y trasplante

El magnolio es uno de los árboles más apreciados por todo tipo de aficionados a la jardinería y a las plantas en general. Su apodo de Rey del jardín le viene dado por la gran belleza de su porte, hojas y floración. Sin embargo, no todo el mundo cuenta con el espacio suficiente para poder cultivar un magnolio en toda su dimensión, y es que puede alcanzar alturas de hasta 35 metros.

Por eso, en este artículo de EcologíaVerde, vamos a hablar de los cuidados de un magnolio en maceta y su trasplante, con un tamaño mucho más controlado. ¿Te interesa? Entonces, sigue leyendo esta guía completa.

También te puede interesar: Cuidados del aguacate en maceta

Características del magnolio en maceta

Los magnolios son toda una familia de plantas, las magnoliáceas, con casi 120 especies distintas en su haber. Son plantas originarias de Centroamérica, la zona sudeste de Estados Unidos, América del Sur y Asia.

En su entorno natural pueden alcanzar alturas enormes, pero en maceta su crecimiento es mucho más reducido, motivo por el cual se suele recomendar su cultivo directo en exterior. Sin embargo, cultivar un magnolio en maceta es posible, es solo que requiere de más trabajo y dedicación.

Se trata de una planta de crecimiento muy lento, que da lugar a una copa muy ancha y un gran crecimiento radicular también. Lo más espectacular son sus flores, las magnolias, de belleza impresionante y que aparecen, dependiendo de la especie y variedad, desde primavera hasta el otoño. Son muy grandes y muy perfumadas, en colores entre blancos y rosados o morados.

Magnolio en maceta: cuidados y trasplante - Características del magnolio en maceta

Ubicación para el magnolio en maceta

Lo más habitual cuando vemos fotos de magnolio es que estos se encuentren en ubicaciones de pleno sol, pero esto no significa que siempre sea lo más preferible para la planta. En realidad, la ubicación ideal del magnolio depende de su variedad o tipo.

Los magnolios caducifolios, que suelen venir de Asia oriental, están acostumbrados a climas templados con inviernos fríos, razón de que pierdan sus hojas. Estas especies agradecerán mucho más una ubicación de sombra o semisombra, sobre todo si las cultivas en un clima como el mediterráneo, con nuestros veranos cálidos.

Los magnolios perennifolios, como el M. grandiflora, suelen venir de América, con climas suaves de origen. Esos sí agradecen el cultivo a pleno sol aunque, de nuevo, en climas con veranos especialmente cálidos, si las temperaturas superan habitualmente los 35 ºC, puede ser mejor elegir una ubicación de semisombra o proteger un poco la maceta en esos días.

Respecto a la maceta a elegir, lo mejor es optar por una que sea de un tamaño lo más ajustado posible al propio cepellón. Si plantas tu magnolio en una maceta demasiado pequeña las raíces no tendrán espacio para crecer, pero una demasiado grande dificultará al árbol ocupar su nuevo espacio y podría tener problemas graves. Lo recomendable es optar por una maceta unos 15 cm más ancha y alta que la actual cuando trasplantes cada vez.

Riego para el magnolio en maceta

Esta planta no es resistente en absoluto a la sequía, sobre todo cultivada en maceta, por lo que debes tener especial cuidado con los despistes, que pueden salir muy caros. Además, debes regar siempre con agua de lluvia o con al menos una cuyo pH se encuentre entre 4 y 6.

Si riegas con agua corriente, probablemente calcárea (con cal), deja que el agua repose durante 24 horas antes de regar y no uses la parte inferior, donde los minerales se habrán depositado. Riega entre 2 y 3 veces por semana en los meses cálidos, sin dejar que el sustrato se seque del todo, y entre 1 y 2 veces semanalmente en los fríos, a menos que la planta reciba agua de lluvia.

En este otro post puedes leer acerca de Cuándo regar las plantas.

Sustrato y abono para el magnolio

Como plantas acidófilas que son, los magnolios necesitan de un sustrato con un pH de entre 4 y 6, como el agua con la que debes regarlo. Para conseguir esto puedes usar sustrato específico para este tipo de plantas, o bien probar a mezclar el tuyo propio. Una base de fibra de coco funciona muy bien, a la que puedes añadir una mezcla de akadama y kanuma, que son piedras de origen volcánico.

Respecto al abonado, la planta necesita un aportede abono específico para plantas acidófilas en los meses cálidos, aplicado en primavera y verano según instrucciones. Si prefieres una alternativa más ecológica, usa guano, pero siempre en pequeñas cantidades.

Aquí puedes leer más sobre las Plantas acidófilas: qué son, ejemplos y cuidados.

Magnolio en maceta: cuidados y trasplante - Sustrato y abono para el magnolio

Poda del magnolio en maceta

El magnolio tolera bien la poda, pero dado su lento crecimiento esta no debe realizarse cada año. Puedes realizarle la poda de mantenimiento regular, limitándote a podarlo en formación cuando exceda el tamaño que quieres. Las variedades de hoja caduca se podan a finales de invierno, antes de que aparezcan las hojas, mientras que las perennifolias se podan a inicios de primavera.

Te recomendamos leer este otro post sobre los Tipos de poda.

Cuándo trasplantar un magnolio en maceta y cómo hacerlo

Las raíces de esta planta son bastante frágiles, por lo que hay que evitar los trasplantes prematuros en la medida de lo posible. Por suerte, su lento crecimiento nos permite no tener que trasplantarlo cada año, por lo que solo será necesario hacerlo cuando quede claro que la maceta es demasiado pequeña para la planta.

Para realizar el trasplante, elige una maceta 15 cm más ancha y profunda y, con mucho cuidado, suelta el cepellón de la maceta con suaves golpecitos laterales antes de extraerlo. Regar ligeramente antes podría ayudarte a sacarlo sin hacer daño a las raíces, pero cuidado con el peso extra de la tierra mojada. Aquí puedes conocer más consejos sobre Trasplantar una planta: cuándo y cómo hacerlo.

Ahora que ya conoces los cuidados del magnolio en maceta, por si prefieres tener uno plantado en el suelo directamente, te recomendamos leer esta otra guía sobre el Árbol magnolio: cuidados y cuándo florece.

Si deseas leer más artículos parecidos a Magnolio en maceta: cuidados y trasplante, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Magnolio en maceta: cuidados y trasplante
1 de 3
Magnolio en maceta: cuidados y trasplante

Volver arriba