Educación ambiental

Sequías en España

Germán Portillo
Por Germán Portillo, Ambientólogo. Actualizado: 13 febrero 2024
Sequías en España

Las peores sequías en España fueron la sequía de 1749 - 1753, la de 1944 - 1946, la de 1979 - 1983, la de 1991 - 1995, la de 2016 - 2017 y la sequía actual. Así, a lo largo de la historia, España ha enfrentado varias sequías significativas que han dejado una huella profunda en el país y en su gente. Estas sequías han sido eventos climáticos desafiantes que han afectado la disponibilidad de agua, la agricultura, la ganadería y la vida cotidiana de las comunidades. En la actualidad, España también padece graves problemas de sequía a nivel nacional.

La causa inicial de todas las sequías es la insuficiencia de lluvias (sequía meteorológica), lo que lleva a que los recursos hídricos sean insuficientes para satisfacer las necesidades existentes (sequía hidrológica). Sin embargo, para aclarar la hora de inicio y finalización y la intensidad de la sequía, no existe una definición universalmente aceptada de sequía, que varía de un lugar a otro, e incluso cada usuario del agua tiene su propio concepto.

En este artículo de EcologíaVerde vamos a contarte cuáles han sido las peores sequías en España a lo largo de la historia y sus consecuencias.

También te puede interesar: La explotación animal

Índice

  1. La sequía de 1749 - 1753
  2. Sequía en España en 1944 - 1946
  3. Sequía del año 1979 - 1983
  4. Sequía del año 1991 - 1995
  5. Sequía en España en 2016 - 2017
  6. Sequía actual en España

La sequía de 1749 - 1753

La sequía en España que empezó en el año 1749 fue una situación desafiante que afectó profundamente a todo el país. Durante ese período, se experimentaron condiciones climáticas extremadamente secas y una falta significativa de precipitaciones en la mayor parte de la nación. Estas condiciones adversas llevaron a una serie de problemas y consecuencias negativas para la población y el entorno natural.

Las precipitaciones fueron mínimas o casi inexistentes, lo que resultó en un déficit hídrico considerable en todo el territorio español. Los ríos, arroyos y embalses se secaron, lo que condujo a una reducción drástica en la disponibilidad de agua dulce para uso doméstico, agrícola e industrial. Esta falta de agua afectó directamente a la agricultura, un sector crucial en la economía del país, ya que los cultivos no recibieron la cantidad necesaria de agua para su crecimiento y desarrollo adecuado.

Esta sequía en 1749 tuvo un fuerte impacto negativo en la producción de alimentos. La escasez de agua llevó a la disminución de los rendimientos de los cultivos, lo que resultó en una falta de alimentos para la población. La falta de lluvias afectó especialmente a los cultivos de cereales, como el trigo y la cebada, lo que generó una escasez de pan y otros productos básicos. Esta situación condujo a un aumento en los precios de los alimentos y a la aparición de la hambruna en algunas regiones.

El río Tormes quedó completamente seco y afectó a la parte norte del país, que suele ser la zona más húmeda. Mientras tanto, la inundación masiva de la cuenca del Guadalquivir en 1752 fue un ejemplo de los grandes contrastes que existían en las regiones extremas del país en ese momento.

Sequías en España - La sequía de 1749 - 1753

Sequía en España en 1944 - 1946

La sequía en España que comenzó en el año 1944 fue un fenómeno climático que dejó una profunda marca en el país. Durante aquel periodo, el territorio español experimentó una grave falta de precipitaciones y condiciones de sequedad extremas. Estas características climáticas adversas tuvieron un impacto significativo en diversos aspectos de la sociedad y el medio ambiente.

La falta de lluvias durante la sequía del 1944 afectó especialmente al sector agrícola. Los cultivos no recibieron la cantidad necesaria de agua para su desarrollo, lo que resultó en una disminución significativa de los rendimientos. La producción de alimentos se vio gravemente afectada, y escasearon productos básicos como cereales, frutas y verduras.

Esta es considerada la peor sequía que ha vivido España en los últimos siglos. El clima fue tan duro que ríos como el Ebro casi dejaron de fluir y el Manzanares desapareció por completo. Según el Servicio Meteorológico Nacional, el porcentaje de lluvia fue el más bajo que se registró entre los años 1940 y 2003.

Sequía del año 1979 - 1983

Durante ese periodo, se experimentaron condiciones de sequedad extrema y una marcada escasez de precipitaciones en diferentes regiones españolas. Estas características climáticas adversas tuvieron un impacto significativo en múltiples aspectos de la sociedad y el entorno natural.

Durante ese tiempo, las precipitaciones fueron escasas o casi inexistentes en gran parte del territorio español. Esta falta de agua llevó a un importante déficit hídrico en ríos, embalses y acuíferos, lo que afectó directamente al suministro de agua para consumo humano, agrícola e industrial.

