Compartir

Fungicidas caseros para orquídeas

 
Por Javier Sánchez, Biólogo. 12 septiembre 2018
Fungicidas caseros para orquídeas

Las orquídeas son una de las familias de plantas ornamentales preferidas por la gente para cultivar. La belleza de este grupo de plantas radica en su gran variedad de formas y llamativos colores. Sin embargo, como cualquier planta, también se ven expuestas a distintas plagas y enfermedades producidas por insectos, bacterias, virus u hongos.

A la hora de tratar estas enfermedades, nos podemos ayudar de productos como insecticidas, bactericidas o fungicidas, tanto comerciales como de elaboración casera. En Ecología Verde nos centraremos en los fungicidas caseros para orquídeas y en cuáles son los hongos más comunes en orquídeas.

También te puede interesar: Fungicidas caseros

Principales hongos en las orquídeas

Los hongos son una de las principales amenazas de las orquídeas, pero que podemos combatirlos con éxito si los detectamos a tiempo. Por lo general, se ven como manchas oscuras en las hojas y en las flores. También pueden detectarse como cambios en la coloración de las hojas hacía tonos más marrones, negros o gris, según las condiciones y el tipo de planta.

La aparición de hongos en las plantas es facilitada por un exceso de humedad o una retención de aguas, altas temperaturas y poca ventilación. Algunos de los hongos más habituales en orquídeas son:

Podredumbre negra de las hojas, pseudobulbos o raíces (Black Rot)

El hongo causante de estas enfermedades pertenece a Phytophthora sp. o Pythium sp. y se manifiesta como una mancha negruzca rodeada por un halo amarillento en casi todas las partes de la planta (a excepción de las flores). Una vez que la enfermedad progresa hacía los pseudobulbos o las raíces, puede llegar a provocar su muerte. Además de una elevada humedad, también se propaga por el uso de herramientas mal desinfectadas o heridas abiertas.

Podredumbres florales y foliares

Estas infecciones son en su mayoría debidas al hongo Botrytis spp. Este hongo ataca tanto a flores como hojas. Estas infecciones son fácilmente reconocibles, ya que los tejidos atacados se vuelven blandos y sobre los pétalos se forman manchas ovaladas o redondas.

Antractosis

El hongo causante de esta enfermedad es Glomerella spp. Se caracteriza por la presencia en las partes aéreas de la planta de manchas oscuras redondeadas y deprimidas, que se encuentran separadas por partes sanas.

Manchas foliares

Son producidas por el hongo Fusarium spp. y se caracteriza por producir manchas negras irregulares que confluyen para formar áreas necróticas en las hojas. Esta enfermedad puede producir una detención del crecimiento de la planta.

Fungicidas caseros para orquídeas

Si bien, podemos evitar la aparición de hongos en nuestras orquídeas favoreciendo la ventilación o desinfectando las herramientas de trabajo, una vez aparecidos los hongos, es posible tratarlos mediante la aplicación de fungicidas. Muchos de estos fungicidas pueden ser elaborados a partir de sustancias de uso cotidiano en casa. Algunos ejemplos de fungicidas caseros para orquídeas son:

Canela

La canela es uno de los productos habituales en la cocina o que podemos conseguir fácilmente. Para tratar las infecciones, podemos usarla en polvo o fabricar una pasta con pegamento, que consiste en mezclar canela en polvo con pegamento blanco líquido para formar una pasta espesa y color café. Una alternativa al uso del pegamento es el aceite de cocina, aunque en este caso hay que utilizar más canela.

Té de harina de maíz

Consiste en colocar una taza de harina de maíz en agua hervida. Se daja reposar un par de días y se pulveriza para utilizarlo como Spray.

Ajo

El ajo sirve para controlar los hongos debido a su elevado contenido en azufre. La preparación consiste en licuar 5 a 10 dientes de ajo en medio litro de agua. Luego filtraremos y maceraremos la mezcla 1 hora, antes de aplicarla. También se puede aplicar cada unos 15 días.

Bicarbonato

El bicarbonato es útil en la lucha contra los hongos, debido a que consigue subir el pH del medio. La preparación consiste en mezclar una cucharada de bicarbonato en un litro de agua. Luego, le añadiremos un chorrito de jabón y otro de aceite y lo podremos aplicar sobre la planta. La mezcla se deberá aplicar cada semana y después de las épocas de lluvia.

Vinagre

El vinagre es otro elemento habitual en las cocinas. Su efecto contra los hongos es parecido al del bicarbonato, solo que en lugar de elevar el pH, lo baja. La preparación consiste en mezclar una cucharada de vinagre en un litro de agua y aplicarlo dos veces por semana, después de las lluvias.

Fungicidas caseros para orquídeas - Fungicidas caseros para orquídeas

Cómo echar canela a las orquídeas

Ya lo hemos comentado en el apartado anterior, pero merece la pena hacer un inciso para explicar más en profundidad el método de la canela como fungicida para las orquídeas, entre otras cosas, porque es uno de los más utilizados.

El método de aplicación de la canela a nuestras orquídeas va a depende de su forma. De tratarse de canela en polvo, la aplicaremos directamente sobre el área infectada. Si, en cambio, se trata de pasta de canela hecha con pegamento o cualquier otra sustancia, untaremos bien la pasta sobre el sitio de la infección. El pegamento blanco, aunque es soluble en agua, aguanta bien los riegos, por lo que no hay problema en aplicarlo en aquellas orquídeas en las que se riegue con frecuencia

Fungicidas caseros para orquídeas - Cómo echar canela a las orquídeas

Si deseas leer más artículos parecidos a Fungicidas caseros para orquídeas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Fungicidas caseros para orquídeas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Fungicidas caseros para orquídeas
1 de 3
Fungicidas caseros para orquídeas

Volver arriba