Compartir

Qué es el bioetanol y para qué sirve

Qué es el bioetanol y para qué sirve

En la búsqueda de energías alternativas que nos ayuden a reducir la dependencia de los combustibles fósiles, una de estas alternativas que se ha desarrollado ha sido el bioetanol. A grandes rasgos, el bioetanol es un tipo de combustible que se obtiene a partir de algunos tipos de materia orgánica, lo que permite, entre otras ventajas, no necesitar depender del petróleo directamente. Sin embargo, tiene usos y ventajas que van más allá de reducir la dependencia de los combustibles fósiles. Si quieres profundizar un poco más en qué es el bioetanol y para qué sirve continúa leyendo Ecología Verde y te lo contamos.

También te puede interesar: Qué es la energía biomasa y para qué sirve

Qué es el bioetanol

El bioetanol es un tipo de alcohol inflamable que se obtiene a partir de la fermentación de ciertos tipos de material orgánico, principalmente la materia vegetal con alto contenido en celulosa. El bioetanol se puede obtener mediante la fermentación de plantas como:

  • La caña de azúcar.
  • Los cereales.
  • La remolacha.

De este modo, se puede cultivar estos vegetales con el objetivo de destinarlos directamente a esta función. No obstante, además de poder fabricar bioetanol a partir de plantaciones hechas ex profeso, también se puede obtener gracias a restos de materia orgánica de otras fuentes, como son los restos de silvicultura o restos de los cereales destinados a la alimentación.

De este modo, nos encontramos ante una fuente de energía que es renovable, ya que se obtiene a partir de la materia orgánica que, llevando a cabo un uso correcto y una gestión eficiente, podríamos aprovechar sin fecha de caducidad.

Qué es el bioetanol

Para qué sirve el etanol

El bioetanol tiene los mismos usos que los combustibles que se queman para obtener otro tipo de energía, ya sea motriz o eléctrica. De este modo, el bioetanol se puede usar para el transporte o para la generación eléctrica, además de calorífica.

En el caso de la generación eléctrica, una caldera de bioetanol estaría compuesta por un espacio donde se realizaría la combustión y un circuito (generalmente hidráulico) que, al calentarse, haría girar una turbina que sería la que produciría electricidad. De este modo, funcionaría de forma similar a las centrales que generan electricidad mediante la combustión de otros combustibles, como pueden ser la biomasa, el gas natural, derivados del petróleo o el carbón.

En el caso de la automoción, el bioetanol puede ser usado del mismo modo que la gasolina o que los vehículos de diésel. De esta forma, se trataría de un tipo de combustible que podría sustituir los combustibles derivados del petróleo o, en una tesitura menos exigente, combinarse de forma conjunta, lo que, en consecuencia, implicaría reducir el uso de combustibles fósiles.

¿Qué ventajas presenta frente a otros combustibles?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el bioetanol produce CO2 en su combustión. De este modo, no se puede estar hablando de una energía puramente limpia. Sin embargo, sí que es cierto que el nivel de gases de efecto invernadero que emite es considerablemente más bajo si se lo compara con otros combustibles como la gasolina o el gasóleo. De hecho, el CO2 que emite, procede en última instancia del CO2 absorbido por la planta cuando crecía, por lo que hay quienes consideran que, si obviamos la emisión de CO2 para su producción y transporte, la huella de la combustión de este tipo de combustible será neutra al emitir CO2 que ha sido previamente absorbido de la atmósfera.

Sin embargo, más allá del CO2 que se emite durante la combustión, otro de los factores que hay que tener en cuenta a la hora de usar bioetanol es que, tanto para su producción como para su transporte, los gases de efecto invernadero que se producen son considerablemente menores que cuando se usa combustibles fósiles. Esto se debe al propio proceso de producción del bioetanol y a un aspecto logístico con el que el petróleo o el carbón no puede competir: el bioetanol se puede fabricar en cualquier lugar. Esto hace que su transporte no sea tan costoso ni tenga una huella de CO2 tan grande ya que, si se quiere, se puede producir a nivel local y usarse en la misma región donde ha sido producido, ya que la materia orgánica necesaria para su elaboración puede proceder de los restos de materia orgánica del mismo espacio donde va a ser consumido.

Por otro lado, el uso de bioetanol conlleva una reducción de los residuos que se generan en una localidad. Mediante un sistema de separación y reciclado adecuado, muchos de los restos de la basura orgánica que genera un hogar medio pueden ser destinados a la producción de este combustible, lo que hará que el conjunto final de la basura producida sea menor.

Finalmente, otro de los aspectos que no se puede pasar por alto es que conlleva un menor impacto social que el uso de combustibles fósiles. Si tenemos en cuenta que el bioetanol se puede producir en cualquier espacio físico, la manera más eficiente de hacerlo es mediante la producción local, lo que, a su vez, conlleva la generación de puestos de trabajo en el mismo entorno.

¿Qué ventajas presenta frente a otros combustibles?

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es el bioetanol y para qué sirve, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Energías renovables.

Escribir comentario sobre Qué es el bioetanol y para qué sirve

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es el bioetanol y para qué sirve
1 de 3
Qué es el bioetanol y para qué sirve

Volver arriba