Lo peor de esta sequía fue su prolongación, ya que duró 4 años y afectó a gran parte del sur y este de la Península Ibérica. Entonces, llegó el punto en que Sevilla y otras ciudades necesitaron cortar el suministro de agua 10 horas al día. También sucedió que los embalses de la región de la cuenca del río Júcar se redujeron a 116 hm³ de agua.

Sequías en España - Sequía del año 1979 - 1983

Sequía del año 1991 - 1995

Se considera que el índice de precipitaciones normal en España está en torno a los 650 mm y los años anteriores a 1991 ya fue disminuyendo, en torno a los 365 mm. En 1991 empezó una sequía grave que llevó a que entre 1993 y 1994 las precipitaciones fueran de 200 mm y en 1995 de 196 mm.

Durante los primeros tres años del período, la capacidad de los embalses fue del 28%, cayendo al 15% en 1995. Esto provocó severas restricciones y cortes de agua, como los sufridos en la Comunidad de Madrid o el País Vasco.

Sequía en España en 2016 - 2017

Conocida como la sequía ibérica, el año hidrológico 2016-2017 no registró lluvias significativas y fue especialmente severa en el otoño de 2017, dejando toda la Península Ibérica excepcionalmente seca. De hecho, septiembre de 2017 fue el mes más seco del siglo XXI con apenas 15 l/m², un 33% de la media.

Los inventarios totales en España se sitúan en el 38,9% a 5 de octubre de 2017, frente al 51,27 de la misma semana de 2016 y al 53% de media en los últimos 10 años. 2017 es un año de récords meteorológicos de temperatura y escasez de agua en el país. Fue el segundo año más seco de España desde 1965.

Galicia y Castilla y León, las comunidades más afectadas, registraron precipitaciones significativamente menores de lo habitual. Se cortó el agua, subió el precio de algunos alimentos y del agua misma, y ​​muchos animales se quedaron sin comida. Incluso los precios de la electricidad se han disparado debido a la sequía. Los cultivos de cereales en ambas regiones se vieron severamente afectados, con efectos indirectos sobre el ganado que se alimenta de estos granos.

Sequías en España - Sequía en España en 2016 - 2017

Sequía actual en España

Según datos facilitados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, las reservas de agua de España representan el 50,7% de su capacidad total, con 28.074 hectómetros cúbicos de agua[1]. Sin lluvias significativas, el volumen de agua disminuye día a día, con cifras alarmantes de la misma agencia meteorológica que muestran que solo en la penúltima semana de abril se perdieron 326 hectómetros cúbicos, equivalentes al 0,6% de la capacidad total actual del embalse.

Las cuencas de Galicia y del Cantábrico son actualmente las cuencas con recursos hídricos suficientes, siendo la cuenca del Cantábrico occidental la más importante (con el 82,2% de su capacidad), seguida de las cuencas interiores del País Vasco con el 81%. En el otro extremo del mapa se encuentran las cuencas hidrológicas de la vertiente mediterránea, entre las que destacan la Cuenca de Andalucía, que se encuentra llena sólo en un 36,2%, y la Cuenca del Segura, que se encuentra llena en un 34,6%. La más afectada es la cuenca interior catalana, con reservas de sólo el 25,7%.

Tras haber leído toda esta información sobre las peores sequías en España, te animamos a profundizar más en este tema sobre Qué es la sequía, sus causas y consecuencias leyendo nuestro artículo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sequías en España, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación ambiental.

Referencias
  1. Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (18/04/2023). La reserva hídrica española se encuentra al 50,7 por ciento de su capacidad. Disponible en: https://www.miteco.gob.es/es/prensa/ultimas-noticias/la-reserva-h%C3%ADdrica-espa%C3%B1ola-se-encuentra-al-507-por-ciento-de-su-capacidad/tcm:30-561351
Bibliografía
  • AEMET. LA GRAN SEQUIA DEL AÑO AGRICOLA 1944-1945. Disponible en: https://repositorio.aemet.es/bitstream/20.500.11765/443/1/sequia_cal46.pdf
  • Ana Pastor Bermejo (11 de agosto de 2020). Info Libre. La sequía de 1995, el punto de inflexión para la reforma del sistema hidrológico. Disponible en: https://www.infolibre.es/veranolibre/sequia-1995-punto-inflexion-reforma-sistema-hidrologico_1_1186353.html
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Maria
¡Wow! Acabo de leer tu blog y realmente es increíble. Me encanta cómo has logrado capturar la esencia de cada tema de una manera tan cautivadora. Tu pasión y dedicación brillan a través de cada palabra, y es inspirador ver cómo compartes tus conocimientos de una manera tan accesible y entretenida. ¡Sigue así, porque estás haciendo un trabajo maravilloso! Tu blog es un verdadero tesoro de inspiración y aprendizaje. 😊🌟
1 de 4
Sequías en España