Remedios naturales

Melisa: propiedades, para qué sirve y contraindicaciones

 
Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 15 marzo 2024
Melisa: propiedades, para qué sirve y contraindicaciones

El nombre científico de la melisa es Melissa officinalis L. y se le conoce con diversos nombres comunes como melisa, sándalo, limoncillo, toronjil, menta melisa, hoja de limón, entre varios otros. Se utiliza mucho en aromaterapia ya que sus propiedades calmantes la han posicionado como una de las plantas medicinales más buscadas en las terapias alternativas. Desde antiguas generaciones también se usa como una cura natural que no falta en los hogares que buscan un remedio efectivo. Además, tiene otras propiedades interesantes que quizás aún no conoces. Es originaria de la zona del Mediterráneo, pero por su frecuente uso se ha adaptado a casi cualquier clima templado y, por tanto, su uso está extendido a todo el mundo. Algunas de las propiedades de la melisa son digestivas, antiinflamatorias, antioxidantes y sedantes, por lo que sirve para calmar estados nerviosos y mejorar el sueño, reducir problemas digestivos y más.

Si quieres saber más sobre las propiedades de la melisa, para qué sirve, cómo tomarla y sus contraindicaciones, quédate con nosotros en EcologíaVerde y descubre esta guía.

Índice

  1. Propiedades de la melisa
  2. Para qué sirve la melisa y sus beneficios
  3. Cómo tomar melisa
  4. Contraindicaciones de la melisa
  5. Efectos secundarios de la melisa

Propiedades de la melisa

La melisa contiene principios activos como flavonoides, ácido cafeico y clorogénico, aceite esencial con citral, citronelal y limonelo, de lo que se derivan las siguientes propiedades:

  • Antiespamódicas
  • Digestivas
  • Estimulantes
  • Antiinflamatorias
  • Coleréticas
  • Antisépticas
  • Antioxidantes
  • Balsámicas
  • Sedantes
  • Aperitivas
  • Carminativas
  • Antivirales
  • Cicatrizantes
Melisa: propiedades, para qué sirve y contraindicaciones - Propiedades de la melisa

Para qué sirve la melisa y sus beneficios

A continuación, explicamos los principales beneficios de la melisa.

Calma y ayuda a dormir mejor

Sirve para malestares relacionados con el estrés dado que actúa sobre el sistema nervioso. Es una de las plantas que más ayudan a conciliar el sueño. Es sabido que gran parte del insomnio que se padece en la actualidad proviene de la ansiedad moderna. La melisa, al aumentar la actividad de los neurotransmisores, reduce los niveles de ansiedad y permite que el sueño sea profundo y más reparador.

Cuando el insomnio es de origen nervioso, funciona como un buen sedante. La melisa es utilizada cuando se requiere calmar el estrés, ya que a través del ácido rosmarínico que contienen sus hojas, se obtiene una sensación de tranquilidad. Se aconseja utilizarla combinando con manzanilla para potenciar los efectos positivos, ya que, al padecerse estrés, los malestares estomacales son un resultado natural.

Es efectiva también en casos de ansiedad, promoviendo relajación del sistema nervioso.

Ayuda con problemas digestivos

Esta planta es muy valorada por sus propiedades sanadoras de afecciones estomacales, porque funciona como un tónico que alivia. Al ser carminativa y antiespasmódica permite que los espasmos intestinales se presenten en menos cantidad, baje la inflamación del intestino y se reduzcan los cólicos, por lo que los gases serán más fácilmente expulsados.

Los gases intestinales son incómodos y si la persona padece síndrome de intestino irritable serán de gran dolor, por eso, tomar una infusión de melisa es provechoso para mejorar el malestar. Al reducir la irritación, también protege el sistema digestivo que está en crisis, por eso se usa mucho en casos de dispepsias y meteorismos.

Mejora el herpes labial

La melisa tiene propiedades antivirales y se ha utilizado para reducir los síntomas del herpes labial. Cabe aclarar que este virus no se elimina, sino que se buscan soluciones para poder reducir los síntomas. Recordando que la melisa actúa sobre el sistema nervioso, es interesante saber que ayuda a tratar el herpes por la misma vía, puesto que este usa al sistema nervioso para desplazarse asentándose sobre las fibras nerviosas y ganglios nerviosos. Aplicar melisa ayudará a reducir el tiempo de alivio para sanar ampollas dolorosas.

