Compartir

Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción

 
Por Noelia Manjón. 27 febrero 2019
Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción

Salvar a todas las especies que en la actualidad se encuentran en peligro de extinción supondría un gran desembolso económico mundial y una labor ardua de esfuerzos y prácticas que velaran por el bienestar de estos animales. Sin embargo, ¿merecería todo este esfuerzo la pena o sería mejor destinar ese dinero y energía a otros aspectos humanos? ¿Te preguntas cuáles son las razones para proteger a los animales en peligro de extinción?

Si quieres descubrir la respuesta, no te pierdas este artículo de EcologíaVerde para entender por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción.

También te puede interesar: Los animales en mayor peligro de extinción

Diferencia entre extinción natural y extinción acelerada

La extinción de especies es algo natural que ya ha ocurrido en otras ocasiones a lo largo de la historia de la Tierra, la última hace 65 millones de años con la extinción de los dinosaurios. Cerca de dos terceras partes de las especies animales y plantas que existieron en la Tierra se han extinguido en la actualidad. Este proceso se ha dado, hasta hoy en día, como resultado de la selección natural y favorecía la diversidad biológica y la proliferación de nuevas especies.

Sin embargo, hoy en día esas extinciones se están produciendo de manera alarmante como consecuencia directa de las acciones nocivas de una de las especies, la humana. Estudios estiman que, solo en el último siglo, el número de especies que se han extinguido corresponde al número de especies que lo habrían hecho de forma natural en un periodo de tiempo de entre 800 y 10.000 años. Es decir, la pérdida de especies se está produciendo a unas velocidad vertiginosa en comparación a las situaciones normales anteriormente ocurridas en la Tierra.

Esta rápida pérdida de especies dará paso a la sexta gran extinción masiva si no se ponen medios para evitarlo de manera eficaz y urgente. Plantas y animales, incluidos los humanos, verán entonces amenazada su existencia hasta la desaparición. Una única especie responsable de esta catástrofe, la nuestra, y la única que tiene la posibilidad de poner soluciones.

Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción - Diferencia entre extinción natural y extinción acelerada

Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción - razones

Oímos continuamente hablar de las especies amenazadas y de la necesidad de ayudarles a mejorar su número de ejemplares. Al principio, este tipo de noticias nos alarman, luego nos ponen tristes y después incluso pueden llegar a sonar monótonas y aburridas. Total, los humanos tenemos nuestros propios problemas que atender ¿verdad?

Pues la verdad es que este es otro de los problemas que deberían formar parte de nuestro día a día. De hecho, uno de los más importantes, pues de él depende también nuestra propia existencia. La especie más avanzada e inteligente del planeta parece no prever el problema que ella misma está provocando por estar ocupada en seguir aumentando su poder, sus recursos y sus espacios.

A continuación, se enumeran las principales razones por las que es importante ayudar y proteger a los animales en el peligro de extinción y amenazados o en estado de vulnerabilidad:

  • La vida animal supone una red de especies insustituible, totalmente interconectada y con la que interactuamos.
  • Porque la vida animal ofrece servicios naturales esenciales para el ser humano: recursos medicinales, alimento y patrimonio natural.
  • Porque la biodiversidad es saludable para los ecosistemas.
  • El derecho a la vida, el amor y el respeto hacia estos y hacia la fauna.
Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción - Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción - razones

La vida animal supone una red de especies insustituible

El hecho de que se extinguiera, por ejemplo, una especie de pez en un río supondría un problema para el resto de las especies, incluida la humana, pues, a pesar de que ese pez no fuera comestible y no supusiera un beneficio directamente apreciable para las personas, la función de ese pez podría centrarse en mantener los ríos limpios y las aguas potables. Lo mismo ocurre con las demás especies y grupos de animales, como los insectos polinizadores, como fuentes básicas para obtener alimento, o las aves, las cuales nos protegen de las plagas de insectos. Aunque es difícil predecir el impacto total que podría causar la pérdida de una especie en el planeta, este hecho podría llegar a provocar consecuencias desastrosas en el ecosistema, desencadenando reacciones que afectarían a las demás especies.

