Compartir

Cómo podar tomates

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 5 junio 2020
Cómo podar tomates

La tomatera, o planta de los tomates, es uno de los cultivos más populares entre los aficionados a la horticultura en prácticamente todo el mundo. Esta planta tiene su origen en Sudamérica y Centroamérica, pero actualmente su fruto se ha hecho un hueco de gran valor en buena parte de las gastronomías mundiales.

Esta planta requiere de algunos cuidados que debemos atender si queremos aprender bien cómo es el cultivo de tomate y, así, obtener unos frutos de buena calidad. Uno de los más importantes en algunos tipos de tomate es la poda. Si quieres conocer más acerca de cómo podar tomates y cuándo hacerlo, sigue leyéndonos en esta guía de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Cómo plantar tomates

Cuándo podar tomates

Hay que diferenciar los distintos tipos de poda que se aplican a la tomatera para saber cuándo llevar a cabo cada uno. Así que, para saber cuándo se podan los tomates, presta atención:

  • El desbrote o poda de brotes, en que se retiran los llamados chupones de los tomates, se lleva a cabo una o dos veces por semana durante los meses cálidos. En cuanto llegue la primavera, una tomatera de tipo indeterminado empezará a producir gran cantidad de estos brotes, que debemos retirar antes de que crezcan demasiado.
  • El deshojado o deshoje de mantenimiento se hace de forma regular, retirando las hojas conforme se marchitan o dañan.
  • El despunte debe realizarse cuando creemos que la tomatera no va a tener tiempo de desarrollar completamente frutos nuevos. Esto es, aproximadamente un mes y medio antes de que lleguen las peores temperaturas en los meses cálidos, o tres meses en los fríos.

En cualquier caso, ninguna poda debe realizarse nunca con la planta húmeda o mojada, pues podríamos provocar que enfermara. Sabiendo todo esto, ahora pasemos a ver cómo podar tomateras correctamente.

Cómo podar tomates - Cuándo podar tomates

Tipos de tomateras

Lo primero y más importante que debemos saber antes de empezar a podar nuestra tomatera es identificar qué tipo de planta tenemos. En función de esto, requerirá de unos cuidados distintos. Hay dos grandes tipos de tomates: los determinados y los indeterminados.

Tomateras indeterminadas

Las tomateras indeterminadas crecen sin parar, por lo que en ellas la poda de chupones se hace muy necesaria si queremos recoger frutos sabrosos y de buena calidad. Estas tomateras necesitan además de entutorado y producen tomates de forma bastante escalonada durante la temporada entera. Algunos tomates indeterminados son el corazón de buey, el black cherry o el muchamiel.

Tomateras determinadas

Los tomates determinados, en cambio, resultan más arbustivos y de porte compacto. Una vez alcanzan su madurez dejan de crecer, y además producen todos sus frutos de forma simultánea, lo que obliga a realizar una cosecha mucho más rápida. Estos tomates son mucho menos exigentes con las podas, ya que no producen tantos chupones. Algunos tomates determinados son el marmande, el cherry gold nugget o el roma.

Además, te recomendamos conocer +30 tipos de tomates. Una vez hemos identificado qué tipo de planta de tomate tenemos, pasamos a las podas.

Cómo podar tomates - Tipos de tomateras

Cómo podar tomateras

¿Cómo podar tomates en casa o en el huerto? Tanto si las tomateras que tienes están en tu terreno o huerto como si las tienes en una maceta en casa, toma nota de estos pasos y pautas para podar tomateras:

Desbrote

Los tomates indeterminados necesitan de un desbrote regular cuando llega la temporada de crecimiento. De no hacerse, la planta produce chupones en buena parte de las axilas entre el tallo principal y las ramas secundarias. Si dejamos crecer estos brotes, se desarrollarán hasta alcanzar tanto tamaño como las ramas de las que han nacido y, a su vez, darán lugar a nuevos chupones de los tomates. Todo este proceso de desarrollo supone un enorme gasto energético para la planta, que no le permite destinar suficientes recursos a la producción de frutos, por lo que acabaría dando tomates pequeños y en poco número.

