Compartir

Trasplantar una orquídea: cómo y cuándo hacerlo

 
Por Mª Belén Acosta. 8 abril 2019
Trasplantar una orquídea: cómo y cuándo hacerlo

A la hora de trasplantar una orquídea es necesario tener un par de conocimientos básicos para que el proceso tenga éxito. Aquí, en EcologíaVerde, vamos a enseñarte a trasplantar una orquídea correctamente, cómo y cuándo hacerlo, los materiales que hay que usar y los pasos.

Además, en este artículo también conocerás los pasos a seguir para trasplantar orquídeas con flores a otro recipiente, más amplio o de un material más adecuad, o a trasplantarlas a un tronco.

Cuándo trasplantar una orquídea

Las orquídeas son plantas que no suelen necesitar ser trasplantadas con regularidad, de hecho, se recomienda de forma general que se haga cada dos años como máximo. Igualmente puede haber otros factores que te indiquen que tu orquídea necesita un trasplante:

  • Cuando el recipiente, maceta o parterre donde se encuentra la planta se haya quedado pequeño. Si las raíces de nuestra planta empiezan a desbordarse en demasía es un indicativo de que la orquídea se encontrará mejor en un espacio un poco más holgado. Aun así, es bueno recordar que cuanto más cerrado sea el lugar donde crece, la floración será más abundante.
  • Cuando el sustrato se ha compactado y no drena de manera óptima. Esto provoca que la retención de agua se agudice y que partes de la planta se descompongan por exposición al agua de forma continuada.
  • Cuando la planta se encuentra deteriorada por una posible plaga o infección de hongos. Este suceso es fácilmente reconocible ya que las raíces presentan una coloración parda o más oscura de lo habitual, además, sus hojas de color verde intenso se amarillean. Si detectas que es el caso, también te recomendamos este otro artículo sobre Fungicidas caseros para orquídeas.

No olvides que en caso de trasplantar una orquídea se debe realizar cuando la planta se encuentra en estado de letargo, justo después de la floración.

Trasplantar una orquídea: cómo y cuándo hacerlo - Cuándo trasplantar una orquídea

Cómo trasplantar una orquídea a una maceta más grande

Antes de trasplantar la orquídea es importante que el sustrato de la planta esté ligeramente humedecido para que, al sacar las raíces, evites roturas y posibles heridas. Tanto las herramientas que se utilicen para realizar una poda ligera de partes de la planta en mal estado, pues hay que aprovechar el momento del trasplante para cuidar este aspecto, como el recipiente donde vayamos a plantarla deben estar limpios y desinfectados. Aquí te contamos todo sobre la Poda de las orquídeas. También te recomendamos que utilices fungicidas durante este proceso para prevenir posibles enfermedades durante el trasplante.

Para trasplantar un orquídea a una maceta más grande porque se le ha quedado demasiado pequeña la actual, sigue estos sencillos pasos:

  1. Elige un recipiente transparente o que permita que las raíces puedan captar la luz del sol con facilidad para realizar la fotosíntesis. Existen macetas para orquídeas que ya incorporan un fondo para facilitar el drenaje.
  2. Coloca en la nueva maceta guijarros o bolitas de cerámica expandida que puedes encontrar en cualquier jardinería. El resto debe ser cubierto con sustrato especial para orquídeas, con base de pino o abeto, evitando compactarlo para que las raíces se muevan con libertad.
  3. En el caso de que hayas cortado raíces en mal estado es mejor reservar la planta sin regarla durante un par de días para que las heridas producidas por la poda se cierren para evitar infecciones.
  4. No es recomendable utilizar mucho abono. Es mejor dejar que pase un tiempo antes de administrarle una dosis más generosa. Utiliza siempre abono específico para orquídeas.
  5. Coloca de nuevo a tu orquídea cerca de una zona iluminada y con una temperatura moderada para facilitarle el crecimiento.

Cómo trasplantar una orquídea a un tronco

Otra opción para cambiar una orquídea de recipiente o soporte es que la ubiques en el tronco de un árbol, ya que estas en la naturaleza crecen sobre ellos. Si en tu casa dispones de jardín o terreno con algún árbol, esta puede ser una forma muy creativa de decorar aún más tu zona exterior, ofreciéndole a la planta todo lo que necesita para crecer bien. Trasplantar una orquídea a un tronco es muy sencillo con estos pasos:

  1. Escoge el tronco al que vas a trasplantar la orquídea. Evita que sean troncos viejos o resinosos para protegerla de las exudaciones tóxicas y que sea de follaje abundante para proporcionarle la sombra que necesita. Es muy importante que las orquídeas no reciban luz solar de forma directa.
  2. Elige el tipo orquídea a trasplantar, pero recuerda que no todas son aptas para este tipo de trasplante. Las más utilizadas son las Phalaenopsis, Cattleyas, Vandas o Dendrobium entre otras.
  3. Utiliza hilos para sujetar la orquídea al tronco. Evita utilizar alambre porque al oxidarse perjudicaría a la planta.
  4. Incorpora un poco de sustrato para que se adhiera con mayor facilidad al soporte que has creado. Utiliza una maya o red de tela para colocarlo.
  5. Riega las raíces de la orquídea para asegurarte de que está bien hidratada. Quizás al estar sobre el tronco el agua que reciba no sea suficiente para mantener las raíces hidratadas.
  6. Utiliza fungicidas y abono para mejorar su crecimiento. Al estar plantada sobre un tronco, este puede generar sus propias enfermedades que, a su vez, pueden contagiar a la orquídea. Observa que las raíces tengan el color adecuado y que las hojas no estén amarillentas.
Trasplantar una orquídea: cómo y cuándo hacerlo - Cómo trasplantar una orquídea a un tronco

Trasplantar orquídeas con flores

Por último, si acabamos de comprar nuestra orquídea y queremos trasplantarla a una maceta mejor aún en plena floración, es necesario seguir unas pautas:

  1. Quita todo el sustrato, es decir la corteza de pino, para retirar la orquídea con mucho cuidado.
  2. Coloca la planta en floración en el nuevo recipiente donde tendrás que agregar el nuevo sustrato.
  3. Asegúrate de que tiene espacio para que las raíces se muevan con libertad pero que esté bien sujeta.
  4. Utiliza tutores para mantener la forma de los tallos y ayudarles a aguantar el peso de las flores en este proceso de trasplante y adaptación, pues es sin duda la opción más que recomendable.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trasplantar una orquídea: cómo y cuándo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Trasplantar una orquídea: cómo y cuándo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Trasplantar una orquídea: cómo y cuándo hacerlo
1 de 3
Trasplantar una orquídea: cómo y cuándo hacerlo

Volver arriba