Así, el destino de todas las especies del planeta, incluida la del ser humano, están ligadas entre sí; todo está unido. Cada especie tiene su papel en el ecosistema, forma parte de una red de especies y aporta ese granito de arena insustituible en el mundo. La unión de todos esos granos o especies forman un resultado extraordinario que nos permite vivir de la manera que lo hacemos. La falta de esos granitos amenazados, las especies en peligro, alteraría las cadenas tróficas y los ecosistemas, lo que finalmente supondría un desequilibrio ineludible para la salud del planeta en general y para nuestro bienestar en particular.

Los humanos nos beneficiamos de la diversidad de animales

Como fuentes de alimento para la supervivencia, recursos para avanzar en la investigación médica o patrimonio natural y cultural de una región, la vida de los ecosistemas naturales, tanto animal como vegetal, es esencial para el ser humano. Por eso, la situación de los animales que hoy por hoy están en peligro de extinción supone una amenaza para el ser humano y sus recursos.

Además de la obviedad de la contribución alimenticia que los animales suponen en nuestra dieta, las especies ofrecen un gran aporte en la economía de los países, como ocurre con el turismo ecológico, el cual respeta al ecosistema, evitando errores que se cometen en el turismo de consumo o tradicional, por el cual se cometen agresiones al entorno que pueden perjudicar gravemente todo el medio ambiente, como sucede con las visitas turísticas a los arrecifes de coral.

Asimismo, en el campo de la bioprospección, o práctica de explorar los recursos naturales, con cada especie perdida se cierra para siempre un campo de investigación, con todo lo que ello conlleva. En medicina, el veneno de las abejas se utiliza para tratar la artritis, el de las serpientes como anticoagulante, la sangre del cangrejo herradura para vacunas, aparatos médicos y fármacos, etc. Otros, como muchos animales marinos (esponjas, anémonas, mantas rayas, etc.), están suponiendo grandes estudios y avances contra la leucemia y otras enfermedades. ¿Y si la próxima especie que se extinga podría haber servido para curar el cáncer?

Además, cuantas más pérdidas animales y vegetales sucedan, más le costará económicamente al ser humano reponerse y fabricar artificialmente relevos que cubran las necesidades que anteriormente lo hacían otras especies. Esto se traduciría en un costo que superaría por mucho lo invertido en tratar de conservar las especies amenazadas, y un esfuerzo que acabaría por ser insuficiente para proteger la nuestra, pues la diversidad biológica es irremplazable y fundamental para nuestra calidad de vida.

La biodiversidad es saludable para los ecosistemas

Los ecologistas consideran que un ecosistema con una gran cantidad de especies es un ecosistema más estable y resistente que uno pobre en estas. La unión y cooperación entre las especies favorece la existencia de un planeta sano. Sin embargo, el ser humano no está colaborando en esta coalición.

Destruimos hábitats, explotamos animales, contaminamos los ecosistemas, etc. Los seres humanos desfavorecen la biodiversidad natural de los ecosistemas. Las únicas especies que parece importar que crezcan en número son, además de la humana en sí, las que favorecen a las personas por ser alimento o servir como recurso para otro tipo de bienes (medicamentos, cremas, ropa, etc.).

En busca del bienestar general de todos y como seres supuestamente racionales, debemos ser responsables del bienestar del planeta y dejar de provocar la extinción de muchas especies, pues la biodiversidad es esencial para conservar los ecosistemas y, por consiguiente, la ya explicada red de especies.

El derecho a la vida, el amor y el respeto hacia la fauna

La naturaleza es fascinante y poderosa y, aunque no todos los seres humanos lo sepan valorar, hay muchas personas que la aman incondicionalmente. La conservación de las especies animales es importante por el simple hecho de amar la vida y su belleza y respetar su existencia.

Eso sí, a veces ocurre que estos intentos por conservar especies se centran en animales vistosos, bellos y reconocidos fácilmente por el ser humano, y se olvidan de las especies menos favorecidas, ya sea por parecer “feas”, menos “graciosas” y “tiernas” o desconocidas. En la conservación de especies animales, igual que en el caso de las plantas, se debe destinar el mismo esfuerzo para todos los géneros y familias.