Así, el desbrote debe realizarse una o dos veces por semana, y simplemente debemos retirar los chupones de los tomates con la mano. Si no se han desarrollado demasiado, saldrán fácilmente con una presión del dedo y la uña, sin provocar grandes daños a la planta. Si han crecido demasiado, usa unas tijeras de poda debidamente esterilizadas.

Deshojado

Conforme la tomatera muestre hojas amarillas o marchitas debemos retirarlas para favorecer el aireado y el aprovechamiento de nutrientes. Sin embargo, es mejor no retirar grandes cantidades de hojas o ramas de golpe para no debilitar la planta en exceso.

Habitualmente hay que retirar las hojas más viejas y cercanas al suelo, además de las que se encuentran sobre los ramos de frutos. La poda de hojas en plantas de tomate ha de hacerse con tijeras esterilizadas, aunque en algunos casos en que estén muy secas se podrán retirar con la mano.

Despunte

Cuando la planta no va a tener tiempo de producir nuevas generaciones de tomates, se poda el brote apical o parte superior del tallo. De esta forma, la planta centra sus esfuerzos en engordar los tomates de los que dispone, en lugar de seguir creciendo. Se hace dejando una o dos ramas por encima del racimo floral más alto. En la siguiente temporada, deberá repetirse con el tallo que se haya formado como principal en su desarrollo vertical.

Resumen de los pasos básicos para podar tomates:

  1. Si vas a usar tijeras de poda esterilízalas primero.
  2. Observa la planta a cierta distancia para detectar las partes que vas a podar según el tipo de poda que vas a hacer. Así, si vas a hacer solo un deshojado fíjate en las hojas marchitas o muy viejas, si vas a desbrotar la planta busca los chupones y los brotes que haya que podar y si ves que no conviene que la planta crezca más a lo alto, observa bien al zona del brote apical.
  3. Procede a retirar con las manos o a cortar con la tijera las partes necesarias para hacer una buena poda de la tomatera.
  4. Revisa bien toda la planta, levantando algunas ramas para asegurarte de que has retirado todo lo necesario y ya habrás terminado. Recuerda volver a limpiar bien las tijeras.
Cómo podar tomates - Cómo podar tomateras

Consejos para podar tomates

Para terminar, aquí dejamos varios consejos sobre cómo podar tomates, ya sea podar tomates cherry o grandes o tanto si están en maceta, en invernadero o en el suelo.

  • Usa siempre herramientas esterilizadas al podar cualquier parte del tomate. Además, y sobre todo si fumas, lávate las manos con agua y jabón antes de hacer el desbrote manual.
  • Cuando aparezcan las primeras flores, poda las ramas por debajo de estas. En los tomates indeterminados limpia directamente, mientras que en los determinados puedes esperar a que las hojas amarilleen.
  • La mayoría de tomates cherry son de tipo determinado, así que no necesitan de grandes podas. Además, en ellos se valora más la cantidad que la calidad, con lo que se dejan crecer más.
  • En los tomates de invernadero es especialmente importante podar las ramas bajas para que no den sombra a la tierra y permitan una mayor aireación de esta.
  • Los tallos retirados en el desbrote tienden a enraizar muy fácilmente, permitiendo dar lugar a una nueva tomatera en apenas 15 días.

Ahora que ya sabes bastante más sobre la poda de las tomateras, quizás te interese conocer más sobre el cultivo de tomate. Para ello, te recomendamos estas otras guías de EcologíaVerde sobre Cómo cultivar tomates ecológicos y el Cultivo de tomate en invernadero.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo podar tomates, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cómo podar tomates

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo podar tomates
1 de 4
Cómo podar tomates

Volver arriba