Compartir

Cultivo de tomate en invernadero

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 27 septiembre 2019
Cultivo de tomate en invernadero

El tomate es, a día de hoy, el cultivo de invernadero más popular de todo el planeta. Y es que con las condiciones adecuadas, se pueden llegar a conseguir hasta dos cosechas anuales de estas plantas, por lo que proporcionan una gran producción de sus valorados frutos.

No hace falta que se trate de grandes invernaderos de explotaciones, uno más pequeño en tu jardín también puede proporcionar excelentes resultados para el autoconsumo. Si quieres aprender sobre el cultivo de tomate en invernadero, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Plagas y enfermedades del tomate

Variedades de tomate para invernadero

Hay una gran cantidad de variedades de tomate que pueden cultivarse en invernadero. Sin embargo, si estás buscando las más productivas o las que mejor pueden aprovecharse de las condiciones de un invernadero, son las siguientes:

  • El tomate Caramba es uno de los que mayor producción ofrece en invernadero. Ofrece algunos tomates de gran tamaño, es precoz y muy productiva.
  • El tomate 73 – 36 es otra variedad que ofrece una alta producción, además de frutos de gran tamaño. Sin embargo su follaje es muy espeso, por lo que la tarea de la recolección se ve un tanto dificultada.
  • La variedad de tomate Antillas también es muy buena opción, ya que su sabor está muy valorado y, aunque da frutos menores en tamaño, es de alta producción y precocidad.
  • El tomate Cabrales ofrece también una alta productividad, aunque tiene en contra que tarda mucho en empezar a producir.

En este otro artículo de EcologíaVerde te hablamos de más de 30 tipos de tomates.

Cultivo de tomate en invernadero - Variedades de tomate para invernadero

Cultivo de tomate en invernadero - guía de cuidados

Un vez hayas decidido la variedad que vas a poner en tu huerto cubierto, sigue estos consejos para cultivar tomate en invernadero:

Temperatura para cultivar tomate en invernadero

Lo primero al cultivar tomates en huerto cubierto es controlar la temperatura, que debe mantenerse entre los 21 ºC y 27 ºC en las horas de día, y entre 16 ºC y 18 ºC en las horas nocturnas. Además de mantener estas temperaturas en tu invernadero durante todos los meses que vayas a mantener el cultivo de tomates, será necesario que mantengas la humedad por debajo del 90%, además de procurar que el ambiente esté ventilado y con aire fresco. De no hacerlo así, es probable que te encuentres con problemas de moho en las hojas de tus tomates.

Sustrato

Para el sustrato o tierra, es necesario que la mezcla que uses disponga de un buen drenaje. Si haces tu propia mezcla, no uses tierra de jardín sin esterilizar.

Riego del tomate en invernadero

Es muy recomendable que dispongas de sistema de irrigación por goteo en el invernadero, de forma que cada planta reciba su dosis de agua medida y necesaria. Si tienes en mente el cultivo hidropónico, también es una muy buena opción para esta planta.

En este otro post encontrarás las indicaciones sobre Cómo hacer un sistema de riego por goteo casero.

Germinar tomates para invernadero

Lo ideal es que hagas germinar las semillas en un semillero antes de llevarlas al invernadero, manteniéndolas controladas y en unas condiciones adecuadas de luz y riego. Dos semanas después de que hayan germinado puedes trasplantar los plantones a macetas pequeñas y llevarlos al invernadero. Una vez midan entre 10 y 15 cm de altura, será el momento de trasplantarlos de nuevo a su ubicación definitiva.

Antes de este trasplante definitivo, comprueba que el pH del suelo está entre unos valores de 5.8 y 6.8. Además, es aconsejable añadir sulfato de calcio al suelo, que ayudará a evitar la necrosis en el cultivo.

Abono y polinización del tomate

Fertiliza tus tomates regularmente, retira los chupones cada semana dejando solo el brote principal y un único brote (el más alto). Así la planta crecerá hacia arriba. Además, deberás entutorar tus tomates y, a menos que dispongas de tus propias abejas o de una gran cantidad de ellas cerca, necesitarás polinizar tú mismo las propias flores. Para esto, puedes ayudarte de un vibrador eléctrico específico para jardinería. Haz la polinización siempre entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarden cada dos días.

Cultivo de tomate en invernadero - Cultivo de tomate en invernadero - guía de cuidados

Cómo entutorar tomates en invernadero

Hay muchas formas diferentes de entutorar tomates. En invernadero, una de las más usadas es el tejido de Florida. Para entutorar tomates con cuerda con esta técnica se forman unas estructuras parecidas a espalderas, que mantenemos en alto con estacas, y se amarran las cuerdas dejándolas tensas, de forma que la tomatera crezca apoyándose en ellas.

También es habitual usar el método sencillo de una estaca por cada tomatera, que iremos amarrando a ella con cuidado conforme crece, o usar trípodes en los que varias plantas pueden apoyarse y que, además, las protege del viento. Por último, las jaulas de alambre y vallados también son muy usados para hacer entutorados en invernadero, especialmente los primeros, ya que no requieren de amarre de ningún tipo de la planta.

Ahora que ya conoces las indicaciones para el cultivo de tomate en invernadero para conseguir una buena producción para el autoconsumo, te aconsejamos profundizar el los conocimientos para cuidar las tomateras y conseguir buenos frutos. Para ello, te recomendamos estas guías de EcologíaVerde sobre Cómo cultivar tomates ecológicos y Cómo combatir las plagas del tomate ecológicamente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cultivo de tomate en invernadero, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cultivo de tomate en invernadero

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cultivo de tomate en invernadero
1 de 3
Cultivo de tomate en invernadero

Volver arriba