Toda especie tiene derecho a vivir hasta que se agote su tiempo natural. Todos somos iguales, todos somos vida, y debemos amar y conservar esa vida en todos los casos equitativamente.

Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción - El derecho a la vida, el amor y el respeto hacia la fauna

Cómo proteger a los animales en peligro de extinción

Una vez entendida la importancia de conservar los animales en peligro de extinción, debemos llevar a cabo medidas para conseguirlo. Aunque parezca que el poder para salvaguardar las especies solo está en manos de los gobiernos, altos cargos o empresas implicadas, todos podemos formar parte del cambio y de la ayuda. Cada acción cuenta, y la suma de todas las acciones individuales puede ser la clave para recuperar las especies en peligro. Toma nota de cómo ayudar a los animales en peligro de extinción.

Lucha contra la contaminación

La contaminación del medio ambiente es una de las causas más importantes de la extinción de animales. Al contaminar, ensuciamos y dañamos el hábitat natural de las especies y favorecemos el calentamiento global, alterando las condiciones climáticas naturales del área donde viven las especies. Por eso, debemos ser personas limpias y respetuosas con el medio ambiente. Reciclar está en nuestras manos, al igual que optar por alternativas menos contaminantes, como usar transporte público.

Ayuda a restaurar los hábitats naturales

La destrucción del hábitat es otro de los mayores peligros, llegando a afectar al 85% de las especies amenazadas, según la UICN. También puedes ayudar a luchar contra este problema que impide que las especies coexistan en sus áreas naturales, provocándoles la extinción, restaurando zonas afectadas: planta árboles originarios de la zona; limpia áreas contaminadas, como playas, etc.

Lucha contra la caza furtiva y el mascotismo de animales exóticos

La caza sin licencia o practicada en lugares prohibidos debe ser evitada y denunciada, igual que la tenencia o venta de animales exóticos como animales de compañía. Di NO a las “mascotas” no domésticas y a los productos fabricados con animales en peligro de extinción. Adquiere productos con responsabilidad, sin ser fabricados con piezas provenientes de estos animales, y evita que el tráfico ilegal de especies se lucre y continúe creciendo. Asimismo, ayuda a erradicar estos graves problemas que tanto daño hacen a las especies denunciando los casos que conozcas.

Lucha contra los incendios forestales

Evita arrojar cristales u otros productos que puedan crear incendios en la naturaleza y avisa a los bomberos y policía nacional si eres consciente de un incendio o de algo o alguien que pueda provocarlo.

Respeta y haz respetar las áreas protegidas

Sigue siempre las indicaciones que se muestren en los paseos naturales, reservas naturales y áreas protegidas. De igual modo, haz respetar esas normas por tus acompañantes y no dudes en llamar la atención del que no lo haga.

En este otro artículo de EcologíaVerde puedes conocer mucho más sobre La importancia de las reservas naturales y áreas protegidas.

Colabora en la educación

Conviértete de forma proactiva en parte del cambio y ayuda a propagar informaciones como estas para que todo el mundo pueda entender la importancia de seguir estos pasos. Recuerda que entre todos podemos conseguir cambiar la situación.

Conviértete en voluntario

También puedes ayudar de manera proactiva uniéndote a una ONG u organización sin ánimo de lucro que luche por el bienestar de las especies y los ecosistemas, así como a una protectora o refugio de animales.

Algunas organizaciones con las que podemos colaborar, ya sea económicamente con sus programas de conservación o mediante programas de voluntariado, son:

  • WWF (World Wildlife Fund)
  • SEO/BirdLife
  • Ecologistas en Acción
  • Greenpeace
  • Amigos de la Tierra

Aquí te dejamos una lista de los Animales en mayor peligro de extinción que vamos actualizando regularmente para mantenerte informado sobre aquellas especies que más ayuda pueden estar necesitando. También te recomendamos visitar los artículos específicos sobre animales en estado vulnerable y en riesgo de extinción en países concretos que encontrarás en esta categoría de EcologíaVerde.

Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción - Cómo proteger a los animales en peligro de extinción

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Animales en peligro extinción.

Escribir comentario sobre Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción
1 de 5
Por qué es importante proteger a los animales en peligro de extinción

Volver arriba