Compartir

Ecosistemas lénticos: qué son y ejemplos

Por Laura Fdez. Roldán. 6 agosto 2019
Ecosistemas lénticos: qué son y ejemplos

El conocimiento de los ecosistemas es un mundo que nos aporta descubrimientos sorprendentes acerca del funcionamiento de la naturaleza. A diferentes escalas, desde los organismos e individuos hasta las comunidades de especies, podremos descubrir diferentes técnicas de adaptación que los seres vivos llevan a cabo en su día a día para sobrevivir en sus hábitats. Dichos hábitats se encuentran a veces en regiones terrestres, otras tantas en zonas acuáticas o incluso en regiones mixtas (tierra-agua o aire-tierra).

En el siguiente artículo de EcologíaVerde nos centraremos exclusivamente en los ecosistemas acuáticos, dentro del cual aparecen los ecosistemas lénticos, cuyo nombre puede resultar aún desconocido para algunas de las lectoras y lectores. Continúa leyendo el artículo para descubrir los ecosistemas lénticos: qué son, ejemplos y sus características principales.

También te puede interesar: Cuáles son los componentes de un ecosistema

Tipos de ecosistemas de agua o acuáticos

Los diferentes tipos de ecosistemas acuáticos podemos clasificarlos en dos grandes grupos, dependiendo de si están constituidos por agua salda o dulce. Veamos, a continuación, todos los tipos de ecosistemas de agua naturales que podemos encontrar alrededor del mundo.

Ecosistemas acuáticos marinos (de agua salada)

  • Mares
  • Océanos
  • Marismas

En este otro post te hablamos más sobre Cuáles son los ecosistemas acuáticos de agua salada y sus características.

Ecosistemas acuáticos de agua dulce

  • Ríos y arroyos
  • Lagos y lagunas
  • Pantanos
  • Humedales

Aquí puedes aprender más sobre los Ecosistemas acuáticos de agua dulce, sus características y ejemplos.

Dentro de esta clasificación de ecosistemas acuáticos de agua dulce, si atendemos al "comportamiento" del agua dentro del ecosistema, podemos distinguir además entre ecosistemas lóticos, en los que sus aguas siguen su curso hacia una sola dirección principalmente (ríos y arroyos), y los ecosistemas lénticos, aquellos que presentan una estructura cerrada, en la que sus aguas están permanentemente estancadas (lagos y lagunas, pantanos y humedales).

En el siguiente apartado nos centraremos exclusivamente en conocer en detalle las principales características de los ecosistemas lénticos.

Qué son los ecosistemas lénticos y sus características

Los ecosistemas lénticos son aquellos sistemas acuáticos de agua dulce en los que, debido a su estructura cerrada, sus aguas permanecen estancadas. Se trata de sistemas acuáticos interiores en los que no se da ningún flujo de corriente entre sus aguas.

A lo largo del ciclo de vida de los ecosistemas lénticos va disminuyendo poco a poco su profundidad, hasta llegar a desaparecer, momento en el que, además, cuentan con una abundante vegetación. Cuando persisten las sequías o durante los meses de verano, muchos ecosistemas lénticos llegan a secarse, debido a que el agua de la lluvia es la única fuente de ingreso de aguas que reciben y que les permite renovar el agua que presentan estancada.

En todos los ecosistemas lénticos podemos distinguir tres zonas bien marcadas:

  • Zona litoral: es el área más cercana a la región terrestre, con una gran cantidad de especies de flora y fauna. Tiene muy poca profundidad y recibe gran cantidad de luz solar. Los seres vivos que habitan en esta zona del ecosistema léntico tienen una gran cantidad de oxígeno y nutrientes a su disposición, favoreciendo así, el dinamismo que caracteriza a la zona litoral.
  • Zona linmética: se sitúa en el centro del ecosistema, siendo la región intermedia en la que habitan la mayor cantidad de peces que constituyen el ecosistema léntico.
  • Zona profunda: apenas cuenta con luz solar y se caracteriza por los sedimentos que son depositados en el fondo y por la presencia de algunos peces y moluscos.