Cómo tomar melisa

La forma más común de tomar esta planta es por medio de una infusión. No conviene hervir o hacer en decocción las plantas medicinales porque se pueden destruir algunos de sus componentes, afectando a la calidad de sus propiedades. La forma correcta de tomarla es por medio de una infusión, como te explicaremos a continuación, y aquí puedes adquirir esta planta medicinal lista para infusionar:

Preparación de la infusión de melisa

  1. Pon agua a hervir.
  2. Cuando hierva, viértela en una tetera o directamente en una taza.
  3. Añade las hojas de melisa.
  4. Tapa la tetera o la taza y déjala reposar por al menos 1 minuto.
  5. Si tienes la infusión en la tetera, sírvela en la taza. Si la tienes en la taza para infusiones con tapa, retira la tapa y la rejilla con las hierbas y ya podrás tomar la infusión. Se bebe cuando todavía está tibia, pues el calor facilita todavía más relajación.

En estos enlaces puedes comprar una tetera y una taza para infusiones, la cual lleva la cesta y la tapa, igual que una tetera, pero es más útil si solo quieres preparar una dosis.

Dosis de infusión de melisa y recomendaciones

  • Mejorar el sueño: para que los bebés mayores de un año concilien mejor el sueño se recomienda añadir un poco de infusión de melisa poco concentrada en su biberón de leche. No hay que hacerlo en cada biberón, sino puntualmente o en el que se le dé antes de ir a dormir por la noche. Los adultos también pueden usar la melisa para dormir y así beneficiarse de esta planta para tener un sueño reparador. En este caso basta con hacer la infusión de melisa, pero si se quiere un mayor efecto se puede añadir un poco de valeriana o un poco de anís estrellado, anís verde, espino y valeriana, a partes iguales.
  • Limpiar el hígado: se puede tomar una infusión con 10 gramos de melisa, romero, caléndula, cúrcuma, manzanilla y semillas de anís. Se recomienda una taza con cada comida hasta mejorar.

Otras formas de tomar melisa

Para tomar melisa también puedes optar por otros formatos como las pastillas en forma de comprimidos o cápsulas y el formato del extracto en gotas. En estos enlaces puedes comprarlos:

Melisa: propiedades, para qué sirve y contraindicaciones - Cómo tomar melisa

Contraindicaciones de la melisa

Tiene una toxicidad leve y como en el resto de las plantas medicinales, todo depende de la cantidad y frecuencia con que se bebe.

No obstante, hay que tener en cuenta que sí hay algunas contraindicaciones de la melisa en casos concretos. Así, no la deben tomar personas con:

  • Epilepsia
  • Gastritis
  • Úlceras
  • Colitis
  • Hepatopías (patologías del hígado)

Efectos secundarios de la melisa

Consumir la planta en exceso, ya sea durante mucho o tiempo o muy concentrada en una o pocas veces, puede provocar:

  • Somnolencia durante el día
  • Mareos
  • Cierta confusión
  • Pérdida de reflejos

Si además se está tomando junto con otros depresores del sistema nervioso central o relajantes, puede ser que haya dolor de cabeza, dolor al orinar y aumento de la temperatura.

Como ves, las propiedades de la melisa y sus beneficios pueden ayudarnos mucho. Si quieres descubrir más sobre algunas plantas medicinales, te invitamos a conocer Las mejores infusiones para dormir.

Si deseas leer más artículos parecidos a Melisa: propiedades, para qué sirve y contraindicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Remedios naturales.

Bibliografía
  • Muñoz, O., Montes, M., Wilkomirsky, T. (2001). Plantas medicinales de uso en Chile: química y farmacología. Chile: Universidad de Chile, Vicerrectoría de Asuntos Académicos, Comité de Publicaciones Científicas.
  • Cebrián, J. (2002) Diccionario de plantas medicinales. Barcelona: RBA Libros.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Melisa: propiedades, para qué sirve y contraindicaciones