Compartir

Sembrar lechuga: cómo y cuándo hacerlo

 
Por Mª Belén Acosta. 30 mayo 2019
Sembrar lechuga: cómo y cuándo hacerlo

Ingrediente básico de cualquier ensalada y de cualquier bocadillo o sándwich vegetal, la Lactuca sativa, por todos conocida como lechuga, es una de las plantas herbáceas más consumidas en las cocinas de todo el mundo.

Esta planta cuenta con una gran cantidad de variedades entre las que podemos destacar la lechuga iceberg, habitual de los supermercados, la lechuga francesa o Trocadero, de sabor intenso, la lechuga romana o lechuga italiana, también conocida como lechuga orejona, la lechuga roble u hoja de roble, y la lechuga batavia, entre otras. Cada una de ellas cuenta con sus propiedades culinarias distintivas, que las hacen más adecuadas para su consumo de diferentes formas. Como muestra, mientras que en la mayor parte del mundo sus hojas se comen crudas, hay variedades de origen chino que, siendo más robustas, se cuecen antes de consumirse.

Si quieres conocer cómo cultivar lechuga orgánica en casa, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde vamos a ver cuándo y cómo sembrar lechuga y su cultivo, para poder disfrutar de esta deliciosa hortaliza sin tener que gastar más en el carro de la compra.

También te puede interesar: Sembrar patatas: cómo y cuándo hacerlo

Cuándo sembrar lechuga

La lechuga es una planta ideal para principiantes, ya que no necesita de cuidados especiales y puede crecer en muy poco tiempo. Tanto es así, que puede sembrarse durante prácticamente todo el año en climas templados. Si vives en climas fríos evita sembrar en los meses de invierno, entre diciembre y febrero.

Sembrar lechuga: cómo y cuándo hacerlo - Cuándo sembrar lechuga

Cómo sembrar semillas de lechugas

La forma más habitual de sembrar lechugas es plantar las semillas en un semillero. También es posible realizar una siembra directa, pero esto requerirá de aclareos después para dejar solo las plantas que se desarrollen mejor, con lo que es preferible plantarlas en semillero y así maximizar las posibilidades de cada semilla. Para plantar las semillas de lechuga, simplemente sigue estos pasos:

  1. Haz un agujero de poco menos de 1 centímetro en el sustrato del semillero, e introduce una semilla en él.
  2. Después cúbrelo con la mezcla y riega.
  3. De la misma forma, se recomienda también humedecer la mezcla antes de plantar, y mantenerla así durante los primeros días, aunque siempre evitando encharcamientos.
  4. En menos de una semana deberías empezar a ver brotar las plántulas, que estarán listas para ser trasplantadas en cuanto tengan su segundo par de hojas.

Como detalle adicional, hay quien recomienda enfriar las semillas durante 2 días en el refrigerador, entre hojas de papel absorbente o secante. Esto es especialmente útil en climas particularmente calurosos.

Cómo trasplantar un plantel de lechuga

Una vez los planteles tienen su segundo par de hojas verdaderas, ha llegado el momento de moverlos a su ubicación definitiva, que puede ser el huerto, el jardín o incluso una maceta grande. Sigue estas indicaciones para trasplantar un plantel de lechuga:

  1. Si vas a sembrar varias lechugas juntas, respeta una distancia de aproximadamente 20 centímetros entre ellas.
  2. Extrae el plantel del semillero con cuidado de no dañar sus raíces, sin retirar la mezcla de estas, aunque si las raíces se ven muy enroscadas sobre sí al extraerlas, desenroscarlas o recortarlas unos pocos centímetros puede ayudarlas a desarrollarse mejor.
  3. Una vez las hayas plantado en su ubicación definitiva, riégalas.

Además, te recomendamos que si las plantas en un huerto o jardín, a su alrededor plantes otras hortalizas como cebollas, remolachas y coles, pues son de las hortalizas y verduras que crecen bien juntas.

Sembrar lechuga: cómo y cuándo hacerlo - Cómo trasplantar un plantel de lechuga

Cuidados de la lechuga: cómo es su cultivo

La lechuga es una planta que no precisa de demasiados cuidados, pero una de las cosas con las que sí es exigente es con el agua.

Suelo y riego para las lechugas

Esta hortaliza necesita que el suelo se mantenga húmedo, especialmente en sus primeras etapas de vida. Eso sí, no debes confundir un suelo húmedo con uno encharcado. Si riegas tus lechugas en exceso corres un alto riesgo de que enfermen y sufran plagas o ataques.

Luz, temperatura y ubicación

En lo que respecta al sol, ya hemos dicho que se trata de una planta que necesita de un ambiente fresco y húmedo, por lo que agradecerá encontrarse en una zona de sombra. Si la dejas en una zona con exposición directa al sol, unos días de clima caluroso podrían acabar con tus lechugas.

Abono para las lechugas

Para el suelo o sustrato, es importante que cuente con un buen drenaje y sea rico en nutrientes, para lo que se puede usar humus u otros tipos de abono orgánico.

Cuándo se recogen las lechugas

La cosecha de la lechuga puede realizarse durante un amplio periodo de tiempo, desde que son todavía bastante pequeñas hasta que alcanzan su tamaño máximo, pero si las dejas madurar demasiado se amargarán y dejarán de ser útiles para su consumo.

Por esto, y dado que estas hortalizas maduran muy rápido (algunas variedades crecen en unos 20 días) y durante casi todo el año, se aconseja plantarlas de forma escalonada, de forma que puedas disfrutar durante toda la temporada de tus propias lechugas frescas.

Sembrar lechuga: cómo y cuándo hacerlo - Cuándo se recogen las lechugas

Si deseas leer más artículos parecidos a Sembrar lechuga: cómo y cuándo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Sembrar lechuga: cómo y cuándo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Sembrar lechuga: cómo y cuándo hacerlo
1 de 4
Sembrar lechuga: cómo y cuándo hacerlo

Volver arriba