Ahora que hemos visto qué son los ecosistemas lénticos y sus características principales, pasemos a conocer más de cerca algunos ejemplos de estos en el siguiente apartado.

Ecosistemas lénticos: qué son y ejemplos - Qué son los ecosistemas lénticos y sus características

Ecosistemas lénticos: ejemplos

Los diferentes ecosistemas lénticos presentan diferencias en cuanto a su profundidad y dimensiones, lo cual al mismo tiempo está directamente relacionado con la cantidad de biodiversidad que albergan. Estos son los diferentes ejemplos de ecosistemas lénticos que encontramos en la naturaleza:

Lagos y lagunas

Son los ecosistemas lénticos más representativos y cuentan con una extensión mediana-grande, así como con una profundidad que llega a alcanzar los 2.000 metros en algunos lagos profundos.

En este otro artículo te hablamos más de estos tipos de ecosistemas explicándote la Diferencia entre lago y laguna y sus características.

Humedales y pantanos

Ambos se caracterizan por ser muy poco profundos, lo cual está directamente relacionado con la gran cantidad de especies vegetales que albergan, así como de anfibios y reptiles.

Estanques

Son ecosistemas acuáticos lénticos artificiales, ya que son creados por el ser humano con el objetivo de almacenar agua en estructuras cerradas para algún fin concreto, como por ejemplo, la cría de peces.

Charcos

Son los ecosistemas acuáticos con aguas estancadas de menor tamaño. Estos ecosistemas lénticos son ideales para proporcionarle agua a animales de diversos grupos que se encuentren pastando, sobrevolando o simplemente recorriendo los alrededores del charco.

Esteros

Estos ecosistemas lénticos tienen la apariencia de un pantano de gran tamaño. Se forman normalmente debido al desbordamiento de algún río o laguna durante los meses de invierno y fuerte lluvias, quedando las aguas estancadas en las áreas planas que constituyen el estero.

Ecosistemas lénticos: qué son y ejemplos - Ecosistemas lénticos: ejemplos

Diferencia entre ecosistemas lénticos y lóticos

Las principales diferencias entre los ecosistemas lénticos y los ecosistemas lóticos son dos: su movimiento o comportamiento y sus zonas o partes principales en las que se dividen.

Comportamiento de los ecosistemas lénticos y lóticos

Como hemos ido descubriendo a lo largo de este artículo, la principal característica de los ecosistemas lénticos es que sus aguas permanecen siempre estancadas, sin ningún tipo de flujos o corrientes. En contraposición, las aguas de los ecosistemas lóticos son de gran dinamismo, caracterizadas por fluir en una sola dirección principalmente.

Partes de los ecosistemas lénticos y lóticos

Por otro lado, ya hemos visto cómo los ecosistemas lénticos presentan tres zonas en su estructura (litoral limnética y profunda), mientras que los lóticos están constituidos por una zona de rápidos (corrientes de agua muy rápidas que impiden la deposición de materiales en las áreas inferiores) y la zona de remansos (situada en profundidad, con corrientes de agua de mayor lentitud y en la que se acumulan diversos sedimentos, como por ejemplo, limo).

Si deseas leer más artículos parecidos a Ecosistemas lénticos: qué son y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ecosistemas.

Bibliografía
  • Schindler, D. & Scheuerell, M. (2002) Habitat coupling in lake ecosystems. Oikos 98: 177–189.
  • Ward, J. (1989). The four-dimensional nature of lotic ecosystems. Benthol. Soc. 8: 2–8
  • Roselli, L., Fabbrocini, C.& D’Adamo, R. (2009) Hydrological heterogeneity, nutrient dynamics and water quality of a non-tidal lentic ecosystem (Lesina Lagoon, Italy). Estuarine, Coastal and Shelf Science 84: 539–552.

Escribir comentario sobre Ecosistemas lénticos: qué son y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Ruth Noemí Quirós OLivera
Muy interesante el artículo. Estoy aprendiendo muchas cosas que no sabía

Ecosistemas lénticos: qué son y ejemplos
1 de 3
Ecosistemas lénticos: qué son y ejemplos

Volver arriba