Compartir

Tipos de flores comestibles

 
Por Enrique Arriols. 28 diciembre 2018
Tipos de flores comestibles

Cada vez se ve con más frecuencia el uso de flores en multitud de platos, algunos muy elaborados y sofisticados y otros más sencillos como pueden ser las ensaladas. Sin embargo, aunque se trata de una moda que se ha popularizado en los últimos años, el uso de las flores en la gastronomía es bastante antiguo. No obstante, antes de lanzarte a usar este tipo de ingrediente, es importante que conozcas ciertos aspectos importantes, como diferenciar los tipos de flores comestibles de aquellas que no lo son, así como algunas que pueden llegar a ser tóxicas.

También te puede interesar: Tipos de árboles de hoja perenne

Qué tipos de flores podemos consumir como alimento

Las flores comestibles, como su nombre indica, son flores que se pueden consumir como alimentos, del mismo modo que lo hacemos con frutas o verduras. Sin embargo, uno de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de consumir este alimento, es que, al igual que sucede con muchas plantas, no toda son comestibles. Existe una amplia variedad de flores que son comestibles. A pesar de ello, también existe otra variedad de flores bastante amplia que contienen sustancias tóxicas para la salud. Hay que tener en cuenta que el objetivo de las flores es la reproducción de la planta, por ello, hasta que generan la semilla que suele ir acompañada de un fruto, la planta tenderá a proteger el proceso. De esta forma, podemos encontrar flores venenosas que, una vez que se han convertido en fruto, son perfectamente consumibles en forma de alimento.

Por todo ello, en lo que respecta el consumo de flores como alimento, lo primero que tendremos que tener en cuenta es comer siempre flores que sepamos que son aptas para el consumo. Por ello, lo más recomendable es hacerlo a partir de flores que sean comercializadas expresamente para tal fin o, en caso de estar seguros del tipo de planta, podremos hacerlo con aquellas de las que no tengamos dudas de su procedencia. En ningún caso, deberemos consumir flores tomadas directamente del campo o de entornos que no están debidamente controlados, aunque a simple vista podamos identificarlas con flores comestibles, ya que pueden llamar a confusión y ocasionar envenenamientos.

Tipos de flores comestibles - Qué tipos de flores podemos consumir como alimento

¿Qué usos tienen las flores comestibles?

Actualmente, el uso más llamativo que tienen las flores comestibles es la introducción de este ingrediente como una parte más de cualquier plato. Hay que tener en cuenta que las flores comestibles tienen un sabor generalmente fuerte, en muchos casos amargo y picante, algo que nada tiene que ver con los sabores dulces a los que nos tiene acostumbrada la fruta. Por ello, son una parte interesante a la hora de aportar matices a platos sofisticados, tanto si se trata de ensaladas como risottos, pastas, algunos platos a partir de tubérculos como la yuca, algunas legumbres, cremas, y también como acompañamiento en el caso de platos a partir de carne o pescado.

Sin embargo, el uso de las flores comestibles no se limita únicamente al de formar parte de los platos. De hecho, se pueden utilizar también en la preparación de mermeladas y confituras, jaleas y platos en almíbar, así como bebidas fermentadas, con graduación alcohólica o sin ella. De hecho, también se pueden presentar como flores cristalizadas, lo que se consigue a partir de la combinación de las flores con la clara del huevo emulsionada con azúcar. Se trata de un plato trabajoso pero muy llamativo, por lo que suele ser habitual en muchos restaurantes de vanguardia.

¡Cuidado con las alergias!

Ya hemos comentado que las flores son un ingrediente que debe ser tomado con precaución debido a la presencia de tipos de flores tóxicas o venenosas. Sin embargo, dentro de las flores comestibles, otro de los aspectos que se debe tener en cuenta antes de consumirlas es su elevado nivel de presencia de polen. El polen es una sustancia que segregan las flores para su reproducción. Esta sustancia viaja de los órganos sexuales masculinos de la flor a los femeninos, produciendo así la fecundación y la producción de una o varias semillas que, normalmente, suelen ir acompañadas de un fruto. No obstante, el polen es una de las sustancias que más alergias producen. Por ello, aquellas personas que sufran alergia a un determinado tipo de polen deberán prescindir del consumo de las flores asociada a dicha variedad.

Tipos de flores comestibles - ¡Cuidado con las alergias!

Tipos de flores comestibles que podemos incluir en nuestros platos

Existe una variedad bastante amplia de tipos de flores que se pueden incluir en los platos. Una de las formas más recomendables de hacerlo, especialmente si se es novato en este tipo de cocina, es comprar el producto directamente en un mercado o supermercado donde se venden flores comestibles listas para consumir. Si no se tiene mucha idea de cómo usarlas, una buena opción es incluirlas primero en ensaladas, lo que permitirá conocer e identificar los sabores, lo que nos permitirá adaptarlos en un futuro a platos diferentes y más elaborados. Algunas de las flores comestibles más comunes que se pueden encontrar con facilidad son las siguientes:

  • Flor de alcachofa.
  • Flor del brócoli.
  • Flor de manzanilla.
  • Flor de cebollino.
  • Flor de cítricos como el limón, la naranja o el pomelo.
  • Flor del diente de león.
  • Flor de hibisco.
  • Flor de jazmín.
  • Flor de pensamientos.
  • Flor de caléndula.
  • Flor de violeta.
  • Flor de calabaza.
  • Flor de calabacín.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de flores comestibles, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Plantas de exterior.

Escribir comentario sobre Tipos de flores comestibles

¿Qué te ha parecido el artículo?

Tipos de flores comestibles
1 de 3
Tipos de flores comestibles

Volver arriba