Compartir

Rocas ígneas: tipos, características, clasificación y ejemplos

 
Por Mª Belén Acosta. 4 junio 2019
Rocas ígneas: tipos, características, clasificación y ejemplos

La superficie de nuestro planeta está llena llena de rocas y variedad de minerales. Pero, más concretamente, el 95% de la capa superior de la corteza terrestre está formado por rocas ígneas, también llamadas magmáticas. Algunas son muy conocidas, como la obsidiana y el granito, pero otras, seguramente, no las conozcas.

¿Todavía no las conoces bien y te interesa aprender sobre ellas? Entonces, sigue leyendo porque en este artículo de EcologíaVerde vamos a ver todo sobre las rocas ígneas, sus tipos, características, clasificación y varios ejemplos.

Características de las rocas ígneas

Las rocas magmáticas se forman cuando la roca fundida en forma de magma se enfría y los minerales que la forman se cristalizan y entrelazan sus partículas. Este magma puede enfriarse en la superficie, por efecto de erupciones volcánicas, o en el interior de la litosfera, que es la capa sólida de la superficie terrestre. La gran mayoría de estas rocas se forman bajo la corteza terrestre.

Aunque las rocas ígneas forman un porcentaje muy elevado de la parte superior de la corteza terrestre, habitualmente se encuentran bajo una capa de rocas metamórficas y rocas sedimentarias. Tienen una gran importancia en geología, ya que sus características y composición ayudan a comprender el manto terrestre y su composición, así como a leer eventos tectónicos pasados.

Rocas ígneas: tipos, características, clasificación y ejemplos - Características de las rocas ígneas

Clasificación de las rocas ígneas o magmáticas y sus tipos

Las rocas magmáticas pueden clasificarse de diversos modos, aunque su clasificación más general las divide según su origen.

Las rocas ígneas plutónicas, también llamadas intrusivas, se han formado en el interior de la litosfera. Ahí, el magma se enfría en un proceso mucho más lento, por lo que da lugar a rocas con cristales de grandes tamaños, que pueden ser observados con facilidad. Estas rocas son transportadas hasta la superficie por procesos de erosión o por deformaciones tectónicas. Las rocas plutónicas reciben su nombre de los plutones, que son las grandes intrusiones magmáticas a partir de las que se forman. Cabe decir que el corazón de las mayores cadenas montañosas está formado por rocas intrusivas.

Las rocas ígneas extrusivas o volcánicas son formadas cuando el magma es expulsado a la superficie y se enfría rápidamente. La gran mayoría de estas rocas se crea por efecto de las erupciones volcánicas, y como el enfriamiento del magma se da a gran velocidad, los cristales que se crean en el interior de las rocas son mucho más pequeños, invisibles al ojo humano. En este tipo de rocas es común la formación de huecos o agujeros dejados por las burbujas de gas que se forman en el proceso de solidificación.

Además de estas dos grandes clasificaciones, tenemos también las rocas filonianas, que están a medio camino entre las plutónicas y las volcánicas, cuando un filón de magma que se dirige hacia la superficie se solidifica a medio camino. Las rocas magmáticas pueden dividirse también según su textura y su composición.

Tipos de rocas ígneas según su textura

  • Vítreas: son rocas volcánicas que se forman al ser arrojadas violentamente a la atmósfera, donde se enfrían a gran velocidad.
  • Afaníticas: volcánicas con cristales de tamaño microscópico.
  • Faneríticas: formadas cuando grandes cantidades de magma se solidifican muy lentamente y a gran profundidad.
  • Porfídicas: estas rocas tienen grandes cristales en el centro y otros pequeños cerca del exterior, debido a un enfriamiento desigual.
  • Piroclásticas: los piroclastos se forman en erupciones volcánicas explosivas. No tienen cristales y están formadas por fragmentos de roca.
  • Pegmatíticas: de grano muy grueso, estas rocas están formadas por cristales de más de un centímetro de diámetro. Se forman cuando el magma cuenta con grandes cantidades de agua y elementos volátiles.

Tipos de rocas ígneas según su composición química

Las rocas ígneas pueden tener diferentes niveles de silicatos claros u oscuros.

  • Félsicas: están formadas por un 70% de sílice, de baja densidad y colores claros. La corteza continental está formada principalmente por ellas, y contienen aproximadamente un 10% de silicatos oscuros.
  • Andesíticas: contienen al menos un 25% de silicatos oscuros.
  • Máficas: son muy ricas en silicatos oscuros. Son de mayor densidad y de colores más oscuros, y constituyen la corteza oceánica.
  • Ultramáficas: con al menos un 90% de silicatos oscuros, son rocas raras de encontrar en la superficie del planeta.

Ejemplos de rocas ígneas

Para terminar, estos son algunos sencillos ejemplos de rocas ígneas:

  • El granito es la roca plutónica más común.
  • El basalto es una roca volcánica ampliamente conocida.
  • La obsidiana, ampliamente utilizada por nuestros primeros antepasados en la prehistoria, es una roca ígnea de textura vítrea.
  • La peridotita es una de las raras rocas ultramáficas.
  • La riolita, una roca ígnea extrusiva, es considerada el equivalente volcánico del granito.
Rocas ígneas: tipos, características, clasificación y ejemplos - Ejemplos de rocas ígneas

Si deseas leer más artículos parecidos a Rocas ígneas: tipos, características, clasificación y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros medio ambiente.

Escribir comentario sobre Rocas ígneas: tipos, características, clasificación y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Rocas ígneas: tipos, características, clasificación y ejemplos
1 de 3
Rocas ígneas: tipos, características, clasificación y ejemplos

Volver arriba